InicioÍndiceGaleríaBuscarMiembrosFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Vie Oct 15, 2010 5:38 am

Hola soy nueva y quiero enseñarles el fan fic que estoy haciendo slaudos y espero críticas.
CAPITULO I
LA HISTORIA SEGÚN GOKU:
Ahora que la veo dormir, pienso en cómo ha cambiado la situación. Y pensar que tan solo hace dos meses, me hubiera marchado con Kamishama, replanteándome su aburrida oferta, de irme a vivir al templo. Por lo menos, entrenaría arduamente; sería mucho más fuerte que Piccoro y le vencería, si decidiera cumplir su amenaza. Recuperaría mi libertad e independencia, viviendo quien sabe que, quizás, nuevas y apasionantes aventuras. Pero eso es lo que pensaba antes, hace tan solo dos meses.
Creo, que fue una semana después de la fiesta que se celebró por nuestra boda, cuando pensé en irme y disculparme por no poder cumplir la promesa. Realmente no sabía lo que significaba la palabra “matrimonio” y yo, por no ser desleal, cumplí con mi palabra. No tenía ni la más remota idea, de donde me estaba metiendo. Ya me lo advirtieron Krilin y hasta la misma Bulma, en el torneo. Lo que sigo sin entender, fue el codazo que me propinó Yamcha, diciendo después: “No sabes la suerte que tienes Goku, estar con una chica así en tu noche de bodas”.
En fin que volviendo al tema, como a mí no me asusta nada, o al menos eso creía, me metí de lleno en esto, sin pensar, simplemente dejándome llevar.
Estaba convencido de que ya había cumplido con mi palabra, el mismo día de la ceremonia. Incluso aquello no estaba tan mal. Había mucha comida…. ¡una gran cantidad de ella!, un pastel enorme, infinidad de gente celebrándonos, música…. Claro, que alguna cosa que otra me incomodó bastante y hasta me molestó, como lo del beso en los labios, que Chichí me dio en mitad de toda aquella gente abochornándome, que luego inexplicablemente empezarían, a aplaudir como locos.
Chichí, constantemente se agarraba de mi brazo, apretándolo fuertemente contra su cuerpo; algo que realmente me daba mucha vergüenza y asfixia. Pero a ella, se la veía muy feliz y resplandeciente ese día, cosa que extrañamente me agradaba y me hacía sentir muy bien.
Pero “El matrimonio” no acababa con la boda, sino todo lo contrario, ya que justo después de la ceremonia, era cuando todo empezaba.
Lo más raro fue cuando llegamos a lo que de ahora en adelante, seria “nuestra casa”. El padre de Chichí, al que yo llamaba “papá” desde antes de la boda por capricho o antojo del mismo, nos regaló una casa justo en las montañas donde yo había vivido de pequeño. Un detalle que me gustó muchísimo y me hizo una gran ilusión, ya que no me simpatizaba mucho la idea, de vivir en aquel enorme castillo, al que salvé de las llamas. Volvería a vivir en aquellos parajes y respiraría de nuevo, el aire de la montaña Paoz, donde fui tan feliz con mi querido abuelo.
Una vez en la casa, mis tripas sonaron por cuarta vez, desde que llegamos. A Chichí no le importó cocinarme algo para cenar, incluso estaba ilusionada con la idea de que probase su comida, y yo también lo estaba. Lo que Chichí me había preparado estaba delicioso, más incluso que la comida del banquete. Yo muy sincero, no tardé en comunicárselo a lo que ella, me respondió con una sonrisa y una frase un tanto extraña: “Es porque lo he hecho para ti con todo mi amor”. Lo devoré todo sin percatarme de que quizás ella también quería un poco, de su propia comida, pero parecía no tener hambre ya que todo el rato me miraba embelesada, mientras sonreía. Aquello del matrimonio empezaba bien……pero más tarde después de cenar, todo dio un giro inesperado para mí.
No había tenido tiempo para entrenar en todo el día, ya que me lo prohibieron los sirvientes del castillo, pero aun así, me sentía cansado. Mis ojos se cerraban poco a poco, y aun todavía sentado en una dura silla de madera, situada en la cocina, Chichí se colocó tras de mí, y empezó a despojarme de la incómoda corbata, algo que agradecí. Me habían puesto ese fatigoso traje para la boda pero….¡¡no tenía idea de cómo se quitaba!! Chichí me despojó también de la chaqueta y desabotonó mi camisa. No sabía el por qué, pero la note nerviosa y sus manos temblaban, hasta que posó los dedos en mis hombros y los comenzó a masajear. Se sentía muy, pero que muy bien, pero por alguna extraña razón, inclinó su cuerpo y se acercó peligrosamente, hasta el punto de besar mi cuello, recorriendo con sus pequeñas manos mi abdomen, introduciendo poco después, su mano derecha dentro de mi pantalón, para agarrar mi…….
Yo instintivamente, salté de mi asiento, como si me hubiera afectado una descarga eléctrica. ¿¡Que rayos estaba haciendo?¿por qué me estaba haciendo esas cosas? Me incomodaba mucho que se acercara tanto a mí. Nadie en toda mi vida había estado tan cerca de mi cuerpo, a no ser que me estuviera retando a una pelea, o estuviéramos inmersos en la propia. Y mucho, pero mucho menos, había intentado tocarme “ahí”.
Di tal brinco de la silla, que hasta la tire al suelo, asustando a Chichí. Pensé que se había vuelto loca, o me estaba invitando a un combate, algo que deseché enseguida. Ante mi reacción, su cara era de un completo desconcierto, pero yo no estaba menos confundido que ella.
-¿Qué….que te pasa Goku?, ¿acaso hice algo mal?-Dijo ella con mirada triste y desconcertada.
-No, no es nada es solo que tengo algo de sueño jejejeje-. Reí nervioso con una mano atrás de mi cabeza.
-Pero esta noche no es para dormir, no te puede dar sueño ahora.- Dijo cambiando su tono de voz a uno que yo nunca le escuché, acercándose de nuevo a mí, mientras caminaba y movía su cuerpo al compás, de una forma muy extraña.
No sabía a ciencia cierta que me pasaba, pero verla comportarse así me incomodaba mucho, quería que parara y se alejara.
-Goku, esta noche te demostrare cuanto te amo y el tiempo que he deseado que llegara este momento.- Dijo por último, antes de poner sus labios sobre los míos y tirarme literalmente al suelo, con sus brazos enrollados alrededor de mi cuello.
Sentí la necesidad de salir corriendo de allí, y fue lo que hice……
-Chichi…lo siento, pero…..tengo, tengo que irme….adiós. –Dije muy nervioso y cardiaco, levantándola de mi regazo sin mucho esfuerzo, para salir de la casa y adentrarme en el oscuro bosque, donde pasaría allí la noche.
Sentado en la rama más alta de aquel abeto, todavía podía oír el llanto de Chichi, y eso estaba bastante lejos de la casa. No era mi intención hacerle daño, o que sufriera, ya que ni siquiera sabía el por qué se estaba comportando así, y el por qué mi ausencia aquella noche, le causó tanto dolor.
Fueron unos dos días los que estuve fuera de casa. El tiempo pasó rápido y realmente no tenía la intención de volver ya que no había terminado mis entrenamientos. Pero tuve hambre y recordé que Chichí cocinaba delicioso. Así que volví. Pensé que lo de aquella noche fue una tontería y Chichí sería la de siempre.
-Hola Chichí estoy de nuevo aquí….he vuelto.- Dije vociferando, mientras ponía un pie en el recibidor de aquella casa, la cual se suponía era mía, y aun no había visto, más allá de la cocina.
Fue curioso, cuando vi encima de una de las butacas, el bonito vestido de boda de Chichí. Pensé que una vez que alguien se casaba, llevaría todo el tiempo puesta esa clase de ropa. Distraído, una voz me saco de mi ensimismamiento.
-Ahí, ¿estás aquí?-. Dijo Chichi tras de mí, sin mucho entusiasmo.
-Si ya estoy aquí, he entrenado mucho estos dos días y me muero de hambre. ¿Qué has preparado?-. Dije sonriente, percatándome de que estaba vestida igual que el día del torneo, así que estaba feliz porque la Chichí de siempre había vuelto, y no habría más escenas raras como la de aquella noche….o eso pensaba yo.
-Nada…..yo no tengo hambre.-Dijo muy seria sin ni siquiera mirarme.
-Bueno pues…..entonces creo que iré al bosque a comer unas manzanas de un árbol que hay cerca de aquí….Hasta luego…-Dije haciendo un gesto de despedida con la mano, en el quicio de la puerta, cuando Chichí de nuevo me hablo.
-Tu ropa….tu traje…tu traje de novio está destrozado. La camisa ya no tiene botones y le falta una manga. Y los pantalones no se quedan atrás, están roídos y sucios. Hay montón de “Gi” en el armario de nuestra habitación. Nuestra habitación….nuestra habitación está en la parte de arriba, la primera puerta a la izquierda. –Dijo mirando hacia abajo con una voz muy triste.
-Gracias…. iré a cambiarme. Estoy mucho más cómodo con mi traje de combate, es más resistente en los entrenamientos.-Dije dirigiéndome a la susodicha habitación.
La noche llegó y de nuevo volví a casa. Añoraba dormir en una cama, ya que aquellas tres noches durmiendo en la copa de un árbol, eran algo bastante incomodas.
Todo estaba oscuro y en silencio. Yo pensé que Chichi seguramente se había ido a dormir, pero no sabía en qué habitación estaba hasta que algo vino a mi mente. Y lo que vino a mi mente fue la voz de Chichi diciendo: “Nuestra habitación”. Eso quería decir, que los dos compartiríamos el mismo lugar para dormir. Pero el hecho de dormir con ella, no me importó ya que realmente eso me gustaba, me sentí muy solo cuando mi abuelo murió, y lo que más añoraba era dormir con él.
Entré en la habitación, y la vi echa un ovillo con las rodillas encogidas bajo las sabanas, asomando solo una parte de su cabeza al exterior. Verla así en plena oscuridad, iluminada por la luna, me pareció gracioso.
Después de quitarme el kimono, y las botas, me metí en la cama. Rápidamente me quedé dormido, ya que aquella cama era enorme y muy cómoda.
Cuando llevaba varias horas dormido, me desperté un poco, aun soñando, con los ojos entrecerrados y agudizando lo poco que tenia de vista. Por instinto y nostalgia, sin saber lo que hacía, abracé fuertemente contra mí, el cuerpo que tenía cercano, como si fuera una almohada, como cuando era niño y dormía con mi abuelo Gohan. Pasé mi brazo bajo la cintura de Chichí, rodeándola, mientras apoyaba mi cabeza en su hombro. Era muy relajante y reconfortador, notar su respiración, el olor de su cabello y la suavidad de su piel, así como los pequeños y leves sonidos, que hacía con la boca. No sabía por qué, pero el notar esos pequeños detalles, me hacía abrazarla más fuerte contra mí. Poco después, fui despertado por un golpe muy fuerte en mi mejilla, y la luz de la habitación encendida, que me deslumbró, haciéndome daño en los ojos.
-¿¡Se puede saber que estabas haciendo!!-. Dijo Chichí furiosa, dándome de nuevo otra bofetada. -¡¡FUERA…..FUERA DE AQUÍ!!- Volvía de decir violenta y muy alterada.
-¿Pero Chichí que pasa? Yo creía que esta era mi habitación también. -Dije confuso sobándome el rostro, con sus dedos aun marcados en él.
-¡¡Vete no tienes ningún derecho a dormir conmigo!! ¡¡Solo los esposos duermen juntos!! ¡¡Y tu…….!! Tu aun no eres mi marido….aún no hemos consumado nuestro matrimonio…-Dijo de golpe cambiando su estado de rabia a tristeza, con montones de lágrimas en sus ojos amenazando con salir. –Así que vete y duerme en el sofá o fuera de casa como lo has hecho estos días atrás. Vete por favor, quiero dormir sola.- Dijo por último, introduciéndose de nuevo entre las sabanas y tapándose hasta la cabeza con ellas.
“¿Consumar el matrimonio?”. No sabía ni por asomo a que se estaba refiriendo, y aun todavía, no lo sé.
Perplejo, la sentía sollozar y realmente lo me apenaba en el alma. No me gustaba verla así y más saber que sufría por algo, pero…¿Qué podía hacer yo?, ¿qué era lo que le estaba pasando?, ¿por qué se enfadaba conmigo y actuaba de esa forma tan extraña? Sin más, salí de la habitación, por miedo a otra bofetada o agresión, seguida de una regañina.
Después de aquello, todos los días eran iguales. Yo dormía abajo en el sofá, y me levantaba muy temprano en la mañana, para entrenar. Chichí apenas me dirigía la palabra o me miraba y cuando lo hacía, era para soltarme algún reproche o reprimenda. Siempre estaba enfadada, nunca la veía sonreír, como los días del torneo o el día de la boda. Tampoco comía o cenaba conmigo. Siempre que llegaba a casa después del entrenamiento, tenía un gran banquete esperándome en la cocina para mí, pero mientras, ella estaba haciendo la comida o limpiando la casa, y cuando volvía por las noches, ya estaba dormida. Definitivamente, ella no era feliz y yo tampoco. Así que lo más aconsejable, sería que me marchase al palacio de Kamisama, como me propuso anteriormente en el torneo. Y eso iba a hacer, después de terminar con mi entrenamiento en el bosque, aquella mañana.
Hacía mucho calor en el bosque y estaba sudando, por el esfuerzo del entrenamiento. Me quité la parte de arriba de mi “Gi” y bebí un poco de agua, de un estanque cercano, para refrescarme. Después me tumbé en la hierba y bajo la sombra de un enorme árbol, cerré los ojos, con los brazos colocados bajo mi cabeza.
Comencé a pensar, y no en cosas muy agradables. Sentía un gran nudo en mi pecho cuando pensaba en Chichí, y que por mi culpa, o por algo que se le escapaba a mi razón, estaba triste. Cumplí mi promesa como le prometí, pero aun así, ella no era dichosa. Yo me sentía feliz, cuando los demás también lo estaban. Pero que Chichí estuviera triste me afectaba más de lo que me podía imaginar. La verdad, es que no sabía qué clase de cosas hacia un marido, y desde la noche posterior a la boda, cuando se comportó de ese modo tan raro, no me dirigía la palabra…. ¿Cómo iba a preguntarle? Me acordaba del día de la boda, cuando se reía y sentía que yo también quería reír, era algo extraño….
Una voz me saco de mis pensamientos y cuando me incorpore, pude ver que era Chichí, quien estaba enfrente de mí. Tenía los brazos en posición de combate y su gesto era juicioso, clavando sus ojos en los míos, como si me estuviese retando.
-Quiero que entrenemos juntos- Dijo directa, y con voz muy seria.
-Pero Chichí…..yo….podría hacerte daño, tu nivel de pelea es muy inferior al mío, podrías….-Decía perplejo por su proposición, cuando fui interrumpido.
-¿Acaso no quieres comprobar que tan débil soy? …..creo que te llevarías una grata sorpresa. Lo que me pasó en el torneo es que me pillaste desprevenida, Quiero la revancha.- Dijo colocándose en posición de pelea, y lista para atacar, mientras me miraba desafiante.
-Está bien como quieras, pero luego no me sermonees si pierdes o no llegas a mi altura.- Dije con una sonrisa, entusiasmado de entrenar con ella, colocándome yo también en posición.
Y la pelea comenzó, al principio fui flojo con ella, pero la cosa se empezó a animar. Tuve miedo cuando de un puñetazo la estampé contra un árbol, pero ella reaccionó rápido y comenzó a llevar la iniciativa. Me atacaba con rabia y no se le estaba dando nada mal. Trataba de esquivarla, pero era muy rápida y sin saber por qué, o por la emoción de la pelea, la atrapé con un veloz movimiento, haciéndole una llave, quedando justo encima de ella, en el suelo.
Agarré sus muñecas con fuerza y la inmovilice con las piernas, para que no pudiera escapar. Chichí se revolvía con furia, dando pequeñas patadas en el suelo, cuando alzó la mirada y se quedó paralizada, dejando de forcejear. Me miraba a los ojos sin decir nada, y se quedó inmóvil por un rato. Ya no luchaba conmigo y rápidamente sus mejillas se tornaron rojas.
-¿Qué?, ¿Qué pasa no eres capaz de soltarte?, veo que no eres tan fuerte como decías. ¡Ja!, no eres rival para mi.- Dije en tono burlón, muy excitado por la pelea y respirando con dificultad, al igual que ella.
Yo también la miraba a los ojos, extrañado de ver, que estaba inmóvil, solo mirándome. Cuando de repente, algo muy raro comenzó a despertarse en mi interior. Como un fuego interno que me quemaba las entrañas, era lo que sentía, cuando aún bajo mi cuerpo, su espalda se curvaba y su pecho comenzaba a rozarse con el mío, de un modo rítmico, con cada inspiración.
Me tenía hipnotizado, y comencé a tragar saliva pesadamente. Notaba su corazón palpitar velozmente, y de su garganta salían unos extraños gemidos, que hicieron que me mordiera el labio inferior. Pensé que era hambre lo que sentía, pero cuando su aroma se coló por mi nariz, no era precisamente mi estómago el que me empezó a molestar, si no otra parte de mi cuerpo situada más abajo.
Aun seguíamos en la misma posición, yo sujetando sus muñecas con fuerza y ella acomodada bajo mi cuerpo, cuando comencé a fijarme en Chichí de una manera, que nunca antes lo había hecho. Pensé que era muy bonita y empecé a tener miedo, como la noche de hacía dos semanas atrás. Nunca en mi vida había sentido unos deseos tan raros y unas sensaciones tan extrañas; estaba asustado. Pero Chichí me dijo algo, que me hizo perder la cabeza.
-Goku…. sigamos entrenando...pero esta vez…. Lo haremos a mí manera.- Dijo con voz muy suave, susurrándome al oído.
Yo sin más, acepté, y me dejé llevar por todo lo que me decía, deseando saber de qué se trataba, ese “nuevo entrenamiento”.
Comenzó a poner sus labios sobre los míos, como el día de la boda, pero esta vez lo hacía durante más tiempo y haciendo más fuerza, hasta que abrió la boca e hizo que yo también la abriese, atrapando mis labios. Tenía los ojos cerrados, y yo la imité, para seguir su entrenamiento más a la perfección. La verdad es que era mejor así, se podían percibir más sensaciones. Aquello me estaba gustando. Pero mi trance fue interrumpido, cuando introdujo su lengua dentro de mí. Al principio me espanté y me separé de ella, pero Chichí me tranquilizó.
-Goku, ¿no quieres seguir con el entrenamiento? Tienes que seguirlo hasta el final, apenas estamos comenzando. Ven, confía en mí.- Dijo ella, atrapando mi boca de nuevo, y siguiendo donde lo habíamos dejado.
Mientras hacíamos aquella cosa extraña con nuestras bocas y lenguas, de lo que más tarde me enteraría que se llama “beso”, cosas muy raras comenzaban a hacerse manifiesto en mí. Sentía que quería cada vez más y más de lo que estábamos haciendo. Me estaba volviendo loco y empecé a apretar fuertemente mi cuerpo con el de Chichí, sin saber lo que estaba haciendo o si pudiera molestarla en algo, moviéndome de forma salvaje entre sus piernas.
-Ahhh Goku, que bien lo haces….ummm besas muy bien.- Me dijo ella con extraños gemidos, separándose de mi boca, mientras mordía mi cuello haciendo que entrara en éxtasis.
Movía sus caderas rozando mi muy dura entrepierna, la cual nunca había estado así, pensando incluso que algo andaba mal por ahí abajo, mientras mordía mi oreja, haciendo que yo soltara por mi garganta los mismos extraños sonidos que estaba haciendo ella.
-Quítame la ropa….por favor- Me ordenó, más bien sonando a suplica.
Yo la obedecí, liberándola de mi llave por fin, en la cual estaba presa, desde que empezamos con el “entrenamiento especial”, desabrochando su kimono con dificultad, hasta que la desesperación hizo que lo rompiera de un fuerte tirón.
-Lo siento- Dije jadeante.
-No importa, de verdad. Pero….podrías poner tus labios y aspirar mi cuello y pecho suavemente….imi…imitando lo que yo te he hecho antes.- Me dijo Chichí muy ruborizada.
-Como tú digas.- Dije mirándola a los ojos muy alterado, cuando noté que su pecho estaba al descubierto, después de romper la parte de arriba de su kimono.
Su pecho era diferente al mío, era como el de Bulma, he incluso más voluminoso, y el de las chicas de las revistas del maestro Roshi, hinchado y con el pezón grande. Pero este era distinto, para mí era apetecible y tenía ganas de tocarlo y hasta incluso lamerlo.
Así que la volví a obedecer, y su espalda se curvó, cuando mi boca fue bajando desde su suave cuello, hasta su pecho y sus manos recorrían mi espalda, tocando mi trasero. Empecé a notar mucha humedad en su entrepierna y me temí lo peor.
-Upss Chichí no me di cuenta, perdona.- Dije parándome en seco.
-¿Qué?, ¿qué pasa?, ¿por qué he de perdonarte?- Me dijo mirándome preocupada.
-Es que como hemos estado tanto tiempo así, vamos que como no te he soltado, no te he dejado ir al baño y por mi culpa te has orinado encima.- Dije muy apenado.
-¿Qué?...yo no…..ahhh….te refieres a….jajajajaja-. Dijo extrañada, riendo a carcajadas al final.- Goku tranquilo, no me he hecho “pis”, es solo que veras….tú has provocado que yo….bueno….lo que pasa es que….forma “parte del entrenamiento”. Yo estoy excitada y por eso estoy mojada ahí. Al igual que tu…… Pero no pasa nada, sigamos.- Dijo tranquilizándome, atrapando mi boca de nuevo.
Mi cabeza iba a explotar, tocábamos nuestros cuerpos y lamíamos nuestra piel, de un modo feroz. La ropa me molestaba y también quería que ella me la quitara a mí. Quería sentirla mejor. Pero sin darme tiempo a pedírselo, era como si leyera mi mente, y empezó a bajarme la parte inferior de mi “Gi”, arrastrando con él, mi ropa interior.
Una vez los dos desnudos, nos quedamos mirando un buen rato nuestros cuerpos. El suyo me parecía curioso, yo ya sabía que su entrepierna era distinta a la mía, pero nunca había tenido la oportunidad ni el interés de ver aquello tan cerca. A su vez, ella me miraba mucho abajo, y abría los ojos sorprendida, creo que se dio cuenta de que algo raro me había sucedido, ya que nunca “eso” había estado tan grande y tan duro. Curioso, exploré y toqué con un dedo muy despacio, la zona que me llamó la atención de su cuerpo, a lo que Chichí reaccionó de una manera increíble. Gemía muy alto, y se retorcía, agarrando fuertemente la hierba con las manos, mientras cerraba los ojos. El interior de aquello, estaba cubierto de un líquido caliente y espeso, que hacía que se me resbalase el dedo. En mitad, había como una especie de botón, que motivado por ver el comportamiento de Chichí, acaricié, como si de un juego se tratase.
-Goku….ummm….no….ahhh….para…..no…..para….ummmm- Me decía suspirando entre gemidos, de manera entrecortada y apartando mi mano con desesperación. –Es que si sigues así, el “entrenamiento” terminara rápido para mí.-Dijo sonriéndome.- Hay…hay algo que quiero hacer, para que tú también sientas lo mismo que yo.-Me dijo incorporándose, hasta que quedó sentada enfrente de mí.
Con una mano, agarro mi miembro y lo empezó a tocar. Hubiera salido huyendo por aquello, de no ser por que empecé a notar un placer extraordinario. Me acariciaba de arriba abajo, sujetando con fuerza, primero despacio y luego acelerando el movimiento. Ella me miraba directamente con ojos extraños, mientras mordía su labio inferior. Jamás en mi vida había sentido una cosa igual, era como estar comiendo los manjares más sabrosos del mundo, pero sin estar comiendo nada. Mi corazón iba a salírseme del pecho, no sabía que hacer estaba indefenso ante aquella caricia tan placentera. Juraría que estaba volando sobre el cielo, de no ser porque notaba el duro suelo bajo mis pies. Solo podía gemir en aquel momento, cuando un raro instinto poseyó mi mente y me abalancé sobre Chichí perturbado, introduciéndome dentro de ella, en una violenta envestida.
-¡¡AHHHH!!- Gimió Chichí escandalosamente haciendo eco en todo el bosque, mientras hincó sus uñas en mi espalda.
¿Qué había hecho?, ¿qué demonios estaba haciendo? Ni siquiera sabía que eso se podía hacer. Era lo que pensaba mi parte cuerda, escondida en algún lugar de mi mente, totalmente anulada por la parte irracional.
Parecía una bestia, moviéndome con violencia en el interior de Chichí, mientras los dos gemíamos en alto y devorábamos nuestras bocas.
Mis fosas nasales se abrieron, y captaron como un olor parecido a la sangre. Eso me estaba volviendo más loco y excitado de lo que ya estaba, he hizo que acelerara los movimientos de mi cadera, cuando al mirar hacia abajo, vi que la sangre provenía del interior de Chichí.
Estaba tan cegado, que no cesé en mis embestidas haciéndolas cada vez más fuertes, y empecé a notar que algo iba mal, como si me fuese a derramar, y no sabía muy bien qué. Pero era imposible parar, aquello era demasiado bueno. Estaba frenético, era su pecho, su pelo, su suave piel, la forma en que nos movíamos, sus clamados en mi oído, como recorría mi cuerpo con sus manos, hasta que…
-¡¡AHHHHHHHHH!!- Un fuerte clamor salió de mi garganta, haciendo que me derramase en su interior, liberándome de una forma placentera de esa fuerte presión.
Todo había terminado, aquella cegación extraña había desaparecido. ¿Qué había sido todo aquello? Me sentía reconfortado y satisfecho, muy satisfecho. Pero, avergonzado, salí del interior de Chichí, por todo lo que había hecho, sin medir mis acciones, como si algo me hubiera poseído. Aquel entrenamiento había sacado lo peor de mí. Así que lo primero que hice fue disculparme y preocuparme a continuación por haberla herido.
-Yo…..lo siento muchísimo Chichí…..perdóname, perdóname de verdad no sabía lo que hacía, soy una bestia…-Dije con un profundo pesar en mi interior, hasta que Chichí, me interrumpió.
-¿Perdonarte?, ¿bromeas?...¡¡Goku ha sido maravilloso!!-Me dijo muy dichosa, aun respirando con dificultad, lanzándose a mis brazos, y atrapando mis labios de nuevo.- Te quiero, ¡te quiero mucho, te amo!- Decía eufórica, sin que pereciera tener dolor.
-Pero estás herida, mírate, tienes sangre ahí abajo-Dije señalándola muy preocupado.-Chichí, te prometo que esto jamás volverá a pasar.- Dije hundido.
-¡¡NO!!...esto vamos quiero decir, que…..Goku hay muchas cosas que tengo que explicarte. Quien tiene que perdonarme eres tú a mí por mi comportamiento de estos días. Pero es que yo no me percaté que hay cosas que no te han enseñado o explicado nunca, y ahora es cuando lo comprendo. Así que tranquilo, esta sangre no es porque me hayas herido….bueno en cierto modo sí, pero esto me ha ocurrido porque es la primera vez que “entreno”, de esta manera. Pero no me ha dolido, sino todo lo contrario.-Dijo acariciándome el cabello.
Más tarde Chichí me explicó muchas cosas, tales como que ese entrenamiento especial, se llama “hacer el amor”, y que lo hacen solo las personas casadas y enamoradas. Que no podía hacerlo con nadie más que ella, y que no sirve para hacerse más fuerte, si no para otra cosa. Me explicó muchas cosas más, que hicieron que estuviera hecho un lío, pero Chichí me dijo que con el tiempo entendería.
Minutos después, nos quedamos tumbados y abrazados, bajo la sombra del mismo árbol, donde rato antes habíamos “hecho el amor”, descansando del “duro entrenamiento”, que nos dejó a los dos agotados.
Días después la relación entre nosotros mejoró bastante. Ella volvía a ser la Chichí de siempre, comíamos juntos, hablábamos, me sonreía, pero de vez en cuando se molestaba conmigo y me gritaba, por algunas cosas que no entendía. Pero aparte de eso, los dos estábamos felices. Dejé de dormir en el sofá y lo hacía con ella, en nuestra habitación. Practicábamos el “entrenamiento” casi todo el tiempo y en sitios muy distintos. Solo podía pensar en Chichí, y en estar a su lado.
Pero un día después de dar un paseo para recoger manzanas, vi a Chichí tirada en el suelo como si se hubiese desmayado cuando estaba haciendo la comida. Rápidamente fui hacia ella y la entre en la casa, depositándola en el sofá. Sin saber qué hacer, llamé a su padre muy asustado para que viniese. Una vez en la casa, su padre, vino con un doctor, y en nuestra habitación, examinó a Chichí. En la sala, muy preocupado, vi que media hora después salió el doctor dándome la enhorabuena.
-Felicidades, ustedes van a ser padres- Yo no me alegre, estaba confuso. ¿Padre yo?, pero…. ¿por qué?
Entonces entré en la habitación, inquieto por el estado de Chichí y fue cuando ella misma me explicó. Sentí una inmensa alegría, no podía esperar nueve meses para ver la cara de él que iba a ser mi hijo. Me parecía increíble que fruto de esos “entrenamientos” ahora iba a ser padre y que su barriga fuese a hincharse, para que ahí creciera el bebé. Era extraño imaginarlo, pero lo vería con el tiempo.
Ya hace dos meses de todo aquello y Chichí, sufre unos cambios de humor de lo más extraños, que hacen que tenga pavor hasta decirle “buenos días”, porque no sé cómo será su reacción. Tiene un apetito bestial, hasta incluso más que yo, peleándose conmigo, a la hora de la comida o la cena, para ver quien devora el último plato. Y llora….llora mucho y todo el tiempo, por cosas inexplicables. Pero yo la consuelo y la abrazo, acariciando su barriga, esperando pacientemente que pasen estos 7 meses para ver cómo será nuestro hijo.
Y ahora que es de noche y la veo dormir tan tranquila, e indefensa, sumida en un profundo sueño, preguntándome si estará soñando con algo, pienso en cómo ha cambiado todo, en tan solo dos meses.
CAPITULO II
LA HISTORIA SEGÚN CHICHI:
Son las 2 am en el reloj y estoy despierta viendo dormir a mi adorado esposo pobre estos últimos dos meses han sido de mucho cambio para él. Primero nuestra boda y luego como olvidar esa noche de bodas.
Estaba ansiosa, nerviosa y con miedo de estar a solas con él. Era el momento de demostrarle cuanto lo amaba y deseaba estar con él. En cuanto llegamos a la casa que mi padre nos había regalado Goku pidió de comer. Al instante le di de comer. La verdad no tenía apetito estaba sumamente nerviosa por lo que vendría después. Pude observar que tenía sueño y que sus ojos se le cerraban.
Así que me decidí a actuar le quite la corbata y supe de inmediato que Goku se sintió feliz de que lo hiciera, continúe quitándole el saco y luego desabotone la camisa poco a poco; sentí un calor en mis mejillas cuanto mis manos recorrieron su torso y mi corazón latió rápido cuando mi mano metí en su pantalón pero, Goku no reacciono como esperaba. Dio un brinco de su silla que caí de espaldas y trate de levantarme muy asustada.
-¿Qué….que te pasa Goku?, ¿acaso hice algo mal?-Dije con mirada triste y desconcertada.
-No, no es nada es solo que tengo algo de sueño jejejeje-. Rió nervioso con una mano atrás de su cabeza.

-Pero esta noche no es para dormir, no te puede dar sueño ahora.- Dije cambiando mi tono de voz a uno que él nunca me había escuchado, acercándome de nuevo a él, mientras caminaba y movía mi cuerpo de forma sensual tratando de despertar en el algo o de que se me acercará.
Yo no sabía a ciencia cierta que le pasaba, pero verlo comportarse así me estaba frustrando, quería que caminará hacia mí me abrazará, me tomará en sus brazos y fuéramos a la habitación pero, todo lo contrario me miraba asustado como si lo asustará el hecho de que lo hubiera tocado.
-Goku, esta noche te demostrare cuanto te amo y el tiempo que he deseado que llegara este momento.- Dije por último, antes de poner mis labios sobre los suyos y tirarle literalmente al suelo, con mis brazos enrollados alrededor de su cuello.
Pero contrario a lo que yo esperaba se fue corriendo a la puerta diciéndome:
-Chichi…lo siento, pero…..tengo, tengo que irme….adiós. –Me dijo muy nervioso y con la mano en la puerta, levantándome de su regazo sin mucho esfuerzo, para salir de la casa y perderse en el oscuro bosque, donde pasaría allí la noche.
Yo me quede helada y mis lágrimas empezaron a rodar por mis mejillas y grite de dolor y sola sin él me subí a nuestra récamara. Una mezcla de dolor, odio y tristeza inundo mi cuerpo. ¿Qué hice mal? ¿Por qué reacciono de esa manera como asustado? No lo entendía y así me fui quedando dormida. Y así pasaron dos días él no llegaba para nada, dos días sola pensando si me habré equivocado al haberle pedido que cumpliera su promesa y que ni siquiera le gustaba ni como mujer ni como nada. Cuando abrió la puerta todo roto, sucio y con una sonrisa como si nada hubiera pasado.
-Hola Chichí estoy de nuevo aquí….he vuelto.- Dijo vociferando, mientras ponía un pie en el recibidor de nuestra casa, la cual había abandonado sin importarle nada.
Me llene de rabia porque no podía creer el cinismo de aparecerse y solo decirme eso.
-Ahí, ¿estás aquí?-. Dije sin mucho entusiasmo.
-Si ya estoy aquí, he entrenado mucho estos dos días y me muero de hambre. ¿Qué has preparado?-. Dijo sonriente, sin preguntarme como estaba y sin importarle nada de mí
-Nada…..yo no tengo hambre.-Dije muy seria sin ni siquiera mirarlo.
-Bueno pues…..entonces creo que iré al bosque a comer unas manzanas de un árbol que hay cerca de aquí….Hasta luego…-Dijo haciéndome un gesto de despedida con la mano, en el quicio de la puerta. Pero entonces lo detuve diciéndole:
-Tu ropa….tu traje…tu traje de novio está destrozado. La camisa ya no tiene botones y le falta una manga. Y los pantalones no se quedan atrás, están roídos y sucios. Hay montón de “Gi” en el armario de nuestra habitación. Nuestra habitación….nuestra habitación está en la parte de arriba, la primera puerta a la izquierda. –Dije mirando hacia abajo con una voz muy triste como esperando que se diera cuenta y me hiciera algo de caso.
-Gracias…. iré a cambiarme. Estoy mucho más cómodo con mi traje de combate, es más resistente en los entrenamientos.-Dijo dirigiéndose escaleras arriba.
Se cambió y se fue de nuevo dejándome sola, llorando porque su indiferencia me estaba matando. ¿Qué habré hecho mal? A lo mejor no debí de haberlo obligado a casarse conmigo y así llego la noche. Me fui dormir sola como hacía dos noches atrás y me quede dormida. Entonces empeze a soñar que Goku me abrazaba me tomaba por la cintura, y me jalaba hacia él, estaba tan embelesada en mi sueño cuando desperté y lo sentí a mi lado ¿Cómo era posible que me abrazara? Y peor ¿qué estuviera durmiendo a mi lado como si nada hubiera hecho? De súbito le pegue y prendí la luz. Y le dije:
-¿¡Se puede saber que estabas haciendo!!-. Dije furiosa, dándole de nuevo otra bofetada. -¡¡FUERA…..FUERA DE AQUÍ!!- Volvía a decir violenta y muy alterada.
-¿Pero Chichí que pasa? Yo creía que esta era mi habitación también. -Dijo confuso sobándose el rostro, con mis dedos aun marcados en él.
-¡¡Vete no tienes ningún derecho a dormir conmigo!! ¡¡Solo los esposos duermen juntos!! ¡¡Y tu…….!! Tu aun no eres mi marido….aún no hemos consumado nuestro matrimonio…-Dije de golpe cambiando mi estado de rabia a tristeza, con montones de lágrimas en mis ojos amenazando con salir. –Así que vete y duerme en el sofá o fuera de casa como lo has hecho estos días atrás. Vete por favor, quiero dormir sola.- Dije por último, introduciéndome de nuevo entre las sabanas y tapándome hasta la cabeza con ellas para que no viera que lloraba. Pero, entra las sábanas pude ver su cara de confusión entonces, comprendí lo que pasaba pero estaba tan molesta como para tragarme mi orgullo y bajar con él y pedirle que subiera.
Que estúpida había sido con él y esa noche a oscuras recordé cuando lo vi en el torneo antes de nuestra pelea cuando le dije que era malo y que no había cumplido su promesa. Él no sabía que era el matrimonio y si eso no sabía mucho menos iba a saber que era hacer el amor y consumar el matrimonio. Así que esa noche comprendí por qué Goku se había ido en la noche de bodas y su cara de susto cuando me le abalance de esa manera NADIE LE HABIA EXPLICADO NADA DE NADA. Y si era cierto como iba a hacerle para que Goku entendiera eso de consumar el matrimonio. Así que se me ocurrió una excelente idea que pondría en marcha en la mañana. A la mañana siguiente baje a toda velocidad a ver si alcanzaba a Goku antes de salir a entrenar pero, era tarde ya se había ido así que lo busque por el bosque y por fin lo hallé recostado bajo la sombra de un gran árbol. Se veía tan bien con el torso al aire que me dio envidia del viento que pasaba rozándole su pecho así que me pare frente de él y le dije tratando de contener mi respiración.
-Quiero que entrenemos juntos- Dije directa, y con voz muy seria.
-Pero Chichí…..yo….podría hacerte daño, tu nivel de pelea es muy inferior al mío, podrías….-Decía perplejo por mi proposición.
-¿Acaso no quieres comprobar que tan débil soy? …..creo que te llevarías una grata sorpresa. Lo que me pasó en el torneo es que me pillaste desprevenida, Quiero la revancha.- Dije colocándome en posición de pelea, y lista para atacar, mientras lo miraba desafiante.
-Está bien como quieras, pero luego no me sermonees si pierdes o no llegas a mi altura.- Dijo con una sonrisa, entusiasmado de entrenar conmigo, colocándose también en posición.
Y la pelea comenzó, al principio fue flojo conmigo, pero la cosa se empezó a animar. Tuve miedo cuando me dio un puñetazo que me estampo contra un árbol, pero traté de reaccionar rápido y comencé a llevar la iniciativa. Lo atacaba con rabia y no se creó que no lo hacía nada mal. Trato de esquivarme, pero era muy rápida y sin saber por qué, o por la emoción de la pelea, me atrapo con un veloz movimiento, haciéndome una llave, quedando justo encima de mí en el suelo.
Agarró mis muñecas con fuerza y me inmovilizo con las piernas, para que no pudiera escapar. Me revolvía con furia, dando pequeñas patadas en el suelo, cuando alcé la mirada y me quedé paralizada, dejando de forcejear este era el momento que esperaba. Lo miré a los ojos sin decir nada, y me quedé inmóvil por un rato. Ya no luchaba y rápidamente sentí como el rubor subía por mis mejillas.
-¿Qué?, ¿Qué pasa no eres capaz de soltarte?, veo que no eres tan fuerte como decías. ¡Ja!, no eres rival para mi.- Dijo en tono burlón, muy excitado por la pelea y respirando con dificultad, al igual que yo.
Él también me miraba a los ojos, extrañado de ver, que estaba inmóvil, solo mirándole. Cuando de repente, algo muy raro comenzó a despertarse en el para ser exactos lo sentí en su entre pierna. Como un fuego interno que me quemaba las entrañas, era lo que sentía, y fue entonces cuando empecé a mover mi cuerpo, mi espalda se curvaba y mi pecho comenzaba a rozarse con el suyo, de un modo rítmico, con cada inspiración.
Vi con alegría como comenzó a tragar saliva pesadamente. Notaba su corazón palpitar velozmente, y entonces libere unos leves gemidos por mi garganta, que hicieron que se mordiera el labio inferior. Pensé que el momento de actuar lo que había planeado, su aroma se coló por mi nariz. Aun seguíamos en la misma posición, el sujetando mis muñecas con fuerza y yo acomodada bajo su cuerpo, cuando comencé a fijarme que me veía de diferente manera, que nunca antes lo había hecho. Empecé a tener miedo, como la noche de hacía dos semanas atrás. Pero entonces le dije algo:
-Goku…. sigamos entrenando...pero esta vez…. Lo haremos a mí manera.- Dije con voz muy suave, susurrándole al oído.
Acepto, y se dejó llevar por todo lo que le decía, deseando saber de qué se trataba, ese “nuevo entrenamiento”.
Comencé a poner mis labios sobre los suyos, como el día de la boda, pero esta vez lo hacía durante más tiempo y haciendo más fuerza, hasta que abrí la boca e hice que él también la abriese, atrapando sus labios. Tenía los ojos cerrados, y lo mire viendo con alegría que él me estaba imitando, para seguir su entrenamiento más a la perfección. La verdad es que es me sentía mal porque sentía que me estaba aprovechando de él. Aquello le estaba gustando de eso me di cuenta inmediatamente. Cuando introduje mi lengua dentro de él se espantó y se separó de mí, pero traté de tranquilizarlo diciéndole dulcemente.
-Goku, ¿no quieres seguir con el entrenamiento? Tienes que seguirlo hasta el final, apenas estamos comenzando. Ven, confía en mí.- Dije, atrapando su boca de nuevo, y siguiendo donde lo habíamos dejado para que no protestara.
Mientras lo besaba, cosas muy raras comenzaban a hacerse manifiesto en él. Sentí que quería cada vez más y más de lo que estábamos haciendo. Empezó a apretar fuertemente mi cuerpo contra el suyo, sin saber lo que estaba haciendo, moviéndose de forma salvaje entre mis piernas y la verdad eso me estaba excitando demasiado.
-Ahhh Goku, que bien lo haces….ummm besas muy bien.- Le dije con gemidos, separándome de su boca, mientras mordía su cuello haciendo que entrara en éxtasis.
Movía mis caderas rozando su dura entrepierna, la cual me estaba enloqueciendo a mí, mientras mordía su oreja, haciendo que soltara por su garganta los mismos extraños sonidos que estaba haciendo yo.
-Quítame la ropa….por favor- Le ordené, más bien sonó como una súplica por sentir su pecho contra el mío.
Me obedeció, liberándome de mi llave por fin, en la cual estaba presa, desde que empezamos con el “entrenamiento especial”, desabrocho mi kimono con dificultad, hasta que la desesperación hizo que lo rompiera de un fuerte tirón.
-Lo siento- Dijo jadeante.
-No importa, de verdad. Pero….podrías poner tus labios y aspirar mi cuello y pecho suavemente….imi…imitando lo que yo te he hecho antes.- Le dije muy ruborizada.
-Como tú digas.- Dijo mirándome a los ojos muy alterado, cuando noto que mi pecho estaba al descubierto, después de romper la parte de arriba de mi kimono.
Pude darme cuenta que me miraba entre asombrado y confuso con eso mis dudas de la noche anterior se afianzaron él no sabía nada de nada.
Así que volvió a obedecer, y mi espalda se curvó, cuando su boca fue bajando desde mi cuello, hasta mi pecho y mis manos recorrían su amplia espalda, tocando su trasero. Cuando unas palabras de sobresalto me sacaron de lo que le estaba haciendo.
-Upss Chichí no me di cuenta, perdona.- Dijo parándose en seco.
-¿Qué?, ¿qué pasa?, ¿por qué he de perdonarte?- Le dije mirándole preocupada.
-Es que como hemos estado tanto tiempo así, vamos que como no te he soltado, no te he dejado ir al baño y por mi culpa te has orinado encima.- Dijo muy apenado.
-¿Qué?...yo no…..ahhh….te refieres a….jajajajaja-. Dije extrañada, riendo a carcajadas al final, pero mirándolo con ternura conteste- Goku tranquilo, no me he hecho “pis”, es solo que veras….tú has provocado que yo….bueno….lo que pasa es que….forma “parte del entrenamiento”. Yo estoy excitada y por eso estoy mojada ahí. Al igual que tu…… Pero no pasa nada, sigamos.- Dije tranquilizándole, atrapando su boca de nuevo esperando lo que tanto deseaba de él.
Mi cabeza iba a explotar, tocábamos nuestros cuerpos y lamíamos nuestra piel, de un modo que la verdad me estaba excitando demasiado. Su ropa me molestaba para sentirlo mejor. Pero sin pedírmelo le quite la parte inferior de su “Gi”, arrastrando con él, su ropa interior sabía mirándolo a los ojos que era lo que también estaba deseando.
Una vez los dos desnudos, nos quedamos mirando un buen rato nuestros cuerpos. El suyo me parecía lo más maravilloso, pero nunca había tenido la oportunidad ni el interés de ver aquello tan cerca. Lo miraba mucho abajo, y abría los ojos sorprendida, creo que se dio cuenta de que lo observaba así que me ruborice por un momento. Curioso, exploro y tocó con un dedo muy despacio, la zona que le llamó la atención de mi cuerpo, a lo que reaccione de una manera increíble. Gemía muy alto, y me retorcía, agarrando fuertemente la hierba con mis manos, mientras cerraba los ojos. Estaba tan mojada que sentí como su dedo se le resbalo. Cuando empezó a acariciar mi clítoris quería que siguiera pero tuve que pararlo.
-Goku….ummm….no….ahhh….para…..no…..para….ummmm- Le decía suspirando entre gemidos, de manera entrecortada y apartando su mano con suavidad y desesperación. –Es que si sigues así, el “entrenamiento” terminara rápido para mí.-Dije sonriéndole.- Hay…hay algo que quiero hacer, para que tú también sientas lo mismo que yo.-Le dije incorporándome, hasta que quedé sentada frente a él.
Con una mano, agarre su enorme miembro y lo empeze a tocar. Espere que no saliera huyendo por aquello, pero me di cuenta que a él le agrado lo que hacía. Le acaricie de arriba abajo, sujetando con fuerza, primero despacio y luego acelerando el movimiento. Le miraba directamente a los ojos, mientras mordía mi labio inferior de manera sexy y provocativa. Solo podía gemir en aquel momento, de repente se me abalanzo y me penetro con fuerza y fiereza haciéndome dar un grito de dolor y placer era la primera vez que lo hacía pero él siguió su instinto.
-¡¡AHHHH!!- Gemí escandalosamente haciendo eco en todo el bosque, mientras hincaba mis uñas en su espalda.
Parecía una bestia, moviéndose con violencia en mi interior, mientras los dos gemíamos en alto y devorábamos nuestras bocas.
De repente me di cuenta de que estaba sangrando pero, no me importaba ahora él era mío y yo de él pero, veía que él se había dado cuenta y tenía un poco de temor de que se asustara y parara pero, seguía embistiéndome una y otra vez.
Estaba tan cegado, que no ceso en sus embestidas haciéndolas cada vez más fuertes, y empecé a notar que se iba a derramar. El me miraba pero yo quería que siguiera ya que sentía que yo también me iba derramar en él. Estábamos frenéticos, era su pecho, su pelo, su suave piel, la forma en que nos movíamos, sus clamados en mi oído, como recorría mi cuerpo con sus manos, hasta que…
-¡¡AHHHHHHHHH!!- Un fuerte clamor salió de su garganta, sintiendo como se derramaba en mi interior. Todos mis miedos y mis dudas fueron respondidas en ese momento Goku me había hecho el amor de la manera más natural e instintiva. Me sentía avergonzada había transformado al niño inocente en un hombre.
Todo había terminado era momento de hablar con él y explicarle todo lo que había pasado. Se sentía avergonzado, salió de mi interior rápidamente, así que lo primero que hizo fue disculparse y preocuparse por mi situación entonces comprendí que era un niño que sentía que había hecho algo malo.
-Yo…..lo siento muchísimo Chichí…..perdóname, perdóname de verdad no sabía lo que hacía, soy una bestia…-Dijo con un profundo pesar.
-¿Perdonarte?, ¿bromeas?...¡¡Goku ha sido maravilloso!!-Le dije muy dichosa, aun respirando con dificultad, lanzándome a sus brazos, y atrapando sus labios de nuevo.- Te quiero, ¡te quiero mucho, te amo!- Decía eufórica.
-Pero estás herida, mírate, tienes sangre ahí abajo-Dijo señalando muy preocupado.-Chichí, te prometo que esto jamás volverá a pasar.- Dijo apesadumbrado.
-¡¡NO!!...esto vamos quiero decir, que…..Goku hay muchas cosas que tengo que explicarte. Quien tiene que perdonarme eres tú a mí por mi comportamiento de estos días. Pero es que yo no me percaté que hay cosas que no te han enseñado o explicado nunca, y ahora es cuando lo comprendo. Así que tranquilo, esta sangre no es porque me hayas herido….bueno en cierto modo sí, pero esto me ha ocurrido porque es la primera vez que “entreno”, de esta manera. Pero no me ha dolido, sino todo lo contrario.-Dije acariciándole el cabello tratando de que se sintiera mejor.
Más tarde le explique que ese entrenamiento especial, se llamaba “hacer el amor”, y que lo hacen solo las personas casadas y enamoradas. Que no podía hacerlo con nadie más que conmigo, y que no sirve para hacerse más fuerte, si no para otra cosa. Le explique que esto es la prueba más sublime del amor que se tienen ambos. Creo que lo confundí pero le dije que con el tiempo él lo entendería todo poco a poco.
Minutos después, nos quedamos tumbados y abrazados, bajo la sombra del mismo árbol, donde rato antes habíamos “hecho el amor”, descansando de aquello que él llamaba con dulzura el nuevo entrenamiento nos dejó a los dos agotados.
Días después la relación entre nosotros mejoró bastante. Volví a hablarle, comíamos juntos, hablábamos, le sonreía, pero de vez en cuando me molestaba con él por tonterías y le gritaba. Pero aparte de eso, los dos estábamos felices. Dejo de dormir en el sofá y lo hacía conmigo abrazándome tan fuerte con si en ello se le fuera la vida. Practicábamos el “entrenamiento especial” casi todo el tiempo y en sitios muy distintos. A veces el me lo pedía o con solo mirarnos sabíamos lo que queríamos ambos.
Teníamos los días más maravillosos del mundo éramos felices hasta un mes después me empecé a sentir unos malestares muy raros no sabía si algo de la comida me había caído mal pero a veces tenía náuseas y mareos. Un día mientras lavaba la ropa vi todo negro y creo que me desmaye. Horas después desperté en mi cuarto y mi padre estaba a mi lado.
- ¿Cómo llegue aquí? Pregunte asombrada y algo asustada.
- Goku te trajo, el me llamo hija y afuera está el médico que traje ya que me dijo tu esposo que te has estado sintiendo mal que haz hasta vomitado. Contesto mi padre algo preocupado por mí.
- Tienes razón no me he sentido nada bien estos últimos días pues haz pasar pues, al doctor papá.
El doctor entro me revisó y después de una prueba de orina en donde metió algo y una exhaustiva revisión, me dijo algo que me lleno de alegría.
- Señora usted y su esposo van a ser padres ¡Felicidades!
No lo podía creer iba a tener un hijo con el hombre de mi vida, un hijo de Goku pero, entonces recordé a mi Goku se iba a asustar cuando le dijeran y se iba a confundir así que le dije al doctor que en cuanto les diera la noticia le dijera a mi esposo que subiera. Estaba en lo cierto en cuanto apareció por la puerta se le notaba confundido y preocupado.
- ¿Qué eso de que voy a ser padre? ¿Cómo sucedió o por qué?
- Mira esos entrenamientos que hemos hecho han dado fruto y el hijo que vamos a tener es por esos entrenamientos.-Trate de explicarle el porqué de la cosas y cuando lo entendió me abrazo y empezó a llorar. Le explique que mi bebe crecería dentro de mí durante 9 meses y que se iba a alimentar de lo que yo le diera.
De eso han pasado dos meses mis cambios de humor lo han vuelto loco pero me tiene tanta paciencia que no me dice nada. Pobre y ahora lo veo dormir tan tierno como un niño que no quiere ser despertado. Todas las mañanas desayuna y se va, no regresa hasta la hora de la merienda. No le digo nada porque sé que lo tengo desesperado mis cambios, mis regaños, mis peleas con él por la comida. Que solo puedo acariciarle el cabello y mirarlo dormir plácidamente y sentirme feliz de tenerlo a mi lado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Hola yo de nuevo   Vie Oct 15, 2010 5:38 am

PD. Mañana publico otros dos capitulos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Capitulos siguientes   Vie Oct 15, 2010 7:30 pm

CAPITULO III
Chichí ha cumplido tres meses de embarazo y la verdad es que sus cambios desaparecieron. Goku sigue saliendo misteriosamente como hace dos meses pero, en las noches se convierte en el apasionado esposo que Chichí convirtió. Esa noche en especial después de cenar Goku la miraba con ternura mientras ella lavaba los platos.
- ¿Qué tanto me observas? Dijo sin dejar de asomar un leve rubor por sus mejillas.
- Lo hermosa que te ves el día de hoy. –Dijo el sin dejarla de devorar con la mirada- Sabes creo que cuando te vi en el torneo cuando iba a pelear con Picorro no me percate que te habías vuelto una mujer tan bella, todos se dieron cuenta de eso menos yo, no sé en qué estaba pensando que no te vi.
- Y por eso me miras como si me quisieras comer con la mirada no vez… que me pones nerviosa.
- Lo sé y eso me vuelve loco –Dijo poniéndose de pie colocándose detrás de ella tomándola por la cintura.- Acaso es malo admirar a mi mujer y decirle cosas bellas.
- Te desconozco hace meses atrás no me hubiera imaginado que dijeras esas cosas.
- Tú me enseñaste a amar y a expresar ese amor –dijo eso dando un tierno beso en el cuello de Chichí haciendo que esta temblará- quien me enseño el entrenamiento especial pues tu o no.
- Claro que yo…déjame terminar esto…-suplicaba Chichí casi rogando que siguiera con ese juego -
- No hazlo mañana ven que quiero recorrerte toda con mis manos y demostrarte cuanto me interesas.
Y sin más Chichí ya no pudo resistirse más este nuevo Goku que estaba con ella la excitaba mucho y más cuando deseaba tenerla entre sus brazos. La beso tan larga y apasionadamente que sin darse cuenta el la cargaba para depositarla suavemente en el sofá de la sala y seguirla besando en el cuello, en la cara.
- Eres tan hermosa, tú mirada…tus manos, tus ojos… tu piel…me enloqueces Chichí…
Chichí no podía más cada palabra que salía de Goku le erizaban la piel. Poco a poco Goku la desnudo de su kimono para poder disfrutar con sus manos esos pechos tan duros que estaban por el embarazo y ese pezón que le llamaba a lamerlo y así lo hizo. Chichí se arqueaba y gemía por el placer que sentía por sentir sus manos en ella.
- Goku me…estas volviendo loca… necesito sentirte…amarte…hazme tuya…
- Ahh…me gustas mucho…
Goku ya no tenía dudas estaba enamorado de Chichí hasta la médula de sus huesos, su cuerpo y su mente necesitaban de ella. Chichi lo despojo de la playera de su Gi y luego de sus pantalones, estaba completamente ansiosa de sentirlo. Goku introdujo un par de dedos en su interior haciéndola gemir de placer a su esposa tanto que deseaba que ya estuviera en su interior. Entonces ella hizo algo que nunca había hecho se puso de rodillas frente a él y se introdujo su enorme miembro en la boca. Goku no sabía qué hacer sintió un enorme placer que le quemaba las venas eso era una sensación nueva que lo estaba enloqueciendo.
- ¿Qué… haces… Chichi…ahhh?
- No te gusta….-lo miraba algo extrañada y preocupada-
- No es que me está gustando mucho…. No….sabía que se podía hacer eso…
- Esto... es sexo oral…es la demostración de amor de un esposo a la esposa y viceversa…es ver tu reacción…
- O sea que yo también te puedo hacer lo mismo…
- Así es…
Sin decir nada la sentó en el sofá y el hizo lo mismo empezando a lamerle en su entre pierna, su sexo le gustó mucho, y seguía lamiéndole más y más rápido.
- Para… Goku… ya métemelo….lo quiero dentro de mí…
Y como sus deseos eran órdenes la penetro como el solo podía hacerlo salvaje y fuertemente sacando de ella un grito fuerte de placer…Él se movía rápidamente y ella sentía que moría de placer con cada embestida de su esposo y los dos llegaron al clímax. Pero, sus cuerpos querían aún más así, que la llevo a su habitación donde el juego siguió hasta altas horas de la mañana hasta que los dos quedaron sin fuerzas y se quedaron dormidos, abrazados como si no quisieran perderse nunca.
En la mañana Chichí despertó pero, Goku se había ido dejándole una nota en la almohada.
“Buenos días cariño:
Volveré por la tarde pero necesito que hagas una maleta con ropa para ambos, pero ropa holgada y fresca para una semana… te tengo una agradable sorpresa…por favor espérame.
Te ama Goku
PD. No me esperes a comer.”
¿Una sorpresa? ¿De que hablará? Pero era cierto que tenía tres meses actuando extraño se iba por las mañanas y había veces que no regresaba ni para comer, esto la intrigaba pero, pues su día transcurrió normal.
- Bebé ¿qué sorpresa nos tendrá tu padre?-Le decía en voz alta a su hijo acariciándose el vientre.
Así transcurrió el día comió sola, arreglo la maleta tal y como le había dejado indicado Goku en su nota y se dispuso a sentarse en la sala, cuando de repente apareció este sudoroso y cansado.
- ¿Ya estas lista? –dijo muy emocionado.
- Claro la maleta ya está y todo. ¿A dónde vamos a ir? –dijo ella esperando una respuesta ansiosa.
- Ya lo sabrás pero antes me daré un baño.
Subió las escaleras a toda prisa pero se regresó y desde el primer piso dijo en tono provocativo.
- ¿Quieres bañarte conmigo Chichí?
- ¿Es una sugerencia para bañarme contigo o acaso quieres que entrenemos?-dijo sonrojándose de inmediato.
- Las dos cosas ¿vienes? –contesto el sabiendo de antemano que era un pretexto.
Los dos se dirigieron al baño de la récamara y se metieron a bañar, pero una cosa llevo a la otra y cuando menos pensaron ya estaban haciendo el amor en su cama, dejándose llevar por la pasión. Después de que Goku hubiera probado y sentido eso ya no quería separarse de ella, su piel, su cuerpo y su alma necesitaban de ella a cada instante. Y ella por supuesto no le desagradaba la idea de sentir sus manos, su cuerpo, y su respiración cerca de ella, ya que después de todo era lo que tanto deseo de él desde que se casaron. Hicieron el amor hasta tarde, eso cuando Goku se dio cuenta de lo tarde que era.
- Bueno vámonos que muero de ganas porque veas tu sorpresa.
Se alejaron los dos por el cielo estrellado en su nube voladora.
- Necesito pedirte un favor Chichì-dijo Goku en tono de súplica.
- Dime.
- Quiero que cierres los ojos y que no los abras hasta que yo te diga.
- Está bien… pero me intriga tu sorpresa.-Contesto Chichí con algo de impaciencia.
Cerró los ojos y sintió como la nube se detuvo y escucho un sonido muy bello y peculiar para ella, ese sonido que más la cautivaba era:
- ¡¡Goku eso es el mar¡¡ -dijo bastante entusiasmada.
Y efectivamente la había llevado al mar.
- Abre los ojos Chichí –le susurró Goku al oído.
Cuando los abrió no lo podía creer estaba parada frente a una cabaña de dos pisos, hecha toda de madera frente a la playa, Chichí no salía de su asombro, quería pronunciar palabras pero, no sabía cómo hacerlo hasta que pudo decir.
- ¿¡Qué es esto Goku?
- Una cabaña que te he hecho para ti
- ¡Para mí¡
- Así es…me ayudo tu padre un poco…me presto el dinero para comprar el lugar…ya que me comento que te gustaba la playa –dijo esto poniendo su mano tras de la cabeza.- Y como no te lleve de luna de miel…
Chichí comenzó a llorar pero, de alegría la cabaña era preciosa.
- ¿No te gusto Chichí? ¿Porque lloras?
- Lloro de alegría…-dijo sollozando- lloro de alegría ya que también por eso se nos salen las lágrimas
Goku la miraba con ternura y la abrazo con mucho amor.
- Todavía falta que la veas por dentro.
- ¿También por dentro?
Dijo esto adentrándose los dos dentro no lo podía creer toda estaba amueblada, la cocina, la sala, el comedor…
- ¿Y estos muebles Goku?
- Yo los hice Chichí, no encontraba la forma de decirte cuanto te amo yo también…no soy muy bueno diciendo las cosas así que… se me ocurrió esto…
Chichí nunca había escuchado a Goku desde que se casaron decirle que la amaba y al oír eso estaba a punto de desmayarse, este al darse cuenta la sostuvo en sus brazos y la vio pálida y confundida.
- ¿He dicho algo que te molestará cariño?
- No… al contrario…no era necesario que dijeras ¡¡Te amo!! Con el simple trato, caricias y… todo de ti me lo demostrabas… me encanta Goku ¡Gracias yo también te amo mucho… más de lo que te imaginas!!
- Espera te voy a enseñar las recamaras
La llevo arriba su récamara era hermosa había puesto una banca larga pegada a la ventana para que viera a su antojo el mar. Hizo dos recamaras porque pensaba llevar al bebe una vez que naciera a la cabaña. Chichí le callo la boca con un beso tierno y apasionado que hizo que Goku se encendiera de pies a cabeza haciéndolo temblar entre sus brazos así que la llevo tiernamente a la cama, se despojaron de su ropa e hicieron el amor tierna y salvajemente como siempre lo habían hecho. Chichí temblaba de placer al contacto de sus manos, su piel y su boca. Goku se sentía pleno era la mujer más especial del mundo y así después de llegar al clímax se quedaron dormidos. Pero, Chichí comenzó a tener un extraño sueño uno que nunca había experimentado. En él una mujer retaba a una reina.
“– Rey Vegeta he decidido casarme y escogido como esposo a alguien de su corte.
- ¿A quién has escogido Yamira?
- A Bardock señor- dijo ella señalando al caballero.
- ¿Sabes que tienes que retar a mi esposa a la Reyna Tomoe?
- Sí señor lo sé.
- Preparen el combate. Estará divido en tres partes: empieza el combate cuerpo a cuerpo.
La Reyna Tomoe era muy bella era de tez blanca, cabello negro agarrado por una cola, ojos negros y profundos pero, su mirada era aterradora y llena de rabia.
- Estas lista Yamira no voy a permitir que te quedes con él. – dijo esta en voz baja para que no fuera escuchada más que por ella su retadora.
- Estoy lista Tomoe me voy a quedar con Bardock porque lo amo y el me ama a mí.- decía ella con tono amenazante.
Y así comenzaba la lucha Yamira le daba un fuerte golpe a Tomoe tumbándola por el suelo cuando ella trato de acercarse, Tomoe le dio un puntapié que hizo que cayera Yamira perdiendo el primer combate. El Rey Vegeta dijo en voz alta:
- La ganadora del combate cuerpo a cuerpo es Tomoe. Siguiente combate con cuchillo.
Tomoe miraba con odio a Yamira.
- Maldita estúpida porque pusiste tus ojos en el la pagaras caro.
- No… tú te atreviste a engañar a tu esposo con él a sabiendas que yo le interesaba…somos hermanas ¿Qué acaso eso no te importo?
- Pelea anda…
Lanzó el primer cuchillo logrando rozar en la mejilla de Yamira haciéndola sangrar. Yamira desarmo rápido a Tomoe y haciéndola la ganadora del segundo combate.
- La última prueba la lanza del poder… que gane la mejor…
Tomoe miraba con odio y fiereza a su hermana menor.
- Yo tenía que tenerlo para mí…-decía con la voz entrecortada por el cansancio- no me importaba que él te prefiriera.
- Como todo en tu estúpida vida Tomoe, todo lo quieres para ti, ya tienes un hijo…
Y sin darle oportunidad lanzo un golpe con la lanza para lo cual Yamira esquivo, sin decir las dos estaban trenzadas en una lucha en donde los presentes no se dieron cuenta que Tomoe lo había tomado como una lucha a muerte por un hombre.
Yamira desarmo a su hermana haciendo la sangrar de la nariz y la boca y poniéndole la lanza justo en el cuello. La batalla termino y el rey dijo en sonora voz:
- Acércate Bardock.
- Dígame señor…-es idéntico a Goku decía Chichí en su sueño-.
- A partir de hoy estas comprometido con Yamira y se casarán la próxima semana, pueden cortejarse… le pediré al señor Freezer que te de empleo conquistando planetas pueden retirarse
Bardock miró a los ojos a Yamira quien no pudo más que estremecerse al sentir su mirada.” En esto Chichí despertó y se fue a sentar a la banca que daba a la ventana. ¿Qué era aquel sueño tan raro? Había visto un hombre parecido a su Goku pero… no era él de eso estaba segura, pensaba mientras sus ojos se perdía en el horizonte del mar…
CAPITULO IV
Esa semana fue grandiosa se reían como niños, jugaban y solo hacían planes del pequeño bebé que tendrían en unos 6 meses más. Pero, Chichí seguía teniendo esos sueños eran como fragmentos de una vida que no era la suya… no entendía bien de que se trataban, cada vez eran más reales al menos ya había visto mejor a la mujer llamada Yamira era de pelo castaño rojizo, de pelo corto, tez blanca ojos café muy profundos si ella lo pensaba mejor se parecían mucho a los de Goku, tenía una fortaleza que nunca había visto en las mujeres de la tierra por lo que la llevó a pensar que la mujer de su sueños no era humana más bien era extraterrestre y más por la extraña ropa que portaba una especie de coraza que la protegía del pecho pero, que le hacía resaltar más sus atributos, la ropa de debajo de su coraza era ajustada y resaltaba su esbelta figura. También en sus sueños le mostraba a Chichí que también era tierna y cariñosa con el hombre que se parecía tanto a Goku. En estos pensamientos estaba cuando su hombre la llamo.
- Chichí ¿acaso no me estas escuchando?
- Perdóname… ¿Me decías algo?
- Sí ¿Qué cómo era tu madre contigo?
- Mi mamá… ¿Por qué quieres saberlo Goku?
- Yo no recuerdo a mi madre… ni se si algún día la tuve…por eso pregunto…
- Pues mira…-le decía tratando de recordar a su madre sin dejar de sentir que una lágrima asomaba por sus ojos-. Mi madre era dulce y cariñosa conmigo… siempre que regresaba de la escuela me estaba esperando parada en la puerta… cuando te conocí de niña le conté sobre ti…y me sonreía diciéndome si me gustabas…yo siempre me sonrojaba pero…un día mi mamá ya no me esperaba en la puerta…se puso muy mal que papá tuvo que llevarla al hospital y cuando regresaron nunca me dijeron nada solo se…-decía esto mientras la voz se le empezaba a quebrar al recordar- que ya no estaba en la puerta nunca más…iba y venía del hospital con mi padre…un día entre a su cuarto y me espanto la escena…ella ya no tenía cabello… todo se le había caído…me miró…y me dijo :”¿Qué le pasa a mi pequeña porque no entras a darme un beso?” Ya no era la misma Goku…y…me salí corriendo…asustada… -comenzó a llorar sintiéndose culpable- Si yo hubiera…si yo…
Goku no le dijo nada solo el la abrazo con ternura tratando de calmarla. Sentía que había hecho mal al hacerla traer ese recuerdo tan amargo para su vida…pero él quería saber cómo era una madre, el solo vivió con su abuelo Gohan que le había dado todo el cariño que solo un padre podría dar…pero una madre… ¿cómo lo daba? Él no sabía pues, había carecido de esta. Chichí prosiguió su relato.
- Hasta que un día ella murió…se fue al cielo… aunque la extraño mucho.
- Chichí perdóname no debí haberte pedido…
- Tranquilo me ha hecho mucho bien porque para este bebé quiero ser la mejor madre del mundo.
- Lo serás estoy completamente seguro. Bueno es hora de regresar a nuestra casa en la montaña Paoz. ¿Estás lista?
- Sí…
Y volvieron después de esa semana tan maravillosa así pasaron tres meses más de intensa felicidad Chichí su vientre estaba más grande por el embarazo y Goku todas las tardes se la pasaba acariciando y besando su vientre pero un día algo extraño paso. Ese día Chichí no se sentía muy bien, y el trance comenzó cuando Goku la tomo de la mano entro en una especie de desmayo, lo cual hizo que él se preocupará mucho…
- ¡¿Chichí que te pasa!? Contéstame… no me espantes así…
Estaba tan pálida que asustado por el bienestar de su mujer la llevo de inmediato en la nube voladora al hospital más cercano. Fue internada de emergencia, Chichí había tenido un colapso y estaba en coma por la alta presión que presento. En cuidados intensivo Goku escuchaba la noticia del doctor.
- Señor su esposa presenta algo que llamamos pre-eclamcia.
- ¿Qué es eso?
- Es cuando la mujer en el embarazo se le eleva la presión la tenemos en observación pero…está en coma…y no sabemos cuándo despierte. Lo único que queda es esperar…necesito que llame a algún otro familiar.
En coma… ¿y eso que era? El escuchaba sin entender una sola palabra y la única que podría decírselo estaba ahí tendida en una cama, llena de cables y aparatos raros en su cuerpo. Tuvo que llamar a su suegro que rápido estuvo con él y trato de explicarle. Aunque él no entendía el solo quería que su Chichí se levantara y lo riñera como siempre lo hacía.
Pero en Chichí desde el momento que tuvo el desvanecimiento entro en un lugar muy extraño.
- ¿Dónde estoy? ¿Qué lugar es este? ¿Goku donde estas contéstame?
- No está aquí… has sufrido una complicación –le contesto la voz que ella sentía que ya había escuchado en sus sueños tiempo atrás- Estás en el límite entre el sueño y la realidad.
- ¿Quién eres tú?
- Es que acaso no me reconoces…me has estado viendo en tus sueños que no son sueños sino recuerdos que adquiriste míos al haberte puesto ese anillo que traes en tu dedo.
Chichí se miró las manos y pudo ver que había un anillo con una piedra roja que estaba en uno de sus dedos y recordó que antes de irse de viaje a la playa con Goku fue a su antigua casa donde vivió con su abuelito Gohan para buscar la esfera de cuatro estrellas y debajo de esta encontró muy bien escondido un anillo y se lo puso… y ato cabos dándose cuenta que desde ese día que se lo puso empezaron los sueños raros y cuando lo traía puesto empezaba a tenerlos.
- Ese anillo no te pertenece a ti es para mi hijo…Kakarotto…yo se lo puse en su nave el día que fue mandado hacia este pequeño planeta…
- Ya te reconozco eres Yamira… pero…tu hijo es acaso…
- Ese al que tú llamas Goku es mi hijo Kakarotto.
Chichí estaba asombrada estaba frente a frente a la mamá de Goku… los sueños que había tenido eran los recuerdos de ella.
“Deja que te cuente mi historia. Mi nombre es Yamira soy una guerrera de un planeta que llamaba Vegita que fue destruido hace muchos años… entre a las fuerzas especiales para hacerme guerrera desde que tenía 16 años. Tengo una hermana que viste que se llama Tomoe cuando el rey murió su hijo Vegeta tomo el poder pero, necesitaba una mujer para reinar y fuimos invitadas todas las jóvenes nobles del planeta. Mi hermana y yo fuimos invitadas al baile a ella se le daba más eso de usar vestidos y maquillarse. A mí no.
- ¿Ya estas lista Yamira? Es nuestra oportunidad de ser reinas del planeta.
- Será para ti –conteste algo molesta- porque a mi estas cosas no me interesan. A mí solo me interesa conquistar planetas, pelear con otros seres esto no es para mí.-dije mientras Tomoe me observaban fría y calculadoramente-
- Vamos Yamira si no quieres no bailes y quédate apartada de la gente –me dijo mientras me miraba de una manera celosa cuando me vio ya vestida- te vez radiante.
- Está bien pero, no voy a bailar con nadie.
Que estúpida fui nunca supe que las intenciones de mi hermana gemela era quedar bien ante la gente y quedarse ella sola con lo que tanto ambicionaba el Rey Vegeta. Llegamos a palacio y quede petrificada ante tanto lujo, pero más al ver al apuesto guerrero que nos recibió un hombre cuyos ojos me hicieron temblar de pies a cabeza: Bardock. Pero tampoco me di cuenta que mi hermana nos observaba a ambos. Pero en ese momento no le tomo importancia y entro al gran salón. Yo me quede atrás escondida pero, alguien más estaba a mi lado y ese era Bardock.
- Hola puedo darme cuenta que tampoco te gustan estas cosas.
- La verdad es que no –dije sin voltear a verlo-.
- Mi nombre es Bardock y ¿el tuyo cuál es?
- Yamira –dije mirándolo y casi perdiéndome en sus ojos negros-
Era tan apuesto, su piel tostada por tanto asolearse y me imaginaba que por tanto combate, sus músculos que resaltaban en sus brazos me hacían ruborizarme nomás de imaginar que me abrazará y según para que no se diera cuenta de lo que me ocasionaba voltee hacia otro lado rápido.
- ¿Te gustaría salir conmigo al jardín a seguir platicando?
- Claro este lugar es muy ruidoso –le conteste sin replica.
Ya estando fuera me conto que salía como yo a conquistar planetas por órdenes del rey Vegeta y el señor Freezer y que le gustaba mucho luchar. Y así se me fueron las horas platicando con él hasta que cuando sentí que Bardock me iba a besar en los labios un anuncio me dejo helada.
- Les presento a la nueva reina del planeta Vegita a la señorita Tomoe.
Mi hermana había conseguido lo que tanto perseguía ser la reina. Me aleje de ahí dejando a Bardock muy sorprendido, se anunció que la boda sería en un mes y que todo el reino estaba invitado. Mi hermana se acercó y me dijo
- Viste tonta lo conseguí voy a tener todo lo que siempre he querido.
- Claro yo me conformo con poco y lo sabes.
- Si ya te vi platicando muy intensamente con el joven que nos recibió pero, mi papa no lo va a permitir.
- No me importa y lo sabes.
No me pude percatar en ese momento que esas palabras eran una amenaza para mí. Así paso el tiempo mi hermana tuvo un hijo al que le pusieron Vegeta como su padre y ese día en especial regrese de una misión y quise conocer a mi sobrino. De repente en una de las habitaciones escuche ruidos muy extraños y al abrir la puerta me di cuenta que era Bardock y mi hermana haciendo el amor como unos verdaderos salvajes, vi que mi hermana se dio cuenta y me dijo todo en su mirada lo había hecho a propósito quería que yo lo viera. Cerré la puerta y salí corriendo, como el palacio era tan grande no sé cómo llegue a la habitación de mi sobrino y entre. Estaba profundamente dormido así que lo levante y lo cargue y gruesas lágrimas rodaron por mi mejilla. Te juro que estaba tan emocionada porque sabía que al ir al palacio me lo iba encontrar y quería verlo con eso me conformaba pero, verlo así me rompió el corazón en mil pedazos. Me pude tranquilizar y salí de la habitación dejando al pequeño Vegeta en su habitación pero, al salir me topé con Tomoe.
- ¿Qué te gusto el espectáculo que viste?
- ¿Cómo te atreviste a hacerlo con él y engañar a tu esposo?
- ¿Qué es lo que más te molesta? ¿Qué haya engañado a mi esposo o que lo haya hecho precisamente con él? –me dijo con mirada retadora.
Juro que si no supiera que era mi hermana en ese momento la hubiera matado. Me di la vuelta y la deje vociferando.
- Me voy tengo que ir a una misión al planeta Mer-15.
- Sí lo sé, Bardock también va.
Al decírmelo la piel se me helo, si hubiera sido en otro momento juro que me hubiera alegrado pero, bajo esas circunstancias me dieron ganas de salir huyendo y no verlo. Iba caminando con mis pensamientos revueltos cuando Bardock me salto al frente.
- Espera yo también voy contigo.
- ¿Y quién te dijo que te quiero de acompañante? –le dije echándole la mirada más aterradora y desafiante que tenía.
- ¿Qué te pasa?
- Y todavía me lo preguntas… te acabo de ver con mi hermana…
Al decir eso Bardock se puso tan pálido que ya no me dijo nada. Y así subimos a la nave para la misión no pronuncio palabra alguna sólo sentí como me recorría con la mirada ya estaba más grande ya había cumplido la mayoría de edad y mi cuerpo por ende ya no era el mismo de la primera vez que me vio. Sentía su mirada como me recorría el cuerpo entero haciendo que eso me pusiera nerviosa pero, había otro que también me veía Riab pero, él lo hacía porque minutos antes mi hermana había hablado con él para ordenarle que como fuera me asesinara sin contemplaciones. Al llegar al planeta y nos decian que no debía quedar ni uno vivo baje y desquite mi coraje con todos los habitantes del planeta (al menos la porción que quedo) pero, al llegar a una casa había una mujer con tres niños pequeños cuando los iba a asesinar fríamente algo dentro de mí me hizo hacer lo contrario.
- Vete escóndete en el bosque, yo pasaré por la noche y te daré libre acceso para que te vayas con tus hijos en una nave.
- Gra…cias
Fue todo lo que me pudo decir, yo no dije nada a nadie. Bardock solo me observaba, la verdad sus miradas me estaban calentando el alma y la piel, quería que me siguiera viendo. Frente a la fogata me calentaban más sus miradas que el fuego que salía. Cuando todos se quedaron dormidos me levante sin hacer mucho ruido y me dirigí al bosque a buscar a la mujer que antes había salvado. Le dije que huyera que la nave estaba en el andén donde antes había estado el aeropuerto y que se fuera. Lo que nunca me fije es que Riab me había seguido.
- Maldita traidora –me dijo haciéndome voltear de repente- vas a morir por traicionar al señor Freezer él dijo que no hubiera sobrevivientes.
Justo cuando iba a dispararles le lancé un fuerte golpe que lo hizo retroceder.
- No puedo permitir que hagas eso, estúpido.
- Entonces morirás.
Justo antes de que me asesinara le propine tremenda paliza que le tumbe los dientes. Pensando que ya lo había derrotado volví a voltear para ver perderse a la familia que había salvado cuando de pronto escuche.
- Cuidado Yamira –era la voz de Bardock-
Pero no pude reaccionar un rayo me quemo la sien y comprendí que Riab me había disparado solo escuche a Bardock gritar.
- Maldito que hiciste, muere…
Y no escuche más. Desperté dos días después en la capsula recuperándome y vi a Bardock a través del cristal. Me había herido Riab y me entere que Bardock lo había asesinado. Me vestí porque en la cámara estábamos completamente desnudos y salí. Bardock me esperaba para hablar conmigo su expresión era completamente diferente.
- Riab fue quien te disparó tenía la orden de asesinarte.
- ¿Quién se la dio? –temiendo escuchar la respuesta-
- Tomoe ordeno tu muerte y yo…necesito que me ayudes por favor…
- ¿A qué?...te debo mi vida así que estoy dispuesta a ayudarte dime
- Quiero que retes a la reina para que te puedas casar conmigo y así librarme de una muerte segura porque si lo hizo con su propia hermana que me espera a mí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bardock86
Androide de Gero
Androide de Gero
avatar

Mensajes : 1823
NIvel de Ki : 7
Edad : 30
Localización : Planeta Vegeta
Fecha de inscripción : 30/09/2008

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Vie Oct 15, 2010 8:10 pm

Pinta bien por lo poquito que leí (es que es mucho y tengo poco tiempo ahora), en cuanto tenga tiempo y lo lea te comento que me parece Wink.
Gracias por compartir tu escrito con nosotros y bienvenida Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
son justin
Goku
Goku
avatar

Mensajes : 10360
NIvel de Ki : 155
Edad : 26
Localización : Mexico, BC
Fecha de inscripción : 08/10/2008

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Vie Oct 15, 2010 8:55 pm

por que siempre las chicas ke les gusta el anime hacen fanfic de amor con los protagonistas? jajajaja bueno en todo caso bienvenida yamira, me gustó el capitulo I y II segun goku y chichi, pero de la III en adelante ya no, para mi mui exagerado goku haciendo esos detalles y ke los sayajin tengan bailes asi y amor entre ellos XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Doncan
Super Saiyan
Super Saiyan
avatar

Mensajes : 1585
NIvel de Ki : 4
Localización : Liberty City
Fecha de inscripción : 14/09/2010

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Vie Oct 15, 2010 10:06 pm

Pues a mi me parecio buena historia, aunque como dice son justin lo demas como que no se da entre los Saiyajin.

Bienvenida Yamira.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://romelyagami.deviantart.com/
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Sáb Oct 16, 2010 2:02 am

Me gusto muchisimo!! Capturaste la escencia de Goku a la perfeccion en el primer capitulo... pero luego... bueno como que demaciaaaado romance por parte de Goku, aunque bien igualmente.

Lo del baile tambien es extraño pero podria haber pasado, asi que se acepta.

Espero mas!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Sáb Oct 16, 2010 5:11 am

Muchas gracias mañana publicare capitulos IV y V, pues si pero me imagine que pues tambien ellos tenían que haber tenido algo de romance no nada mas peleas. Gracias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Capitulo V y VI   Sáb Oct 16, 2010 5:19 am

CAPITULO V
“Me quede helada me estaba pidiendo algo fuera de este mundo.
- ¿Quieres que rete a Tomoe?
- Para ti será muy fácil yo… me quiero casar contigo… sé que cometí un error al acostarme con ella pero, ella me engaño, yo le dije que te amaba y que quería contactarme contigo pero, ella… me sedujo y pues
- Sí eres un “macho” y perdiste la cabeza.
- La verdad es que no tengo justificación.. mañana regresa el rey Vegeta y puedes pedir mi mano solo a el…
- Pero sabes que tengo que retar a mi hermana…
- ¿Lo harías por mí? De verdad me gustas y creo…que estoy enamorado de ti…
Bardock me estaba pidiendo algo imposible pero, creo que yo también me estaba enamorando de él creo que desde que lo conocí…
- Está bien mañana vendré por la tarde…
Entonces hizo algo que me dejo helada me beso, y ese me beso alentó mi decisión de salvarlo. Ya que era verdad mi hermana si había sido capaz de mandarme matar ¿de qué más sería capaz?
La lucha pues la viste en el primer sueño que viste, teníamos la bendición del Rey, una tarde en mi departamento Bardock iba como todos los días a verme faltaba muy poco para nuestra boda.
- Mañana es el gran día Yamira
- Sí… lo sé –dije suspirando sin mucho ánimo-
- Pero yo he dicho lo que siento por ti desde ese día hasta hoy y tú …no me has dicho si me amas o no.
Voltee a verlo no sé qué quería que le contestará yo me sentía muy mal y más porque presentía que mi hermana no iba a estar muy tranquila.
- Estoy segura que Tomoe no se va a quedar tan tranquila…la conozco…se que esta muriendo de rabia pensando como vengarse de mí…
- Esa no fue mi pregunta Yamira…dime ¿me amas?
No sabía que debía contestarle…creo que lo amaba pero, no podía negarlo tenía miedo de lo que Tomoe haría en el momento que yo me desposará con él. ¿Lo amaba? No lo sé era una muy buena pregunta, lo deseaba con todas las fuerzas de mi ser pero, ¿lo amaba realmente? No lo sabía al menos no en ese momento hasta que una palabra dicha por él fuerte y con decisión me hizo reaccionar.
- Está bien te voy a dejar tranquila…de doy tu libertad y en este momento salgo con el rey Vegeta le digo toda la verdad y que me mate…ya que no me importa perder la vida si tu no sientes lo mismo que yo por ti…-y azotó la puerta-
Al azotarle sentí que me azotaba también el corazón salí corriendo tras de él yo lo había salvado de morir porque lo amaba y no quería que muriera.
- ¡Bardock, Bardock!
Y sin decirle nada lo abracé y lo besé, ese beso hizo que me estremeciera de pies a cabeza, hubiera querido que en ese momento me tomara en sus brazos y me hiciera suya pero, me dijo que quería esperar hasta que estuviéramos desposados. Regresé feliz a mi casa cuando unos tocados suaves me hicieron salir de mis pensamientos…pero era:
- ¡Tomoe!
- Nunca óyelo bien nunca te voy a perdonar lo que me haz hecho TE LO JURO. – dijo mirándome con rabia y odio.- Te odio y te juro que me las vas a pagar.
- Óyeme bien tu…no puedo creer que me digas eso… tú de antemano sabías que te buscaba Bardock porque me amaba a mí y no a ti… y tú te aprovechaste de eso…
- Ya te dije en cuanto te cases solo tendrás una semana de amor y tranquilidad cuando regreses prepárate –se alejó de mí dejándome en la zozobra y el miedo-.
Me despose con Bardock y nos fuimos a un planeta cercano a estar juntos sin importarnos ni nada ni nadie. Nos entregamos al amor salvajemente dando rienda suelta a nuestra pasión que había tenido guardada desde hacía mucho tiempo. Nos miramos solos y me empezó a desnudar tirando con fuerza mi coraza, mis pantaloncillos dejándome completamente desnuda, sentía como el calor me llegaba por olas e inundaba mi cuerpo poco a poco al contacto de sus manos sobre mi piel. Yo también quería recorrer con mis manos el cuerpo de mi esposo, así que con fiereza despoje a Bardock de lo que me estorbaba para sentirlo y sin más lo hice arrancándole un gesto de pasión y lujuria. Me empezó a besar el cuello arrancándome un gemido de mi garganta, sus caricias me estaban volviendo loca, deseando que me penetrará fuerte y salvajemente. Lo hizo y se dio cuenta de que yo era virgen.
- ¿Eras virgen? –me lo dijo en tono un tanto insultante que preocupante-.
- Sí….que pensabas ¿Qué porque era una guerrera me iba a costar con el primer guerrero que endulzará mi oído?... jamás…
Callaron mis palabras con un beso que al meter su lengua en mi garganta sentía que me violentaba mientras daba sacudidas dentro de mí. Sentí como él se derramo dentro de mí yo sobre él varias veces. Así estuvimos durante toda esa noche y todavía al día siguiente. Fue lo más maravilloso y salvaje que había hecho en mi vida. Nos quedamos abrazados cansados y extasiados.
- Bardock…Tomoe fue a mi apartamento a amenazarme.
- No te preocupes te tengo una sorpresa
- ¿Cuál es?
- El Rey nos dio permiso para ausentarnos un mes.
Esto me puso muy feliz… un mes entre sus brazos, compartiendo mi vida con él, era lo menos que me imaginaba. Paso el mes y justo lo que me imaginaba en cuanto regresamos el rey nos quería ver al día siguiente. En cuanto regresamos fui al hospital porque me había estado sintiendo un poco enferma pensando que había sido por el cambio de ambiente de cada planeta que visitamos lo que menos me imagine fue lo que me dijo el médico.
- Señora Yamira… debo informarle que está usted embarazada y va a tener un varón…
- Un hijo…-estaba llena de dicha sin imaginarme la tragedia que vendría al día siguiente-.
No le dije nada a Bardock de mi embarazo hasta después de hablar con el Rey.
Llegamos al palacio y me recibió una personita especial para mí era el príncipe Vegeta que me recibia tenía 2 años…y lo abrace pero fui separada bruscamente por mi hermana.
- Vegeta déjala en paz tu padre quiere verla…
- No tiene nada de malo que me abrace…
- Para mí sí la tiene…lo vas a hacer débil…
Pasamos al gran salón y el Rey Vegeta nos saludó y nos dijo:
- Lo lamento mucho Bardock por orden del señor Freezer todos los bebes nacidos, varones serán enviados a los planetas a conquistarlos como bebes para que vivan entre ellos y cuando tengan edad suficiente los conquisten. Es decir, que en cuanto sus hijos nazcan serán separados de ustedes ni siquiera los podrán conocer…
Agache la cabeza pero, de reojo me pude dar cuenta que mi hermana sonreía llena de felicidad ella le había dado la idea al Rey o hasta el mismo señor Freezer. Salimos del palacio pero, una enorme tristeza me invadió y llegando a nuestra casa comencé a llorar, Bardock no sabía que me pasaba.
- ¿Qué te pasa Yamira?
- Estoy…embarazada y voy a tener un varón…-dije sollozando sintiendo que mi alma se me iba con cada lágrima-
Bardock solo me pudo abrazar y consolar. 8 meses después nació nuestro primer hijo al que pusimos por nombre Raditz, ni siquiera me dejaron verlo ni a mí ni a Bardock…así como nació lo metieron a la nave para alejarlo del planeta…Sufrí mucho Bardock cada vez las misiones eran más largas, yo le dije que no quería tener más hijos…ya que sufriría cada vez que me los quitaran. Mi única distracción era entrar a la habitación de mi sobrino a escondidas y darle todo el amor que a Raditz nunca le podría dar… pero también no podía pensar como era posible que mi hermana no quisiera a su hijo, su padre era un monstruo con él lo obligaba a pelar y esforzarse al máximo no lo dejaba disfrutar su niñez…le pegaba pero, eso a Tomoe no le importaba…nunca le daba un beso de buenas noches ni un abrazo ni nada pero, era feliz cuando me veía por las noches…
- ¡Yamira! –me decía mientras me estiraba sus bracitos para darme un largo y fuerte abrazo-
- Shh sabes que donde tu madre me vea me manda sacar –le decía bajito para que nadie me oyera-. ¿Cómo esta el niño más hermoso del universo?
- Bien Yamira…extrañándote mucho…-me decía mientras sus lágrimas asomaban por sus ojitos-.
- Vaya, vaya vaya me puede decir el príncipe ¿Por qué llora?
- Es que mi papá hoy me dio un golpe duro aquí –me decía mientras me enseñaba tremendo moretón en la pierna me daba tanta rabia ver como le pegaba y como le dejaba su cuerpecito marcado- dice que tengo que ser el mejor…¿de verdad soy un inútil Yamira?
- No mi vida –le decía tiernamente mientras lo abrazaba- no llores…tu eres muy fuerte pero tu padre no lo sabe…¿y tu mamá que hace?
- Se ríe mucho porque me pega mi papá…
- Maldita…-decía para mi misma
- Yamira…hoy escuche pelear a mi mama con mi papa…
- Y eso porque fue…
- Ella le decía que estaba bien que me fuera con Freezer que me ayudaría mucho…pero mi padre se enojó y grito con fuerza que no …pero mi mamá dijo que ella me daría a Freezer ya que él no tenía derecho a decidir porque yo no era su hijo…
No lo podía creer que le dijera eso al Rey y menos que él lo creyera si a duras penas se veía que Vegeta era su hijo tenía su misma imagen solo la mirada del pequeño era igual a la de su madre…
- Y mañana me voy a ir…no te volveré a ver Yamira… -me abrazo tan fuerte que yo no quería que me soltará de mis ganas me lo llevaba conmigo en ese instante-.
- Te amo mi niño…
- No te vayas hasta que me quede dormido si
- Claro…
Me quede con él hasta que se quedó dormido, salí de su cuarto echa un mar de lágrimas al llegar a la casa Bardock ya había llegado de viaje me vio llorar y me abrazó.
- ¿Qué tienes? Me partes el corazón verte llorar así…
- Se va…Vegeta también se va mañana…no…no puedo soportarlo…
Y cayo mi boca con un beso tierno que me hizo temblar de emoción nunca me había besado de esa manera…Me deje llevar por sus caricias tan tiernas…quería ser amada…así que poco a poco me fue despojando de mi ropa con ternura…me cargo en sus brazos y me llevo a nuestra cama vi cómo se fue desvistiendo el para después seguirme tocando con sus manos, como me iba recorriendo con su boca mi cuerpo que lo ansiaba…hacía 4 años que Raditz ya no estaba con nosotros y me deje llevar porque mi alma lo necesitaba…hicimos el amor con ternura…Así me llevó hasta el éxtasis y me quede dormida en sus brazos. Nunca habíamos hecho el amor con todas sus letras siempre habíamos tenido sexo salvaje pero… el amor nunca…no hubo protección por lo que…a los dos meses supe que estaba embarazada y estaba esperando a Kakaroto.
Le dije Bardock de mi embarazo y me dijo que volvería antes de que naciera nuestro hijo… pero regreso justo una semana antes había ido al planeta Karasa y había regresado muy herido. Lo fui a ver pero estaba en la cámara de recuperación. No me miraba, así que fui con el rey Vegeta… a suplicarle que por favor me dejará estar con mi hijo pero, lo que vi me asusto y me lleno de ira era el rey pegándole a mi sobrino sacándole sangre de su nariz.
- Déjalo en paz –grite con todas mis fuerzas- ¿Por qué lo lastimas así?
- Tiene que hacerse hombre, quítate de en medio o me olvidaré que por desgracia eres de mi familia…ella me dijo que Vegeta no era mi hijo…
- ¿Le creíste? Veló –tomándolo de los hombros a mi niño- míralo bien y dime que no vez en el tu cara, tus rasgos…es tu hijo…ella miente para lastimarte a ti y a tu hijo…No me voy a mover entiendes, tendras que pegarme…
Ya no pude decir más me desplome era obvio empezaba con los dolores de parto. El rey ordeno que me sacaran no sin antes, el pequeño Vegeta me abrazo muy fuerte y fue la última vez que lo vi. En el hospital me dijeron que había dado a luz a un niño…Entre la anestesia dije un nombre: ¡¡Kakaroto!! Y me volví a dormir.
No sé cuántos días pasaron que cuando desperté Bardock estaba a mi lado con mi hijo en brazos.
- Escúchame bien Yamira porque tal vez esta sea la última vez que estemos juntos –me miraba con los ojos desorbitados- Freezer escucho sobre la leyenda del súper Sayayin. Y mando matar a todos los que estábamos en los planetas y va a destruir este planeta...
- ¿Qué estás diciendo???
- Tienes que dejar que este niño se vaya al planeta tierra y…he visto el futuro de él…el destruirá a Freezer…él es el súper Sayayin…él se encargará de vengarnos…yo lo sé y tengo fe en ello.
No lo podía creer Bardock me estaba pidiendo que dejará a mi hijo, se acercó a mí y me dijo:
- Te amo Yamira, eres y serás la mujer de mi vida…sin ti nada hubiera tenido sentido…lamento que por mi culpa nos hayan alejado de Raditz y de Kakaroto pero, me volvería a casar contigo…
Dicho esto me beso y se fue. No sabía que pasaba. Puse a Kakaroto en la nave no sin antes.
- Hijo mío este anillo tiene mis recuerdos…para que al menos te acuerdes… o conozcas mi cara… ¡Adiós Kakaroto!
Dicho esto se alejó la nave y tal y como dijo Bardock el planeta se destruyó.”
Chichí no lo podía creer como es que había conocido la historia de su Goku y esto le hizo preguntar.
- ¿Por qué me has enseñado todo esto?
- Porque mi hijo Raditz en exactamente 4 años va a venir a la tierra a buscar a Kakaroto y Vegeta y Nappa vendrán en 5 años. Chichí estoy orgullosa de mi hijo ya que se convirtió en el hijo que yo deseaba… no que conquistará planetas sino que fuera tranquilo y especial y tú sabes que lo es
- Lo sé…vamos a tener un hijo…
- Lo sé y será más fuerte que Goku…cuídalo y cuando puedas háblale de mi….otra cosa más Chichi
- ¿Dime?
- Vegeta…ayúdalo…a él le hizo falta el cariño de una madre que no tuvo…cuídalo y si puedes…quiérelo…regresa ya….
Al decir esto Chichí despertó después de 5 días y junto a ella estaba Goku…le apretó la mano y el la recibió con una gran sonrisa y una lágrima rodo por su mejilla.
CAPITLO VI
Han pasado 2 meses más en donde Chichí no decía nada de su aventura pero, Goku la consentía en todo. Chichí había convenido con él en acompañarlo todas las mañanas a sus entrenamientos. Esa mañana en especial había preparado todo para un día de campo. Chichí metió varios sándwiches en la cesta, y noto que la espalda le dolía un poco.
- ¿Estás bien cariño?
- Sí…-le contesto Chichí dándole una sonrisa para que Goku no se diera cuenta que mentía-estoy bien no te preocupes… ¿Nos vamos?
Dicho esto salieron de la casa perdiéndose en el bosque…Goku empezaba su entrenamiento cuando Chichí como cada mañana se iba al lago a darse un baño… pero esta vez el baño resultaría en una aventura para ella. Empezó a bañarse en la cascada cuando una fuerte punzada atravesó su cintura haciéndole dar un grito de dolor.
- ¿Qué demonios me pasa? –dijo asustándose al ver que el agua se pintaba de rojo no había duda estaba sangrando- ¡Ay Dios y ahora que voy a hacer!
Intento gritar pero, el dolor era bastante fuerte…hasta que pudo lograr articular un grito fuerte, que sonó por todo el bosque…
- ¡Goku ayúdame ¡¡¡¡
Goku alcanzo a escuchar y salio volando desesperado por encontrarla.
- ¡¡Chichí en donde te encuentras contéstame!!!
- ¡¡¡¡ESTOY EN EL LAGO!!!! PRONTO…..- volvió a gritar con mayor fuerza
Goku la vio y la encontró sangrando saliendo del lago agarrándose firmemente de la rama de un árbol.
- ¿Qué tienes Chichí?¿ Te haz hecho daño en algún lado?
- No Goku nuestro hijo ya va a nacer….
- Tengo que llevarte al hospital…
- No…escucha…ya no alcanzamos…siento la cabeza del bebe entre mis piernas
Goku se asomo y pudo ver únicamente como la cabeza del bebe asomaba.
- Necesito que me ayudes Goku…trata de tomar al bebe entre tus manos…
- ¿Y si lo suelto?
- TRATA DE NO HACERLO….no puedo más…
Y dio un fuerte alarido que resonó por el bosque... Goku trato de ayudar a Chichí tranquilizándola con sus palabras y tomándola de la mano, cuando en un último pujido Chichí expulso al bebe y Goku lo sostuvo con sus manos…
- Goku…-decía Chichí agitada- ve a la cesta y trae un cuchillo pronto…
- Sí – salió volando y trajo el cuchillo en sus manos- aquí esta ¿Qué hago?
- Corta el cordón que tiene el niño y luego el otro extremo jálalo con fuerza para que salga el resto de mí hazlo…
Goku jalo y saco la placenta, luego miro por largo rato al niño que tenía entre sus brazos y sintió un deseo enorme de protegerlo y mucha ternura. ¿Cómo fue que ese bebe salió del cuerpo de Chichí y luego que ese bebe el lo hubiera hecho con ella? Así que lloró como un niño. Chichí fatigada miró a donde se encontraba Goku y lo vio y ella también lloro de alegría pues, Goku la había ayudado tanto. Chichí le pidió a Goku que la llevará al hospital para que la revisaran a ella y al bebe. Los llevo a ambos y de ahí le hablo al padre de Chichí y se fueron a su casa. Chichí se acostó en su cama y el bebe lo tomo en sus brazos y Goku pudo ver como ella lo alimentaba con sus senos. Goku espero a que el bebe terminará para arropar a su mujer.
- ¿Te dolió mucho Chichí?
- Sí pero, fue el dolor más hermoso y la verdad es que ya no me acuerdo –acercándose a Goku le dijo- gracias…
- ¿Por qué?
- Por ayudarme con él bebe….la verdad no sé qué hubiera hecho sin ti…
Le dio un tierno beso en los labios, Goku le respondió igual.
- No gracias a ti…él bebe es lo más hermoso que he visto…nunca pensé que me sentiría tan orgulloso al verlo…
- Lo sé me pude dar cuenta…
Se volvieron a besar y Goku se acomodó para poder abrazar a Chichí y ella pudiera descansar entre sus brazos. Goku se sentía tan feliz, al verla dormir y descansar entre sus brazos. Ahora si no tenía duda a la pregunta que le hizo a Chichí años atrás que era ¿Te amo de verdad? El en este año la habría respondido. Dar la vida por él al tener un hijo, amarlo sin importarle nada y lo más importante estar con él, al pendiente de él, eso era amar de verdad y el de verdad estaba completamente seguro que la amaba de verdad.
Pues ustedes ya saben que Goku pues fue el que le puso por nombre al bebe Gohan, y que se lo puso por el recuerdo de su abuelo. Pues así paso el tiempo y pues vamos al momento en que Gohan tenía 6 meses y salieron a pasear con él y el carrito se soltó. Pero lo que nunca se dieron cuenta es que Chichí si se dio cuenta que Gohan fue el que se salvó de morir al poderse golpear contra ese árbol y recordó las palabras de Yamira “será más fuerte que Goku” y fue a recogerlo, por eso por defensa dijo que Goku lo había salvado. Ya en casa Chichí llevo a Gohan a acostar.
- ¡ No puede ser verdad! ¿Entonces no lo soñé? Sí vi a la mamá de Goku…espero poder tener tiempo para hablar con él…Gohan entonces ¿tu vas a ser más fuerte que tu padre? No lo puedo creer…
De repente Goku entro a la habitación sacándola de sus pensamientos.
- Chichí te juro que yo no lo salve…
- Cómo sea…él está sano y salvo es lo único que importa…Goku…¿puedo pedirte algo?
- Lo que quieras Chichí.
- NO quiero que por ningún motivo entrenes a Gohan.
- ¿Por qué? Sé que si lo hago será muy fuerte y….
- No quiero –lo interrumpió- el…será diferente…será un gran investigador…además la tierra está en paz y no es necesario que lo haga… ¿si me prometes que no lo entrenaras?
- Está bien Chichí si es lo que quieres así lo haré…-dijo aunque no estuviera muy de acuerdo- te espero en la habitación. Oye por cierto quiero decirte que mañana iremos a la casa de la playa, para que Gohan la conozca ¿Qué te parece?
- Claro Goku vamos mañana temprano.
A la mañana siguiente Goku y Chichí llegaron a la casa de la playa, Chichí lo puso a Gohan en una cunita hecha por Goku y salió a preparar los pescados que trajo Goku.
Estaban en la playa los dos recostados uno cerca del otro, Chichí hizo una pregunta a Goku.
- Goku hace algunos años alguien me pregunto que que era te amo de verdad, ¿ya sabes la respuesta?
- Mmm –dijo él acordándose que el mismo ya se había hecho esa misma pregunta- creo que si Chichí…Te amo de verdad se demuestra cada día, y yo solo puedo decirte que te amo de verdad –la tomo entre sus brazos suspiro y continuo diciendo- no puedo ya vivir sin ti, creo que me moriría si algo te pasa a ti. Me has dado el regalo más maravilloso del mundo un hijo…nuestro hijo…no entiendo porque no quieres que lo entrene pero, si te digo que todos tus deseos son órdenes para mí…me encanta el olor de tu pelo, tu piel, me encanta sentir tu cuerpo caliente junto al mio en las noches frías…me encanta cuando tus pequeñas manos tocan mi piel, tu aliento…en fin toda tu me gustas y te amo.
Chichí lloro de alegría al escuchar esas palabras y lo beso tierna y apasionadamente. Ella no entendía de donde había surgido el Goku que estaba frente a él pero, también sabía que el secreto que ella guardaba tendría que decírselo tarde o temprano. El tiempo la estaba acechando y no sabía qué hacer. Pero esa noche y bajo el cobijo de las estrellas hizo el amor con Goku, con amor y ternura como si en eso se le fuera la vida. La beso en el cuello mientras sus manos recorrían su cuerpo…Chichí solo se dejaba llevar por lo que sentía, las olas del mar y la noche era su cómplice ella acariciaba la cara de Goku mientras el desabrochaba el traje de baño de ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Sáb Oct 16, 2010 7:06 am

Sad Que romantico!! Ya de veras esta muy bueno esto, muestra el otro lado de dragon ball. Bien!!! Me gusta mucho.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Capitulo VII   Lun Oct 18, 2010 6:02 pm

CAPITULO VII
Así pasaron los años, Gohan iba creciendo y Chichí lo ponía a estudiar mucho desde la edad de 3 años. Gohan era muy inteligente. Nunca dejo que Goku se lo llevará a entrenar y eso pues, lo hacía Goku para darle gusto. Así pasaron los 4 años. Goku le dijo a Chichí que quería llevar a Gohan a conocer al maestro Rochi y a Krilin. A regañadientes acepto.
- Está bien pero…Goku cuando regreses necesito hablar contigo…
- De acuerdo Chichí, busco a Gohan y me voy –dijo esto subiéndose a la nube voladora- no me esperes a comer…
Chichí se quedó observando cómo se perdía en el cielo.
- Esta noche sabrá quién es…
Pero como sabrán pues no le dio tiempo porque llego Raditz, murió Goku se enteró de todo y pues a Gohan se lo llevo Picoro para entrenar pero, ella no sabía nada. Su padre llego de visita trayéndole muchos regalos a Gohan.
- ¡Hola Chichí! ¿Cómo estás?
- Bien papá esperando a Goku y Gohan fueron a kame house yo no quería pero, ya le había dado mi palabra de que los dejaría ir pero, ya se tardaron.
- ¡Con el maestro Rochi! Tengo muchos años que no lo veo y si vamos.
- ¿Cómo crees papa?
- ¿Qué tiene de malo hija sirve que vemos que paso con ellos?
- Está bien vamos papá.
Se fueron en la nave de su papá y llegaron a Kame House cuando la vieron Bulma y Krilin se pusieron muy nerviosos.
- Maestro Rochi ¿como esta? Es un gusto verlo de nuevo.
- El… gusto es mío…muchacha ¿Qué haces aquí?
- Mire no vine a verlo a usted… ¿Dónde está Goku y Gohan? –dijo furiosa-.
Krilin y Bulma se miraron y se quedaron callados para que Rochi hablara.
- Tienes que ser muy fuerte Chichí –le dijo tomándole la mano maliciosamente- Tu esposo murió a manos de su hermano mayor…
Chichí sintió como si un balde de agua fría le hubiera caído encima y solo dijo
- ¡¡¡¡Raditz!!!!....
Todos la miraron como preguntándose como lo supo…
- Así es muchacha… ¿cómo lo supiste?
- ¡¡¡¡¡NO PUEDE SER¡¡¡¡¡ ¿Dónde está Gohan?
- Picoro se lo llevo a entrenar para enseñarle…
- No…NO –dijo Chichí con lágrimas en sus ojos- mi destino me alcanzo… ¿Goku ya sabe que es sayayin?
- Sí –dijo Krilin- pero ¿cómo lo sabes?
- Yo siempre lo he sabido…desde hace 4 años lo supe y ahora dentro de un año vienen en camino dos sayayin más…
Todos se miraban ¿cómo es que ya lo sabía? y si lo sabía ¿Por qué no se lo había dicho a Goku? Pero, ya no les contesto porque se desmayó no sin antes decir dos nombres…
- Nappa y Vegeta vienen en camino…-y se desplomo-
Krilin la levanto en brazos con ayuda de Ocsatán y la llevaron adentro de Kame House. Y la dejaron ahí siendo atendida por Bulma. Cuando despertó solo le pregunto a Bulma por Goku.
- Ya recuerdo…
- ¿Cómo es que sabías todo eso antes de que te lo dijéramos?
- Mira yo…tuve una premonición hace cuatro años cuando me internaron y supe todo esto…pero no tuve tiempo de decirle a Goku nada…pensaba decírselo hoy pero…
- No te dio tiempo Chichí.
- Sí y ahora mi Goku y mi Gohan… -no pudo decir más pues empezó a llorar amargamente por su situación-
- Te dejaré un rato a solas…
- Gracias.
Lloró tanto hasta que sintió que ya no tenía lágrimas.
- ¿Cómo pude ser tan descuidada y no decirle la verdad a Goku? –se decía para sí misma- no es justo mi destino me alcanzo y ahora…que voy a hacer… ¡Vegeta¡ es cierto, Yamira me pidió cuidarlo y ¿cómo le voy a hacer? Goku lo va a enfrentar espero que cuando pase un año pueda saber dónde van a estar…
Se levantó y se fue a la sala de la casa.
- ¿Cuándo vas a buscar las esferas del dragón para revivir a Goku?
- Este…lo que pasa es que… -contesto Bulma un poco nerviosa-
- Contéstame…. ¿cuándo?
- Kamisama nos mandó decir que no reviviéramos a Goku hasta dentro de un año cuando vengan los sayayines. –contesto Krilin con decisión-
- Bueno entonces ya no tengo nada más que hacer aquí. –dijo en tono de resignación y volteo a ver a su padre- Llévame a mi casa por favor...
- Chichí ¿no prefieres estar aquí un rato más hija?
- No quiero regresar a mi casa…-dicho esto se salió y se trepo a la nave de su papa-
Ocsatan no le quedó otra y se llevó a Chichí esta entro y cerró la puerta tras ella. Subió a su cuarto y se encerró a llorar. Se sentía sola y vacía sin su hijo y su esposo. Su padre entro tras de ella y al oírla llorar no dijo nada más y se quedó con ella todo ese año. Todo un año había pasado, fue con Bulma a casa del maestro Rochi quería ver a su hijo y sobre todo a su esposo ya que tenía muchas cosas que decirle pero, hoy llegaban los sayayines. Krilin estaba a punto de salir al lugar indicado cuando Chichí llego.
- Por favor dile a mi Gohan que tenga cuidado…y a Goku dile que…no mejor no le digas nada…
- Está bien Chichí se lo diré…
Todos estuvieron al pendiente de la pelea con la bola de cristal de Uranaibaba, cuando llego Goku, cuando Gohan peleo pero, cuando vieron la batalla entre Vegeta y Goku, Gohan; Chichí grito desesperada pues, sabía que Goku podría matar a Vegeta.
- Pronto Bulma…llévame a ese lugar…
- Pero…
- Vamos llévame por favor…
- Está bien vámonos.
Al llegar al lugar Bulma se dio cuenta que Yamcha está muerto (su novio primero), Goku y Gohan estaban tirados y pudo ver a alguien arrastrándose.
- ¡¡¡Vegeta!!!
- ¿Qué dijiste?
- Baja rápido Bulma…
Esta bajo lo más rápido que pudo pero se sorprendió al ver que Chichí no corría rumbo a Gohan o Goku sino a donde se dirigía Krilin con la espada de Yayirobe para matar a Vegeta. Chichí llego con determinación y sin miedo se puso entre Vegeta y Krilin.
- ¡¡¡NOO¡¡¡ Krilin no te atrevas a matarlo…
- ¿¿¿¿Què haces Chichí??? Si lo dejamos vivo después regresará….
- No me voy a mover de aquí –dijo está determinada a no moverse de ese lugar-
Vegeta no podía moverse y sin embargo volteo a ver quién lo estaba defendiendo con tanto ahínco no podía creer que esa débil mujer estuviera dispuesta a morir por él y más porque ni siquiera la conocía pero, algunos recuerdos se agolpaban en su mente, de que hace años alguien también lo defendido igual que esa mujer que estaba frente a él.
- “Esta mujer está loca, ¿acaso yo necesito ser defendido por esta mujer?” –decía el príncipe para si mismo.”
- No Krilin de aquí no me moveré…
- Krilin…déjalo ir…-dijo Goku con la voz débil y tenue por las heridas y el cansancio-
- ¿Qué dices Goku? –contesto Krilin sin poder creerlo- si lo dejamos ir volverá…
- Déjalo…voy a entrenar mucho y…volveré a pelear con él por favor…Krilin…si eres mi amigo lo harás…
Al oír esto no le quedó más remedio que soltar la espada y dejarlo ir. Chichí al ver esto se dio la vuelta y le dijo al débil Vegeta.
- Vete quiero que sepas que no lo hice por ti…es…es una promesa que hice…
- ¡¡¡Estás loca mujer!!! –y se fue dentro de su nave sin más-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
son justin
Goku
Goku
avatar

Mensajes : 10360
NIvel de Ki : 155
Edad : 26
Localización : Mexico, BC
Fecha de inscripción : 08/10/2008

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Lun Oct 18, 2010 7:55 pm

jajajaja ok ahora si ke diste un grio gravisimo a la historia yamira XD, pero pss esta bien al menos hay imaginacion, lo ke yo kiero es saber como fue lo de goten ya ke goku murió en la batalla de cel
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Lun Oct 18, 2010 9:31 pm

Buen capitulo!! Que giro!!

Y Son Justin, lo de Goten me lo imagino en la semanita de descanzo que Goku se tomo antes de la batalla final contra Cell... XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Lun Oct 18, 2010 10:26 pm

De hecho lo van a ver pero, también habrá un giro tambien en esa parte. Saludos y gracias por sus comentariso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Doncan
Super Saiyan
Super Saiyan
avatar

Mensajes : 1585
NIvel de Ki : 4
Localización : Liberty City
Fecha de inscripción : 14/09/2010

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Lun Oct 18, 2010 11:25 pm

Bueno entonces estaremos al pendiente de mas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://romelyagami.deviantart.com/
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Capitulo VIII   Mar Oct 19, 2010 7:28 pm

CAPITULO VIII
Nadia salía de su asombro que le pasaba a Chichí ¿Por qué defendió al enemigo? Aún Goku se lo preguntaba. Cuando Vegeta se fue en su nave Chichí corrió a ver a su hijo y su esposo.
- Rápido Bulma hay que llevarlos al hospital…
- Y meter…a los que murieron para después revivirlos…-dijo Goku aún asombrado por lo que su mujer acababa de hacer-
- ¿Ahora si te preocupa Goku y Gohan Chichí? –dijo Bulma muy molesta por la acción de Chichí-
Ella entonces se dio cuenta que todos estaban molesta por el hecho y solo contesto.
- Sólo le tengo que dar una explicación a Goku y el me entenderá vámonos ya al hospital por favor.
Y se subieron a la nave rumbo al hospital. Goku estaba muy lastimado tenía todos los huesos del cuerpo rotos y Gohan solo una mano. Krilin, Gohan, Chichí y el maestro Rochi estaban esperando a que terminaran de curar a Goku ya que a este lo pondrían en un cuarto. Cuando trasladaban a Goku:
- Maestro puedo pedirle si lleva a Gohan a curar por favor. Tengo que ir a hablar con Goku.
- Si muchacha ve.
Gohan y Krilin seguían a Chichí con la mirada y Gohan solo pregunto una cosa a Krilin.
- ¿Por qué se ve tan triste mi mamá?
- Es que tu mamá defendió a Vegeta de que lo matará y… creo que eso es de lo que quiere hablar con Goku.
- ¡¡¡Mi mamá defendió a Vegeta¡¡¡¿Por qué lo hizo Krilin?
- No lo sé Gohan pero, ella…parecía muy convencida de lo que estaba haciendo…no puedo explicarlo pero…”espero que no se haya enamorado de ese estúpido Vegeta porque eso mataría a mi amigo” –dijo Krilin para el mismo-.
Chichí se le quedo viendo a Goku estaba dormido por los calmantes que le suministraron para el dolor, ella no paraba de llorar sabía que a lo mejor él estaba pensando muy mal de ella ya que Krilin y Bulma estaba segura de que le habían dicho todo lo que ella hizo y aparte todavía lo que había hecho en el campo de batalla al defender a Vegeta. Goku abrió los ojos y la miró llorar…a él no le gustaba verla así, la tomo de la mano…
- ¡Hola Chichí!
- Hola Goku –lo abrazo y empezó a llorar en su pecho, tenía un año de no verlo, un año sin sentirlo cerca de su cuerpo, de no olerlo no sentirlo- ¿Cómo te sientes?
- Bien pero, me duele todo el cuerpo…te extrañe…
- ¡Tú me estás diciendo eso! Sí que has cambiado y mucho jejeje.
- La verdad es que te extrañe pero tenía que entrenar para acabar con estos enemigos que eran más fuerte que Raditz.
- Lo sé pero, derrotaste a Vegeta…
- No fui yo fue Gohan…
- ¿Qué cómo o porque dices eso?
- Descubrí una cosa terrible Chichí yo mate a mi abuelito Gohan…
- ¿Qué no puede ser? ¿Tú no eres capaz de matar y menos a alguien a quien tanto amabas?
- Lo que pasa es que…con la cola en noches de luna llena me transformaba en un mono gigantesco sin control ni nada…para eso era la cola que tenía y yo…yo…
Chichí recordó esa visión en donde veía a todos los guerreros sayayin convertirse en eso en monos gigantescos para matar a todos los habitantes del planeta a donde se dirigían.
- Pero tú no lo hiciste a propósito y pues, eso lo entendió tu abuelito sino la vez que lo encontramos te hubiera dicho algo no crees
- Es verdad…pero…tú ya sabías todo ¿verdad? ¿cómo supiste de mi origen de Raditz, Vegeta y Nappa?
- De hecho por eso estoy aquí ya sabía que Krilin o Bulma te lo dirían…ellos están molestos conmigo aunque no me lo digan lo se…pero mira todo comenzó cuando íbamos a ir a la casa de la playa ¿te acuerdas?
- Sí.
- Fue el primer día que tuve ese sueño extraño hasta te lo conté…bueno ese día fui a tu antigua casa, me habías dicho que le ibas a hacer un gorrito a Gohan con la esfera de cuatro estrellas así que fui por ella y encontré debajo de esta un anillo con una piedra roja muy hermoso y me lo puse. Te juro que no era mi intención quedármelo pero, desde ese día empecé a tener pesadillas sobre el planeta y supe el día que entre en coma que esos no eran sueños sino los recuerdos de tu madre Goku…
- ¿Mi mamá?
- Sí Goku así es eran los recuerdos de ella…vi como le quitaron a sus hijos a Raditz ni siquiera lo conoció a ti si por eso, sabía cómo eras…Vegeta es tu primo porque es hijo de su hermana gemela…
- ¿Vegeta es mi primo? ¿Es verdad eso?
- Sí y pues…vi como su padre lo maltrataba mucho de hecho una de mis últimas visiones fue ver como se interponía tu madre embarazada de ti entre Vegeta y su padre…”por eso Vegeta me miraba tanto se acordó de lo que Yamira hizo por él”-dijo para sí misma-. Y pues…vi cuando tu madre te puso en la nave para que vinieras a la tierra…y le hice una promesa a tu madre…de proteger a Vegeta…por eso lo hice…
Goku le hizo una seña a su mujer para que se acercara y le rozo los labios. La beso tiernamente el por un año extraño sus besos, su calor, su olor y el roce de su piel hizo que cada parte de su piel se erizara.
- ¿Y eso porque fue Goku?
- Para que sepas que no me importa lo que hiciste…no puedo negar que me extraño pero, ahora se porque lo hiciste…
- Goku…pero Krilin a de pensar que yo…quiero algo con Vegeta pero te juro que yo no…
- Eso yo ya lo sé cariño…¡Te amo! Y eso es lo único que importa.
Chichí no lo podía creer su esposo le estaba diciendo que la amaba escuchar eso hizo que corriera a abrazarlo cuando entraron Krilin, Gohan y el maestro Rochi
- ¡Ya estás bien papá!
- Bueno no tan bien pero…tu estas mejor que yo…
- Gohan mi niño…
Chichí abrazo a su hijo y estaba muy feliz sus dos hombres estaban ahora con ella pero sintió la mirada acusadora de Krilin.
- Krilin deja de ver a Chichí de esa manera ella tuvo sus razones para defender a Vegeta…además de que yo tengo ganas de volver a pelear con él.
- Pero Goku…
- Nada Krilin ella… ella ya me dijo porque lo hizo y la entendí…aunque me vino a pedir perdón no tengo nada que reprocharle y tú tampoco lo harás ¿estás de acuerdo Krilin?
Krilin lo miró como no entendiendo nada pero acepto de mala gana. Bulma entro en ese momento diciéndoles que había que ir a Namekusein para revivir a los demás según como Vegeta les había informado, pero ya sabemos que Bulma encontró una nave espacial y pues pasado el tiempo pues, arreglo Bulma la nave de Kamisama con la que llego a la tierra y se irían en ella pero, Gohan quería ir.
- Mamá por favor….déjame ir.
- No señor y tú dime ¿Cuándo vas a estudiar?
- Es que yo quiero ir además voy con Krilin y Bulma.
- Chichí…-dijo Goku- déjalo ir y te prometo que yo le ayudo a que estudie… además no creo que haya ningún peligro haya.
Todos voltearon a ver a Goku ¿de verdad habían escuchado lo que dijo?
- Está bien Goku pero con una condición.
- ¿La que tú quieras?
- Que me lleves a Namekusein.
- No puede ser peli…
- Peligroso y ¿así quieres mandar a Gohan? Entonces no le daré permiso…
Goku comprendió su error le acababa de decir que no era peligroso pero, a ella no la quería llevar, entonces no le quedó otra más que aceptar. Gohan se fue esa misma tarde con Krilin y Bulma. Chichí se fue al hospital con Goku quien todavía tenía que estar por lo menos un mes más en lo que las semillas de ermitaño crecían. Chichí iba todos los días a ayudar con su rehabilitación. Entonces Goku un día mando llamar al papá de Bulma quien le pidió que le construyera una nave con las partes de su propia nave de niño y que la acondicionará de tal manera que el pudiera entrenar con gravedad y pedirle todo lo necesario porque Chichí iría.
- Chichí
- Dime Goku
- Tengo que enseñarte a volar pero, en estas condiciones tendrás que hacer todo lo que yo te diga…ya sabes del ki porque tu padre te lo debió de haber explicado…
- Sí así es.
- Necesito que trates de expulsar todo tu poder concéntrate y siente como ese poder fluye por tu cuerpo.
Ella cerró los ojos y se concentró de tal manera que pudo sentir esa energía fluir por todo su cuerpo y Goku pudo admirar como la energía se le veía por todo el cuerpo con un halo de luz salía de ella.
- “Es lo que me imagine –dijo para sí- ella fue peleadora y pues no le iba a costar nada de trabajo soltar su ki” Bien hecho Chichí.
Ella abrió los ojos y se encontró iluminada y flotando. Se puso tan contenta que cayó de sentón. Goku se acercó a ella y sus ojos se encontraron tenían ya varios meses sin poderse tocar que al sentirse tan cerca uno del otro solo pudieron sonrojarse ambos al contacto de su piel.
- ¿Estás bien Chichí? –dijo él tragando saliva pesadamente y nervioso-
- Síii –contesto ella mirándolo fijamente a los ojos-.
Estaban a punto de besarse cuando entro intempestivamente el maestro Rochi interrumpiendo por completo a Goku y a Chichí.
- ¡¡¡Goku!!!....perdón e acaso interrumpido algo –dijo en tono malicioso sabiendo que si lo había hecho-
- No maestro –contesto Goku tratando de calmarse por lo que acaba de ocurrir- estaba enseñando a Chichí a volar para que me acompañe a Namekusein.
- Qué bien…-dijo mirándola de una forma que Chichí se sintió ofendida-
- ¿Qué pasa maestro por que entro tan apresuradamente?
- Es que me hablo Bulma para avisarme que Vegeta esta en ese planeta y alguien más poderoso que él.
- ¿¿¿¿Qué??? –gritaron los dos al mismo tiempo-.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Mar Oct 19, 2010 7:29 pm

Recuerden que es una historia Alterna nada mas esta basado en DBZ pero, es alterna es lo que yo me imagino. Gracias por leerme
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Mar Oct 19, 2010 10:55 pm

Esta genial!!! Esta bien que lo escribas asi! Me gusta Smile Espero mas Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
son justin
Goku
Goku
avatar

Mensajes : 10360
NIvel de Ki : 155
Edad : 26
Localización : Mexico, BC
Fecha de inscripción : 08/10/2008

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Miér Oct 20, 2010 12:21 am

konan escribió:
Esta genial!!! Esta bien que lo escribas asi! Me gusta Smile Espero mas Wink

konan love yamira I love you
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Doncan
Super Saiyan
Super Saiyan
avatar

Mensajes : 1585
NIvel de Ki : 4
Localización : Liberty City
Fecha de inscripción : 14/09/2010

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Miér Oct 20, 2010 1:15 am

son justin escribió:
konan escribió:
Esta genial!!! Esta bien que lo escribas asi! Me gusta Smile Espero mas Wink

konan love yamira I love you

Cool :amor: jajaja
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://romelyagami.deviantart.com/
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Miér Oct 20, 2010 3:53 am

Hay chicos... vendria a ser algo asi como mi bisabuela ¿Como va a gustarme? soy Konan! XD

Aclaro no es porque seas vieja Yamira XD Es porque soy hijo de Goten y Bra XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Miér Oct 20, 2010 3:53 pm

oK ESTA bien entiendo jejeje pues si serías mi bisnieto. Gracias por sus comentarios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Capitulo IX   Miér Oct 20, 2010 4:26 pm

CAPITULO IX
Goku volteo a ver a Chichí con mirada acusadora pero, ella solo pudo decir.
- Yo no lo sabía Goku…-dijo en tono nervioso-.
- No eso no es cierto…por eso tu insistencia en que te llevará verdad –dijo tratando de calmarse para que no pareciera que el estaba reclamando-
- Mira si no quieres no me lleves ¡¡SI ASI ESTAS MAS TRANQUILO!!!
Se salió azotando la puerta dejando a Rochi y a Goku…
- ¿Qué haces muchacho? Nunca te había visto así con ella...
- Es que estoy seguro que ella ya lo sabía por eso quería que la llevará...
- Mira Goku yo no lo creo –dijo tratando de arreglar lo que había hecho-, Bulma me hablo hace dos semanas y no había visto ni a Vegeta ni a nadie en Nameku solo que ahora los vieron…ella no lo sabía…Goku ¿Qué te pasa?
- No lo sé…-dijo un poco más calmado- es que…no se de repente sentí mucho miedo de perderla…no sé aún hay muchos sentimientos que no entiendo…como este…
- ¿Dime que sentiste?
- No se sentí como si el alma se me fuera del pecho…me la imagine en brazos de Vegeta…y un sentimiento inundo mi alma y mi ser como si la sangre me fuera estallar…miedo y confusión como cuando voy a enfrentar a un enemigo muy poderoso…
- Goku eso se llaman celos y es normal sentirlos cuando amas a alguien…
- ¿Celos? Dijo ¿Celos?
- Así es Goku ¿acaso nunca los habías sentido?
- La verdad no maestro es la primera vez que me siento así pero, dice ¿qué es porque amo a Chichí…?
- Sí la amas tanto que tienes miedo de poder perderla…ve muchacho búscala y trata de arreglar las cosas con ella…
Goku salió de la habitación para buscar a Chichí esta estaba en la azotea del hospital mirando hacia el cielo preguntándose mil y una cosas.
- A lo mejor y si tengo la culpa… ya no me va a querer llevar a Nameku…-suspiro- entonces Vegeta esta allá…pero ¿Quién será ese otro oponente poderoso? ¿Acaso será Fr…? No puede ser…Goku está molesto conmigo…que voy a hacer…como le voy a hacer para ir a Nameku...
- ¿Por qué no se lo preguntas?-dijo Goku detrás de ella-
Chichí volteo y se encontró con su mirada pero, ahora era el mismo de siempre.
- Perdóname Chichí, no debí gritarte de esa manera…
- No…pero en serio yo no sabía…
- Sí lo sé…es que acabo de descubrir un nuevo sentimiento que me has despertado…-dijo poniendo su mano tras su cabeza- me dieron celos.
- ¿Celos? ¿Celos de Vegeta?
- La verdad es que si –dijo en la misma posición- es lo que me haces sentir cuando hablas de Vegeta.
- Hay Goku….jajajaja…
Se rieron ambos de este comentario pero, después sin esperarse nada Goku tomo con su brazo a Chichí y la beso apasionadamente.
- ¿Y esto porque fue?
- Es que el maestro Rochi nos interrumpió nuestro beso…
- Goku…
- Bueno sigamos practicando que aunque no vayas a pelear es necesario que aprendas a leer el ki y a esconderlo porque esos tipos tienen una máquina muy rara que detecta las energías ¿estás lista?
- Sí, entonces eso significa que me vas a llevar…
- Así es…
Y siguieron practicando como dijo Goku ella no iba a pelear pero, necesitaba entrenarla súper bien para esconder todo su ki y leer los que estaban cerca. Había pasado casi una semana cuando apareció Yayirobe con las semillas del Ermitaño.
- Son todas las que tenemos Goku espero que te sirvan de algo.
- Gracias Yayirobe… ¡Chichí! Es hora de irnos.
- Sí Goku vámonos.
En el momento que se comió la semilla salieron él y Chichí por la ventana rumbo a la corporación Capsula para ver si ya estaba la nave espacial que el papá de Bulma había hecho para que de inmediato se fueran. Cuando llegaron la madre de Bulma los recibió muy amable y les dijo en donde estaba su esposo y la nave. Bueno pues todo lo demás los saben entonces pasemos cuando ya estaban dentro de la nave Chichí y Goku. La nave era enorme pero había una cama, un cuarto donde solamente Goku entraría, víveres (abundantes por cierto) y pues, miraron por la ventana el espacio exterior.
- ¿Qué tan rápido anocheció? –dijo Goku muy sorprendido-
- No Goku jejeje –dijo Chichí con una sonrisa pícara- lo que pasa es que así es en espacio solamente en la tierra tenemos día y noche…jiji
- Bueno pues…vamos a entrenar…
- ¿Vas a empezar a usar la cámara de gravedad?
- No oíste lo que dije –dijo acercándose más a ella- dije vamos a entrenar…
La abrazo y la empezó a besar. Esta acción saco de balance a Chichí y luego de separarse le dijo.
- ¿Qué te pasa Goku?...yo…-dijo sonrojada y nerviosa- yo pensé que ibas a entrenar en la …cámara de gravedad..
- No –dijo moviendo la cabeza y con una sonrisa- quiero entrenar contigo como la primera vez…
Entonces ella entendió él quería hacer el amor con ella pero, se lo dijo así. Lo abrazo y lo beso a lo que él respondió el beso. Empezó Goku a besarle el cuello lenta y tiernamente. Ambos habían esperado esto durante la recuperación de él y luego, un año sin tenerse cerca uno de otro que sus cuerpos se estaban llamando. Chichí también empezó a besarle el cuello mientras Goku la iba desnudando poco a poco ya no le costaba trabajo hacerlo ya que la práctica le ayudo mucho…Ella hizo lo mismo con él quitándole poco a poco su ropa. Cuando se quedaron desnudos se miraron fijamente uno al otro, Chichí no pudo más que sonrojarse al ver el cuerpo de su esposo ya no era el mismo, en estos años se había vuelto más fuerte y sus pectorales eran grandes. Goku también se había dado cuenta que su esposa ya no era la misma su cuerpo de madre se denotaba pero, eso le encendía el deseo. Se acercaron y se fusionaron en un beso como si no quisieran terminarlo, querían ser un solo cuerpo y una sola alma. Goku la recostó en la cama y empezó a presionar su cuerpo contra el de ella a lo que ella respondio con un leve gemido. Ella entre abrió sus piernas para que él pudiera sentir como su sexo estaba ansioso de sentirlo dentro de ella. El se dio cuenta y empezó a moverse alrededor de este. Un año sin poderla tocar, sentir ni oler esa piel que lo encendia y volvía loco desde la primera vez que la tuvo. Si algo era verdad la debilidad de él era ella y lo sabía. Podía vencer al rival más fuerte del universo pero ante ella el era el ser más débil del universo. Levanto sus piernas y la penetro suave y tiernamente no como la primera vez. Ella lo miró embelesada.
- Goku –dijo entre gemidos y con su voz entre cortada- ¡Te amo…te extrañe mucho!
- Yo también te amo…se que nunca te lo digo-dijo el en medio del deseo- pero sabes que sin ti no soy nada…yo también te extrañe…
Decía esto mientras se movía dentro de ella como si nunca lo hubiera hecho. Sentía como el placer recorría su espalda y ella, se arqueaba cada vez que él se movía dentro de ella. Después de largas horas de placer los dos terminaron elevándose al paraíso y exhaustos los dos se quedaron dormidos. Ella entre sus brazos era feliz tenía de nuevo al hombre niño tierno, cariñoso y bondadoso que era él. Estaba profundamente dormida después de lo exhaustivo del entrenamiento con Goku que no se dio cuenta cuando él se levantó para ir a entrenar a la cámara de gravedad, la aumento 30 veces y se puso a entrenar. Mientras tanto Chichí seguía profundamente y tuvo un sueño que la aterró estaban en un lugar extraño que ella pensó que pues era Namekusein y luego a lo lejos vio una figura extraña un tipo color blanco, con lila con una gran cola que los veía de lejos y que con un dedo levanto la mano y decía:
“- Eres un estúpido te mataré como a todos –decía este en modo aterrador-.
Entonces levanto el dedo y lo dirigió rumbo a Goku atravesándolo. Y luego Chichí despertó”
- ¡¡¡¡Goku¡¡¡¡ -dijo despertando agitada por el miedo que le había provocado ese sueño- Fue…una pesadilla pero…que real fue… ¿Dónde está Goku? –volteo hacia la cámara de gravedad y se dio cuenta que estaba encendida- Ah ahí está que alivio…ese hombre ya está entrenando.¡¡Tiene fuerzas para todo!! La verdad es que mi cuerpo lo extraño mucho. Bueno me levantaré a preparar algo para que coma porque después de entrenar le da mucho apetito.
Y dicho esto se levantó y solo se puso la parte de arriba de su kimono se veía realmente sexy así. Preparo varios alimentos para Goku que en ese momento en la cámara pudo percibir el olor de la comida que Chichí le preparaba.
- “Huele delicioso. No cabe duda que Chichí ya se levantó…terminaré en un rato más porque mi estómago ya está protestando de hambre”
Salió de la cámara con una toalla puesta en su cuello y se quedó un momento viendo la imagen hermosa que se le ponía ante sus ojos era Chichí solo con su camisola de kimono encima ella la devoraba con la vista de verdad que su mujer le despertaba sus instintos dormidos en su interior, pero el hambre era más grande que aquel manjar exquisito que tenía enfrente.
- ¡Hola! Veo que ya despertaste.
- ¡Hola Goku! Si ¿Por qué no me despertaste?
- La verdad es que te vi que estabas muy bella dormida y no quise ni moverte.-le decía esto sin apartar su vista de ella-
- Bueno pues te prepare algo porque de seguro has de tener muchísima hambre ¿verdad?
- La verdad es que si –dijo esto poniendo su mano detrás de su cabeza- tengo mucha hambre
- Bueno pues come yo ya lo hice –dijo esto mostrando un plato vacío pero, no podía apartar la mirada de Goku que la seguía con la mirada sin perderse detalle de ella-.
- Está bien o sea que me dejas comiendo solo…
- No aquí estoy –dijo sentándose a su lado- te mirare comer te parece.
- Claro…
Es obvio que la forma de comer de Goku era pues, como sabemos voraz no dejaba nada en el plato absolutamente nada. Goku la miro un momento de verdad que se veía muy bien no sabía cómo describir esa palabra y le pregunto:
- Oye ¿Por qué solo te pusiste tu camisola de arriba y nada abajo? ¿Es que acaso no tienes frío?
- La verdad es que no…porque ¿no te gusta como me veo?
- La verdad es que te ves muy bien –dijo en tono un poco sexy sin saber lo que hacía- Es que estoy buscando una palabra…para describir cómo te vez pero no la encuentro…¿Tú sabes cuál es la palabra?
- Sí…-contesto ruborizándose un poco- se llama sexy Goku
- ¿Sexy?..¿que significa Sexy?
- Bueno pues…Ser sexy significa que la gente se fija en ti Si haces que la gente se voltee para mirarte entonces eres indiscutiblemente sexy. Eso es ser sexy…entendiste…
- No mucho pero la verdad es que si te ves muy sexy…-dijo tratando de no volverse loco de emoción-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   Miér Oct 20, 2010 7:38 pm

Muy bueno Smile Me gusta como aprende Goku XDDDD

Oye bisabuelita!! Pasate por mi fanfic Crowd!! Deje el link en mi firma Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yamira
Saiyan
Saiyan
avatar

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 45
Fecha de inscripción : 04/10/2010

MensajeTema: Capitulo X y XI   Jue Oct 21, 2010 4:43 pm

CAPITULO X
Chichí lo miraba no podía entender por que la miraba así que tenía de diferente.
- No me mires así por favor…-dijo sonrojándose- me pones nerviosa.
- No es que…nunca te había visto así –dijo también ruborizándose- te ves hermosa…y muy sexy. Bueno me voy a entrenar…pero antes…necesito que sientas mi ki ¿de acuerdo?
- Si…
Goku saco algo de su poder y Chichí cerró los ojos y empezó a sentir como una ola de calor la inundaba.
- “¿Ese es el ki de Goku? –dijo para sí- es cálido, apacible y no tengo miedo….”
- ¿Cómo sientes el ki?
- Es cálido, apacible…
- ¿Tienes miedo de mí?
- No me siento muy tranquila…con confianza… ¿Por qué?
- Bueno a eso le llamamos un ki que no tiene deseos de atacar…pero, si te llegarás a sentir intranquila y no sepas que hacer…pues escóndete… ¿de acuerdo?
- Sí…
- Me voy a entrenar regreso en 3 horas…
- Sí.
Y entro a su cámara de gravedad a seguir entrenando. Así pasaron 3 días a veces salía y hacían el amor. Se quedaba dormida y pues el se levantaba a entrenar. Chichí seguía teniendo esos sueños donde a Goku lo asesinaba ese hombre y cada vez eran más y más reales. Un día Chichí despertó porque el sonido de una alarma lo hizo.
- ¿Qué pasa? Esa alarma es en la cámara de gravedad…
Salió corriendo a la cámara y vio a Goku tirado en el piso sin poderse mover.
- ¡¡¡Goku!!! Demonios ¿Qué hago?
- “Chichí no entres podrías morir” –dijo Goku a su mente-
- ¿Eres tu el que me hablo a mi mente?
- “Sí…lo puedo hacer de mí ki a tu ki”.
- Tengo que ayudarte Goku…
- “¡¡No lo hagas por favor!!”
Chichí pensaba y no había otro remedio tenía que entrar. Cerró los ojos y junto todo su ki iluminándola completamente. Abrió la puerta y entro sintió como si algo la empujará contra el piso pero, trato de resistirlo con toda sus fuerzas. Miro al conjunto de controles y miró un botón que decía off y ese lo apago con mucho esfuerzo. Se quito la alarma y ella cayo al piso. Goku corrió a su lado gritándole su nombre, pero ella no respiraba.
- Chichí te dije que no lo hicieras.
Empezó a presionar su pecho y a darle respiración hasta que por fin pudo respirar.
- ¿Qué…que paso?
- TE DIJE QUE NO ENTRARAS –dijo Goku gritando con todas sus fuerzas-
- No me paso nada mírame –dijo Chichí tratando de tomar aire- vez…
Al voltearlo a ver pudo ver que estaba a punto de soltar unas lágrimas.
- ¿Qué te pasa Goku?
- Pensé que te perdería y eso no lo puedo soportar oíste…no… no me dejes…
- Goku…
Dicho esto Chichí le dio un beso tierno a Goku, y este lo recibió pero entonces ahí en esa cámara de gravedad hicieron el amor con amor y ternura como si en eso se le fuera la vida…Goku le había dicho que la amaba y que no soportaría perderla. ¿Si supiera que ella pensaba lo mismo cuando lo perdió en la batalla de su hermano? Ella solo tenía la esperanza de verlo pues le había dicho que lo iban a revivir con las esferas del dragón. Siguieron avanzando hacia el planeta Nameku. Estaban ya por llegar, cuando a Goku pidió un té cuando llevaba el té sintió un presentimiento que hizo soltar la taza que llevaba.
- ¡Chichí! ¿Qué te pasa? –dijo asustado al ver que la taza caía y ella se ponía pálida- ¿Qué te sucede?
- Go…Gohan…está siendo atacado…
- ¿Qué estás diciendo? ¿Pero es que acaso sentiste el ki de Gohan?
- No lo sé…no sé si es el ki o mi instinto materno que se haya elevado pero pude sentir un golpe muy fuerte…
En eso vio todo negro y se desmayó, justo en ese momento Gohan le habían roto el cuello Rykun.
- ¡¡¡ Chichí ¡!!! Por favor respóndeme…
- ¿Qué paso…?
- Te desmayaste, dime ¿Qué sentiste?
- Todo lo vi negro es que acaso Gohan esta…
- No calmante eso no va a suceder…mira –le dijo señalándole la ventana- ya llegamos a Namekusein.
- ¿Es verdad?
- Sí y traigo semillas no te preocupes…
Al llegar al planeta Goku encontró el ki de Gohan y Krilin y le dijo a Chichí que se sujetará fuerte. Al llegar no lo podían creer Gohan y Krilin estaban tirados en el piso. Gohan tenía el cuello roto.
- ¡¡Gohan¡¡¡ Abre tus ojos soy yo tu mamá…Gohan…Goku esta…
- No Chichí solo tiene el cuello roto pero, mira le voy a dar la semilla en un rato se compondrá.
- Mamá… papá….llegaron por fin…
- Sí hijo –dijo Chichí dándole un fuerte abrazo a su hijo-
- Perdónanos por haber llegado tan tarde.-dijo Goku-
Y bueno ustedes ya saben lo demás le dio semillas a Krilin y Vegeta. Bueno en fin pues Goku iba a pelear con Rykun. Pero Krilin le dice a Goku pues, que no los va a vencer y empieza a pelear.
- No les va a poder ganar –dijo Krilin en tono incrédulo
- Krilin –dijo Chichí- Goku entreno durante estos seis días y se hizo muy fuerte…
- ¿Qué dices mamá?
- Eso es cierto Chichí…
- Sí –dijo Chichí sin perder de vista a Vegeta que estaba frente a ella del otro lado de la pelea- “¿Qué haces Vegeta? ¿Por qué pones esa cara? ¿Es que acaso no lo entiendes? Goku es el súper sayayin…yo lo sé…”
Pues ya saben que venció a Rykun y pues repartió a todos. Vegeta abandonó a Goku en la pelea, Chichí se fue con Krilin y Gohan y la llevaron cerca de la nave de Freezer sin que ellos lo supieran. Ella empezó a caminar. Y sin darse cuenta llego a esa nave y Vegeta acababa de eliminar a los hombres de Freezer y veía como Krilin y Gohan trataban de sacar a Shen Long pero no lo conseguían.
- ¡Hola Vegeta! –dijo Chichí a Vegeta-
- ¿Por qué viniste a este planeta mujer? ¿Acaso quieres morir? O ¿te gusto tanto que me seguiste hasta acá? Jajaja –dijo de forma sarcástica-.
- No te creas tan importante vine por otras circunstancias y además, mi corazón le pertenece única y exclusivamente a Goku y eso tú ya lo sabes ¿o no?
- Mira no te me acerques porque yo te puedo…
- ¿Matar? Jejeje –dijo riendo en tono burlón como él lo había hecho antes- no te tengo miedo Vegeta.
- No te creo nada…”porque esta mujer me reta y no me teme” –dijo para sí.
- Pues créeme yo te conozco muy bien tu historia y pues por eso no te tengo miedo.
- ¿Qué dices mi historia? ¿Qué va a saber tu una insignificante mujer sobre mí? Bah eso no es más que puras mentiras.
- No te estoy mintiendo…o es que acaso ¿tu madre no era Tomoe y tu padre el Rey Vegeta?
Vegeta se quedó helado como era posible que esa mujer supiera tanto sobre su vida…
- De seguro Kakaroto te lo dijo o no…
- No porque el perdió la memoria cuando era niño…además sé que hay alguien en tu pasado que tu no quieres que salga porque te duele y lástima o no y esa es Yamira…
- ¿Qué dijiste sabandija?
CAPITULO XI
- Lo que escuchaste… ¿acaso ya olvidaste a Yamira?
- No y si se quién es ella…es un recuerdo que..que quiero dejar oculto para siempre…
- ¿Por qué? ¿Por qué duele acaso?
- ¡¡¡Cállate!!! No sé ni por qué te estoy escuchando mujer “¿Qué me pasa con esta mujer? Es débil…-pensó para sí mismo- pero me desarma acaso ¿así serán las mujeres de su raza? ¿Débiles pero fuertes? No lo entiendo…no lo entiendo” No quiero escucharte ya…
- Pero te acordaste de ella estoy segura…la vez que te defendí de morir a manos de Krilin ¿no es verdad?
- No eso no es cierto ME EXASPERAS MUJER…
- No es eso lo que pasa, es que por primera vez en tu vida alguien se enfrenta y te dice tus verdades y tú no puedes defenderte… ¿acaso me equivoco?
En ese momento apareció Goku y otro del escuadrón Gyniu. Pero Gohan y ella sabían que ese hombre no era Goku. Hubo una terrible pelea en cuanto apareció Goku en el cuerpo del capitán Gyniu y todo eso pues, ya lo vimos y lo sabemos. Vegeta puso a Goku en una cámara de recuperación.
- Mujer quédate aquí con él. Puede ser muy peligroso para ti.
- ¿El príncipe de los sayayines me está pidiendo amablemente que me quede? –dijo Chichí en tono sarcástico-.
- NO TE ESTOY ORDENANDO…¡¡¡HAY MEJOR CALLATE!!! Vámonos de aquí...
Pero era verdad, Vegeta no sabía lo que le pasaba con esa mujer lo exasperaba pero le despertaba sentimientos que él hace mucho tiempo había ocultado porque era vergonzoso para el cómo orgulloso guerrero que era. Pero Chichí lo estaba perturbando demasiado era insoportable estar cerca de ella pues era la única que el despertaba el querer protegerla pero, era imposible apenas la conocía. En fin se sentía impotente ante este sentimiento, Chichí lo sabía y por eso no le temía. Se quedo dentro de la nave con Goku quien estaba recuperándose de todas sus heridas cuando sintió un ki maligno.
- “No puede ser ese ki es maligno debe de ser de ¡¡¡Freezer!!!” –dijo para sí-. Lo siento Goku siempre te he obedecido pero ahora…tengo que ayudar a Vegeta…
Antes de salir volvió a tener esa terrible premonición primero la muerte de Picoro, luego la de Krilin y luego Goku pero ahora ella estaba despierta no dormida ya no tenía dudas eso era lo que iba a suceder. Salió volando de la nave rumbo a donde estaban su hijo, Krilin y Vegeta. Cuando llego Vegeta estaba inmovilizado frente a Freezer y ella no entendía que pasaba, cuando vio que Freezer estaba a punto de atacar a Vegeta salio volando y se puso enfrente de este.
- ¿Qué…que crees que estás haciendo?
- Nada defendiéndote ya que tú no tienes ya ganas de defenderte… ¿Qué te pasa principito? ¿Es que acaso se te fueron las ganas de seguir fanfarroneando?
Vegeta estaba inmóvil había perdido las ganas de seguir luchando al ver a su debilidad frente al ser más poderoso del universo la tomo por la cintura y le dio la vuelta, recibiendo el letal golpe de Freezer que los mando a ambos al fondo del lago. Gohan no salía de su asombro ¿Qué estaba haciendo su mamá defendiendo a Vegeta? No lo entendía.
- ¡¡¡¡ Mamá ¡!!!-gritaba Gohan-
Freezer fue y seco el pedazo de lago donde habían quedado Vegeta y Chichí.
- ¿En que demonios…estás pensando mujer? ¿Te has vuelto loca acaso?
- No Vegeta…se que Goku lo hubiera hecho igual…pero tienes que pelear..
- No…no puedo yo ya no puedo seguir ah…
Justo en ese momento Freezer volvió a tomar a Vegeta, Chichí con todas sus humanas fuerzas trato de arrebatárselo a este pero no pudo fue lanzada al otro lado del lago. Freezer dijo:
- ¡Vaya Vegeta! Con que te importa esa insignificante mujer bueno acabaré con ella…
- ¿¿Qué??
Vegeta como pudo se soltó de Freezer y fue rumbo a donde estaba Chichí, la abrazo y la protegió del rayo que salió volando. Chichí se desmayó. No vio que después Freezer lo había tomado y le estaba pegando fuertemente. Mientras tanto en la cámara de gravedad Goku, solo pudo sentir a lo lejos el ki de su esposa.
- Ese...ese es el ki de Chichí pero, que está pasando…porque no está aquí y el de Vegeta está decreciendo ya falta poco…Chichí no hagas nada por favor.
Gohan llego junto a su madre, esta fue despertando poco a poco.
- Go...Gohan…
- ¡Mamá! ¿estás bien?
- Sí ¿Dónde está Vegeta?
- Ve...Vegeta…esta allá…pero Freezer está a punto de …
- No no digas eso…tu papá ya no tarda en llegar…he sentido su ki.
Era cierto Goku acababa de romper la cámara e iba rumbo para allá llego justo para ver a Vegeta medio muerto al lado de Chichí. Las palabras de Vegeta pues, ya las sabemos, Vegeta murió no sin antes decirle algo a Chichí.
- ¿Por qué…me defendiste…? –dijo Vegeta tratando de no desfallecer-.
- Porque…eras muy importante para Yamira…-dijo llorando Chichí- A ella por mandato de tu madre la separaron de su hijo Raditz ni siquiera…lo pudo cargar o sostener unos minutos…y tu Vegeta fuiste su único Consuelo…pensaste que nadie te amo…pero ella hubiera dado su vida por ti porque…te amaba como un hijo… por eso lo hice Vegeta…
- Gracias…Kakaroto tienes…tienes una gran mujer a tu lado…-dicho esto murió-
Vegeta había muerto y pues ya saben que paso después la Genkidama y todos pensaron que todo había acabado pero no era así.
- Bueno pues…busquemos a Bulma y regresemos a nuestro planeta… -dijo Goku muy feliz-
- Sí dijo Krilin.
Pero en ese momento Chichí exclamo…
- ¡No puede ser! Goku mira –dijo señalándole con el dedo- es…
- ¡¡¡¡FREZEER!!! –gritaron todos al mismo tiempo-
De repente levanto la mano, Chichí sabía muy bien lo que iba a pasar vio como lastimaron a Picoro por defender a Goku, a Krilin explotar y luego ella sabía quién seguía: Goku. Ella no estaba dispuesta a permitir que ese sujeto matara a Goku. Cuando Freezer volvió a levantar la mano esta vez Chichí abrazo a Goku y el rayo la paso de lado a lado.
- NOOoo ¡mamá! –corrió el niño a donde estaba su madre que era abrazada por su padre quien también tenía lágrimas en sus ojos-
- Chichí ¿Por qué? No tenías porque hacerlo…
- Escúchame…no podía permitir que tu murieras no…no ahora…Te amo…Goku…-murió dejando a Goku sufriendo-.
- Vaya que novedad esa mujer deberás que era una idiota…salvar a Vegeta y morir por ti jajaja.
En ese momento Goku se transformó en súper sayayin.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI   

Volver arriba Ir abajo
 
LA HISTORIA DE ALTERNA DE GOKU Y CHICHI
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» De donde sacaron la idea de Son Goku?
» El Rey León 2 (historia alternativa)
» El mejor altavoz de la historia
» HISTORIA DE DOS TESOROS D3ESWCUBIERTOS CON EL DEEPERS
» Historia de Unicron y sus prototipos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dragonball Film: La Película, The Movie :: Dragonball :: Dragonball: Fanart & Fanfic :: Fanfic-
Cambiar a: