Dragonball Film: La Película, The Movie
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



 
InicioÍndiceGaleríaBuscarRegistrarseConectarse

 

 EL Triangulo

Ir abajo 
AutorMensaje
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitimeMiér Dic 22, 2010 4:15 am

Este es un nuevo fan fic que espero que les guste y espero comentarios.
INTRODUCCION
En un cuarto de hospital, sucedía una discusión entre dos bellas mujeres.
- ¿Cómo puedes llamarte a ti misma mi amiga? –decía la enferma del cuarto 125-
- Yo tengo que anteponer mi amor a mi amistad contigo –decía la otra mujer muy molesta- lo amo con toda mi alma y yo pensé que….tu…
- Moriría –dijo la enferma soltándole senda bofetada-


CAPITULO I
HACE TRES AÑOS
Nuestra historia comienza en una preparatoria donde hay dos amigas que están juntas desde el primer semestre ellas son Miranda Sánchez e Hilda Arriaga estudian en diferentes salones pero, la amistad la une sobre manera. Miranda es una chica de 18 años con una muy bella figura es atlética ya que su dedicación desde la secundaria la ha llevado a formar parte del equipo de Natación de la preparatorio y de hecho su entrenador siempre le dice que si sigue así podrá ser representante nacional en las Olimpiadas algún día tiene pelo negro largo, y es muy alta, sus ojos son color café. Hilda por otro lado es muy tímida y le gusta mucho el estudio es el segundo lugar de aprovechamiento desde que entro a la preparatoria ella es de pelo rojo, es menuda, con un buen cuerpo, y sus ojos son color miel. Este día en particular es como otros días pero, hay algo que ocurre en la biblioteca un chico por nombre Thomas Góngora está también en la biblioteca y mira como Hilda está tratando de tomar un libro pero no lo alcanza.
- Hola –dijo Tom- ten ¿este es el que querías? –dijo dándole el libro a Hilda-
- Sí …
Al decir esto salió corriendo toda ruborizada al sentir el contacto de su mano con la suya. Ella salió huyendo a la alberca donde Miranda estaba esperándola.
- ¿Qué te paso Hilda? Parece que hubieras visto un fantasma –dijo Miranda tomando la toalla para enredarla en su cuerpo –
- Es que ….yo… -contesto volviéndose a ruborizar al recordar lo que le había pasado en la biblioteca-
- Tú que…-dijo al verla toda ruborizada- ¿A quién viste mujer?
- A Tom tu compañero de clases….
- Ven vamos a que me cambie para irnos y me platiques con calma.
- Sí
Ya en el camino, Miranda iba riéndose de lo que le había pasado a su amiga.
- Por Dios Hilda así nunca podrás conseguir un novio si siempre que te lo topas sales huyendo –dijo Miranda llevándose las manos al estómago-
- No te rías…tu no…-contesto poniéndose nerviosa- tu no entiendes mis sentimientos.
- ¿No me digas que estas enamorada de Thomas Góngora?
- Sí…
- Pero si cuando te saluda sales huyendo va a pensar que estás loca….-dijo riéndose-
- No te rías es serio… ¿Tu no le hablas?
- La verdad es que no…pero es un chico callado y lindo y se junta con otro un tal Sergio Montes de Oca.
- Ya veo….-dijo ella bajando la mirada-
- Pero vamos a hacer algo por ti soy capaz de hablarles y hacerme su amiga.
- ¿En serio?
- Claro y luego te lo presentaré y ya lo demás depende de ti.
- Gracias –dijo Hilda abrazándola muy feliz-
- Pero no llores mujer por favor déjamelo todo a mí.
Thomas era un chico guapo de pelo castaño claro, ojos negros profundos pero, no era nada atlético, era un vago el cual solo estudiaba por salir del paso. Sus padres vivían en provincia y pues lo había mandado a estudiar a la ciudad porque no había muchas oportunidades de sobresalir en su lugar de nacimiento. Sergio era citadino y de alguna manera el fue quien lo convirtió en citadino y algo despreocupado. Sergio era de pelo chino de color café obscuro, de ojos verdes y alto. Los dos iban en el mismo grupo de Miranda. Al día siguiente Miranda comenzó a hablarles a Sergio y a Tom, hasta que se convirtieron en grandes amigos y Miranda les presento a Hilda. Al principio todo era cordial entre ellos, se llevaban bien todos como amigos, salían los cuatro para que Hilda entrara en confianza pero, cuando Sergio y Miranda los dejaban solo ella nunca platicaba con Tom por más que el lo intentará hacer.
- Sergio tienes que ayudarme con esos dos –decía Miranda-
- ¿Tú crees que eso pegue? –contestaba Sergio sinvergüenzamente-
- Claro tiene que ser Hilda esta enamorada de él…y yo quiero que sea feliz.
- Vaya yo pensé que tu era la que estaba enamorada de mi amigo
- No seas tonto –dijo Miranda dándole un codazo a Sergio- eso nunca pasará ella ha sido mi mejor amiga y nunca le haría eso –contesto Miranda pero en sus mejillas se asomaba un leve rubor-.
Un sábado Miranda estaba entrenando e Hilda llego a la alberca con ella, pero cerca de ahí Sergio se llevaba a Tom para que lo acompañara a la alberca.
- Anda vamos Tom –dijo Sergio- vamos a pasear.
- Esta bien pero, -dijo Tom replicando- no digas que no te lo advertí no tengo ganas de salir.
- Vamos sirve que te pregunto algo importante.
- Va.
Volver arriba Ir abajo
Doncan
Super Saiyan
Super Saiyan
Doncan

Mensajes : 1585
NIvel de Ki : 4
Localización : Liberty City
Fecha de inscripción : 14/09/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: Re: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitimeMiér Dic 22, 2010 6:14 am

Bienvenida de vuelta Yamira!!!

Tiempo sin verte por aquí, buen capitulo... muy interesante.
Volver arriba Ir abajo
http://romelyagami.deviantart.com/
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: Re: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitimeMar Dic 28, 2010 12:31 am

Hola Gracias por leerme es verdad ya tenía mucho que no entraba pero, en estas fiestas pues no podré entrar seguido espero en Enero poder publicar los otros. Saludos y aunque tarde FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO 2011.
Volver arriba Ir abajo
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

EL Triangulo Empty
MensajeTema: Re: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitimeMar Dic 28, 2010 3:28 am

Buena historia Yamira, me gusta como va Wink A ver como continua.
Volver arriba Ir abajo
Doncan
Super Saiyan
Super Saiyan
Doncan

Mensajes : 1585
NIvel de Ki : 4
Localización : Liberty City
Fecha de inscripción : 14/09/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: Re: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitimeMar Dic 28, 2010 3:33 am

Esperaremos esos capítulos entonces Yamira, Feliz Año a ti también.
Volver arriba Ir abajo
http://romelyagami.deviantart.com/
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: CApitulo II   EL Triangulo I_icon_minitimeMiér Dic 29, 2010 6:33 pm

CAPITULO II
¿QUIERES SER MI NOVIO?

El plan de Miranda estaba a punto de resultar. Hilda y Miranda al salir de la alberca donde ella estuvo entrenando fueron a comer unas hamburguesas y por casualidad encontraron a Sergio y a Tom en el mismo sitio.
- Mira que coincidencia Tom, ¿Ya viste quienes entraron? –dijo Sergio señalando a Miranda y a Hilda-
- Es verdad –contesto sin mucha preocupación- son Miranda e Hilda.
- Vamos a invitarlas a sentarse.
Mientras Miranda hacia lo mismo con Hilda.
- Mira Hilda que casualidad –dijo Miranda-¿ya viste quienes están ahí?
- No puede ser…-dijo Hilda ruborizándose- ¡vámonos!
- No mujer –contesto Miranda- mira ya nos vieron y nos están llamando vamos
Casi arrastrando Miranda llevo a Hilda a la mesa donde se encontraban Tom y Sergio. Pidieron una pizza familiar para los cuatro pero, Hilda no decía ni una sola palabra. Miranda era muy alegre se llevaba bien con sus dos amigos pero, con respecto a Hilda era todo lo contrario. Miranda y Tom se peleaban y sin darse cuenta Hilda había desaparecido.
- ¿Dónde quedo Hilda? –se preguntaba Miranda-
- No lo se tu amiga es muy rara –contesto Tom y por respuesta recibía un golpe- Auch y eso ¿Por qué fue?
- Por decir que mi amiga era rara –replico ella- no lo es.
- Vamos –dijo Sergio- se me hace que a Tom le gusta y no sabe cómo hacerle platica ¿verdad?
- Eso no es cierto –contesto Tom ruborizándose un poco- no niego que es linda pero, casi nunca habla.
- Es muy tímida –dijo Miranda- pero es una niña muy tierna y sencilla. Bueno voy a buscarla. ¡Nos vemos el lunes en la escuela!
- Adiós –dijeron los dos-
Cuando se quedaron solo Sergio pregunto a Tom.
- ¿En serio no te gusta Hilda?
- No lo sé es una niña linda y hermosa pero… -contesto Tom- pero si fuera un poco como Miranda sería diferente.
- Vamos hombre Miranda es alocada pero, al menos yo solo la querría como mi amiga no como para pasar el resto de mi vida con ella.
- No lo sé.
Mientras tanto Miranda alcazaba a Hilda y la primera le reclamaba por no haberse quedado con ellos.
- Así nunca vas a conseguir que Tom te haga caso –amonesto Miranda-
- Es que me da vergüenza –dijo Hilda ruborizándose-
- Mujer por Dios ¿cómo pretendes que se fije en ti si tú ni platicas con él?
- Dime que puedo hacer
- Mira tengo una idea ¿Por qué tú no te le declaras?
- ¡¡¡¡YOOO!!! –exclamo Hilda- ¿Cómo crees?
- Claro en esta época las mujeres y los hombres somos iguales hazlo.
- Y ¿cómo le hago?
- Mira ¿ya sabes cuál es su lugar favorito?
- Sí el jardín de las rosas que está en el rincón de la prepa.
- Pues ahí está mira yo lo voy a citar y le voy a decir que hay lo espero que tengo que decirle algo y tu llegas ¿Qué te parece el plan?
- Tengo miedo….y ¿si me dice que no?
- No pierdes nada anímate.
- Está bien lo voy a hacer…
- Así se habla.
El lunes llego y le plan de Miranda empezaría. En el receso Miranda se acercó a Tom y le dijo que necesitaba hablar seriamente con él y que a la hora de la salida lo esperaría hay. Llego la hora de la salida y se fue al jardín.
- ¿Qué querrá decirme Miranda? –pensó Tom tumbado en el pasto del jardín- espero que no tarde mucho.
Cuando oyó que alguien corría dirigiendo sus pasos hacia él. No quiso voltear así que solo dijo.
- ¿Por qué tardaste tanto en llegar? –pregunto Tom sin voltear-
- Yo….lo siento –dijo Hilda tratando de que el aliento regresará- no sabía si venir o no.
- ¿Hilda?? –dijo dando vuelta al oír su voz-ya veo también a ti te dijo que vinieras ¿verdad?
- No –dijo Hilda- yo…. Le pedí que te dijera eso….yo soy la que quiero hablar contigo….
- ¿Tú? –contesto Tom algo asombrado ya que ella casi nunca hablaba y había que sacarla la plática a fuerza-
- Sí yo…te parecerá extraño pero, tengo algo que decirte y no quiero que me interrumpas.
- De acuerdo.
- Sé que este es tu lugar favorito… desde hace mucho tiempo….me gustaste desde el día que entre a la escuela, siempre te miraba y como yo estaba en otro salón nunca…pude conocerte y entonces fue como le dije a Miranda que me había enamorado de ti hace algunos meses. Por ella te conocí y ahora necesito preguntarte algo…. ¿Quieres ser mi novio?....
Se hizo un hondo silencio entre los dos Tom solo la miraba sin poder comprender. Recordó lo que su amigo Sergio le dijo que ella era una niña dulce y tierna. Hilda solo lo miraba con expresión de duda entonces ella comenzó a llorar sin que Tom se diera cuenta y cuando ella se iba a ir Tom por fin abrió la boca y dijo.
- Sí… si acepto ser tu novio.
Hilda no lo podía creer el había aceptado.
- Gracias me haces muy feliz.
Volver arriba Ir abajo
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: CAPITULO III   EL Triangulo I_icon_minitimeVie Dic 31, 2010 12:11 am

CAPITULO III
¿TE GUSTO?

Había pasado un mes desde que Hilda y Tom empezaron a salir pero, todo era muy monótono. Hilda esperaba a Tom siempre a la hora de la salida en la entrada de la escuela, se iban juntos hasta una calle antes de la casa de ella, se despedían pero, nunca se habían dado un beso o peor aún agarrarse de la mano. Miranda y Sergio estaban en el receso platicando precisamente de este raro comportamiento.
- ¡No lo puedo creer Sergio o sea de Hilda lo creo pero, de Tom¡ No es posible que ni siquiera la tome de la mano –exclamaba Miranda- ¡Es inaudito!
- Que esperabas Tom nunca ha tenido novia y pues….
- ¿¿¿¿Cómo QUE NUNCA HA TENIDO NOVIA?????? -dijo aterrada Miranda-
- Sí ¿Por qué te altera tanto? –decía Sergio viendo a su amiga detenidamente-
- ES que no lo puedo creer, digo Hilda tampoco nunca había tenido novio…. ¿qué vamos a hacer Sergio con ese par?
- Pues no lo sé…¡Ya se!
- No me asustes ¿Qué se te ocurrió?
- Voy a comprar unos boletos para el cine para una película de amor ¿Qué te parece?
- Genial de veras que es una excelente idea.
- Verdad que si pero, ¿Qué película será buena?
- No se vamos a ver el periódico.
- Esta es estupenda –dijo Miranda- “La casa del Lago”
- Estupendo ya está vamos a comprarlos y mañana se los damos a Tom.
- Estupendo.
Tom estaba en su casa pensando si estaba bien lo que hacía con andar con Hilda ya que, el día que intentaba besarla ella salió huyendo asustada y los días eran monótonos con ella. Y la verdad es que a Tom le gustaba mucho otra muchacha y seguramente si ella le hubiera pedido ser su novio le hubiera dicho enseguida que sí pero, parecía que ella ni cuenta se daba de lo que el sentía verla cada mañana.
- Si tan solo Hilda fuera Miranda todo sería distinto no tendría ningún miedo de besarla o de tomarle la mano. Ningún miedo….pero Hilda también es linda y tímida eso es lo que me gusta de ella su inocencia.
Y sin pensar toda la noche soñó con Miranda y con Hilda. Al día siguiente Miranda y Sergio llevarían a cabo su plan. Le mandaron a Tom los boletos para entrar al cine.
- ¿Qué es esto? –pregunto Tom- Ah hay un recado. “Tom estos boletos los compre yo para que invites a Hilda al cine. Sergio”
Tom volteo a ver a Sergio y le guiño el ojo sabía que lo hacía por orden de Miranda porque a el seguramente no creía que se le hubiera ocurrido. A la hora de la salida ya estaba Hilda esperándolo como siempre en la entrada y todos sus compañeros se habían dado cuenta desde hacía mucho que ella siempre lo esperaba.
- No la hagas esperar –dijo Sergio- “pero no se te olvide invitarla al cine” –después en voz baja-
- De acuerdo ya voy –contesto con enfado Tom-
- Sí porque es de muy mala educación dejar que una mujer nos espere jajaja –dijo uno de sus compañeros de salón-
Tom salió molesto no le gustaba que le hicieran burla por culpa de Hilda por estarlo esperando. Llegó donde estaba ella.
- ¿Tienes mucho rato esperándome? –pregunto Tom sin voltearla a ver-
- No mucho.- dijo Hilda un poco melancólica-
- Nos vamos
- Sí
En el camino platicaron de como les había ido en las clases a ambos pero, sin tomarse las manos. Mientras tanto Miranda llegaba después de sus prácticas con Sergio.
- ¿Y esos dos ya se fueron? –pregunto Miranda-
- Sí pero, iba muy enfadado Tom –contesto Sergio- ¿crees que de verdad invite a Hilda al cine?
- No lo sé. Acompáñame
- ¿A dónde?
- Vamos a seguir a ese par.
Corrieron hasta alcanzarlos y los vieron platicando. Se acercaron para escuchar de lo que estaban platicando. Tom después de tanto pensarlo le pregunto a Hilda.
- ¿Te gustan las películas?
- Sí. Bueno hay un género que no me gusta –repuso Hilda-
- ¿Cuáles? –pregunto Tom tomando los boletos que tenía en su bolsillo del pantalón-
- Las de terror. Tengo una hermana pequeña que se llama Araceli y ella siempre me engaña. Siempre me dice que la película es de cualquier género menos de terror y ya cuando las estamos viendo resulta que es de terror y me asusto mucho.
- Ah y ¿qué vas a hacer mañana?
- ¿Mañana?
Sergio y Miranda miraban la escena.
- “ Ya se lo va a decir” –dijo Sergio en voz baja-
- “Digo que espera Tom para hacerlo” –contesto en voz baja Miranda- “yo le dije a Hilda que Tom la iba a invitar espero que no se le olvide”
- ¿Mañana? –dijo Hilda- Pues mi hermana me invito al cine…pero no quiero ir porque que tal si resulta que es de terror ¿Por qué?
- Ah pues…-contesto Tom escondiendo los boletos de nuevo- no lo vas a saber si no vas con ella ¿no crees?
- Pero yo…
- Vamos ve con ella.
- No lo entiendo –contesto Hilda a punto de llorar-
- Pero….Hilda
Hilda salio corriendo llorando pues ella ya sabía de antemano que Tom la iba a invitar. En eso Sergio y Miranda le saltaron a Tom.
- ¡Eres un idiota Tom! –exclamo Miranda- ¿Por qué no la invitaste?
- Es que tu no entiendes….-dijo Tom-
- ¿No entiendo que?
- ¡¡¡QUE ES TU AMIGA!!! ¡¡¡OLVIDALO!!!
Se dio la media vuelta y se fue dejando a Miranda extrañada y Sergio riéndose.
- ¿Dé que te ríes Sergio? –pregunto Miranda furiosa-
- ¿No te has dado cuenta? –le pregunto a Miranda-
- ¿De qué?
- De que tu le gustas a Tom y no tu amiga.
- Pero eso no puede ser ella es mi amiga y ella es la que esta enamorada de él no yo. Son tonterías voy a ver a Hilda tu sigue a tu amigo y dile lo IDIOTA que es.
Y se separo de Sergio dejándolo pensando.
- “Para que te haces la loca si a ti también te gusta Tom” – pensó Sergio-
Miranda llego a la casa de Hilda y su mamá la dejo pasara hasta su cuarto.
- Vamos Hilda no te pongas así –dijo Miranda- es un tonto le dio miedo invitarte.
- ¿Estabas escuchando? –pregunto Hilda-
- Sí lo siento Hilda. Vamos anímate te invito un helado en el centro comercial. ¿Aceptas?
- Esta bien esperame abajo quieres.
- ¿Qué vas a hacer?
- Llamar a Tom necesito preguntarle algo.
- Ok te espero no te tardes.
- No.
En cuanto Miranda salió, Hilda llamó a Tom. Este contesto.
- Bueno –contesto Tom- Hilda ¿Qué te paso?
- Necesito preguntarte algo y quiero que me contestes con toda la verdad.
- Que me quieres preguntar
- ¿Te gusto? Contéstame con toda sinceridad sin miedo a lastimarme.
Tom se quedo en silencio unos cuantos minutos y sin más le contesto.
- Es que la verdad es que no lo se.
Volver arriba Ir abajo
konan
Ozaru Gold
Ozaru Gold


Mensajes : 7302
NIvel de Ki : 0
Localización : Ningun lugar.
Fecha de inscripción : 17/12/2009

EL Triangulo Empty
MensajeTema: Re: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitimeVie Dic 31, 2010 3:05 am

Tom hijo de puta. Que se muera.

Buen capitulo, ya tienes mi odio hacia el tonto ese.

Edito: Buen capitulo de veras, me gusto.
Volver arriba Ir abajo
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: Capitulo IV   EL Triangulo I_icon_minitimeDom Ene 02, 2011 10:33 pm

CAPITULO IV
LO SIENTO…¿QUIERES SER MI NOVIA? POR FAVOR
“¿No lo sé?” es palabra resonaba dentro de su cabeza. Hilda no pudo articular palabra por unos segundos y de alguna manera esas tres palabras estaban desamorando su mundo, cuando por fin pudo hablar.
- No te preocupes…no te volveré a molestar –contesto Hilda- haz de cuenta que lo nuestro nunca…paso.
Y colgó el teléfono mientras gruesas lágrimas rodaban por sus mejillas, como se estaba tardando no tardo en subir Miranda para ver porque se tardaba su amiga y la encontró llorando frente a la ventana.
- ¿Qué paso?
- Es que le hable a Tom… -dijo ella tratando de controlar el sollozo-
- ¿Qué le preguntaste? –pregunto Miranda-
- Si le gustaba….
- ¿Qué te dijo?
- Que…
- ¿Te dijo que no? –pregunto furiosa- te juro que me las va a pagar….
- No me dijo eso…. Me dijo que no lo sabía….-corrió a abrazar a su amiga-
- No llores te dio una esperanza pues no te dijo ni que no ni que sí.
- Lo siento…pero le dije que no lo iba a volver a molestar, no….me le voy a acercar.
- NO hagas eso.
- Lo siento pero, no quiero seguir molestándolo con mi presencia. Y ¿no te molestas porque no vaya contigo a tomar un helado verdad?
- Claro que no te veo mañana en la escuela.
- Bueno.
Miranda salió molesta de con su amiga pero, porque Tom tenía que ser tan idiota. Mientras tanto Tom pensaba en su cuarto con el teléfono en la mano.
- “Thomas Góngora ¿qué demonios estoy haciendo? Me gusta Hilda ¿de verdad? Me siento a gusto con ella pero…no es Miranda…”
Con estos pensamientos se quedo tirado en su cama. Al día siguiente después de clases Tom fue a buscar a Hilda a su salón para hablar con ella disculparse por lo rudo que había sido pero, cuando les pregunto a unas compañeras de ella Hilda ya se había ido a su casa. ¿Qué estaba pasando? Pensaba Tom. El creyó que ella lo esperaría para hablar pero, aún así ella se fue a su casa sin importarle la plática anterior.
Para colmo Miranda no le hablaba y Sergio solo se burlaba de él por lo tonto que era e inexperto con las mujeres. Y así paso una semana un día se encontró a Hilda en el pasillo pero, lo ignoro completamente y ni siquiera lo mira. Tom no dejaba de pensar en Hilda ya todos sus pensamientos estaban centrados en ella, pero ¿Por qué que había cambiado? ¿Acaso perderla así de golpe le estaba haciendo reflexionar lo mucho que le importaba? Todas estas preguntas iban a hacer difíciles de contestar sin ella y sin Miranda dirigiéndole la palabra y más porque a él le faltaba el valor para aceptar su error con Hilda. Un día también la vio en la biblioteca y él se le quedo viendo y ella lo miro y los dos se quedaron viendo fijamente a los ojos cuando fueron interrumpidos por las compañeras de Hilda que al darse cuenta que ya no andaba con Tom la querían animar y rompió el contacto, y se alejo de la biblioteca para no seguir molestando a Hilda y se fue al jardín de las rosas donde siempre se refugiaba de todo y de todos.
- Hola Sergio –decía Miranda- ¿no has visto al idiota de tu amigo Tom?
- Me imagino que ha de estar en el jardín ¿Por qué ya te le vas a declarar? –dijo irónicamente Sergio-
- No ya te lo advertí a mi Tom…no me interesa –contesto ruborizándose levemente- necesito hablar con él…dejarle claro que conmigo no obtendrá nada que vaya en serio con Hilda y que no la lastime más.
- De acuerdo, me dijo que iba a la biblioteca y que de ahí iría al jardín. Si eso es lo que le vas a decir tal vez le ayudes mucho.
- ¿Por qué?
- Porque ahora que ya no ha salido con Hilda se siente más atraído hacia ella y no deja de pensar en ella. Así que ve.
- En seguida.
Miranda guardaba un secreto el cual el único que más o menos lo había descubierto era Sergio pero, no puede traicionar a su mejor amiga. Era verdad, ella sin querer se había enamorado de Tom pero, por ningún motivo la podía traicionar y debía olvidarse de ese sentimiento para siempre por el bien de Hilda y de ella misma. Se fue al jardín y efectivamente se encontró a Tom ahí, que al oír el ruido de pisadas pensó que era Hilda dio la vuelta y se encontró con Miranda.
- Eres tu Miranda –dijo con enfado Tom- ¿Qué haces aquí?
- Vine a buscarte –contesto Miranda- escúchame muy bien. Si yo te hable fue gracias a Hilda si a ella tu no le hubieras gustado desde el principio yo no me hubiera acercado a ti. ¿Entiendes eso?
- Creo que sí…-contesto Tom- ahora estoy seguro que estoy enamorado de Hilda. Extraño su mirada, su sonrisa y hasta su inocencia fresca ya se que voy a hacer.
Se levanto y salió corriendo dejando a Miranda tomando un árbol que estaba ahí en el jardín y vio perderse a Tom.
- “He hecho bien –pensó Miranda- lo único que importa es Hilda y nada más. Ella lo vio primero, sufriré un poco pero ya pasara”
Hilda estaba en la parada del metro viendo un enorme cartel de la Feria Internacional del libro donde presentarían un libro nuevo para niños que ella estuvo sacando información por internet y tenía ganas de ir. A lo lejos la miraba tiernamente Tom y se acerco a ella y la tomo de la mano con fuerza y sin decirle una sola palabra la saco de la estación casi arrastras sin importar las súplicas de Hilda que el pedía que la soltará llorando de angustia y desesperación porque ella estaba segura de que Tom le confirmaría su más grande temor que ella no le gustaba y no la volvería a buscar. El sin embargo tenía planeado decirle todo lo que sentía por ella por eso la llevo al jardín de las rosas y oculta entre el pasto estaba Miranda observando.
- Tom no quiero que me digas nada –dijo Hilda tapándose los oídos- prefiero pensar que lo que vivimos fue un hermoso sueño que ya se acabo y punto.
- Escúchame por favor –le dijo quitándole las manos de los oídos- me di cuenta este tiempo sin ti que eras muy importante para mí y quiero pedirte que me disculpes.
- ¿Qué estas diciendo? –exclamo Hilda pensando que estaba en un sueño-
- Lo siento… no debí haber sido tan rudo contigo, debí haberte pedido un tiempo para aclarar mis dudas y mis ideas. ¿Quieres ser mi novia? Por favor.
Hilda no salía de su asombro no estaba soñando Tom le acababa de decir que ella era importante para el y que no quería perderla. Estaba frente a frente el hincado pidiéndole ser su novia. Cuando por fin salió de su asombro dijo:
- Sí si quiero.
Y por primera vez se besaron y se abrazaron. Miranda estaba oculta viendo la imagen mientras gruesas lágrimas rodaban por sus mejillas.
Volver arriba Ir abajo
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: CAPITULO V   EL Triangulo I_icon_minitimeLun Ene 03, 2011 2:32 am

CAPITULO V
UN DIA TRAGICO.
Miranda regreso a su casa y desde la cama de su cuarto lloraba y miraba las estrellas.
- “Ellos están juntos por fin. Es lo único que importa y porque estoy llorando por él”
Las cosas no caminaban bien para Miranda había estado bajando su rendimiento en la natación no podía concentrarse y todo porque se sentía mal se podría decir que ella era miserable nada iba bien. A partir del día en que se hicieron novios Hilda y Tom ya su amiga no iba a verla en los entrenamientos y para colmo las vacaciones de semana santa se estaban acercando y ella tendría que entrenar. Tom e Hilda iban de maravilla sus paseos todo resultaba bien. Tomo por fin pudo conocer a la hermana de su novia Araceli. Era una chica juguetona, traviesa y sobretodo muy pícara y sin pelos en la lengua.
- ¿Tu debes ser mi cuñadito? –preguntaba Araceli era muy parecida a su hermana solo que un poco más peque ella tiene 14 años y esta por entrar a la prepa- ¿Verdad que tengo razón?
- Me…imagino que si….-contesto Tom un poco nervioso- tu debes ser Araceli
- Así es. Me le adelante a mi hermana para conocerte… “por favor no le muerdas tanto los labios ¿te parece? –le susurro Araceli en el oído a Tom-
- ¿¿¿¿Cómo DICES??? –exclamo Tom ya nervioso cuando llego Hilda-
- ¿Te esta molestando Tom? –pregunto Hilda-
- No hermanita como crees si solo lo vine a conocer –dijo Araceli guiñando el ojo-
- No…para nada Hilda….pero una pregunta –dijo Tom- ¿va a venir con nosotros al paseo?
- Claro que no –contesto rápido Araceli- yo tengo entrenamiento de natación así que tortolos no se preocupen por mi. Nos vemos.
- Uff ¡-dijo Tom- pensé que iba a venir con nosotros.
- No ella todos los fines de semana se va a entrenar porque quiere ser tan buena como Miranda.
- Ah ya… ¿Nos vamos?
- Claro.
Ese día en especial irían al zoológico pero, Tom estaba tan cansado porque siempre se desvelaba jugando juegos de video que se quedo dormido y se pasaron una estación y se bajaron más adelante.
- Vaya…creo que me quede dormido –decía Tom- ¿Por qué no me despertaste Hilda?
- ES que…te veías tan lindo dormido –dijo tímidamente- que no te quise despertar.
- Me encanta eso de ti –exclamo Tom- lo lindo y tierno que te vez cuando me miras así y eso me gusta mucho de ti.
- Lo sé
En donde pararon había un hermoso lago y ahí se quedaron sentados en la estación solo admirando el lago.
- ¿No tienes algo de hambre? –pregunto Hilda- es que traje algo que creo que te va a agradar mucho.
- Pues sí ¿Qué trajiste? –pregunto Tom-
- Es pay de queso
- Es mi favorito…
- Hace mucho que lo se y ayer lo hice hasta que me quedo bien espero…¿quieres probar?
- Claro
Tom tomo un pedazo y lo saboreo.
- Esta delicioso…
- ¿Lo dices en serio?
- Claro es delicioso, pruébalo tú también.
- Ok…mmm…es verdad…Tom, es hermoso el lugar.
- Sí valió la pena habernos bajado aquí.
Cuando cayó la noche ellos ya estaban en su casa de Hilda cuando apareció Araceli frente a ellos.
- Vaya tortolos por fin llegaron.
- Hola Araceli –dijo Tom-
- Es verdad ¿tu nunca has visto a mis padres verdad?
- No Araceli déjalo –defendía a Tom-
- Vamos entra.
Y lo empujo hasta que entraron en la casa y verdad Tom nunca había ido a presentarse a los padres de Hilda pero, ahora gracias a Araceli los tendría que conocer más a fuerza que por otra circunstancia. Sus padres eran adorables y se veía que cuidaban y protegían a sus hijas. Al saber que era el novio lo recibieron con gusto pues su hija era feliz y no había ninguna razón porque tratarlo mal además la ayuda era mutua. Cenaron y la verdad es que su familia era muy agradable era como estar con la suya y le traía enormes recuerdos.
- Cuñadito haber si te das prisa para que cuando te cases con mi hermana a mi también me saques a pasear –comentario que hizo Araceli que puso rubor en las mejillas de Hilda y Tom y el alarido de risas de sus padres-
- Hermanita –contesto Hilda que cosas dices-
Llego la hora de irse de Tom e Hilda lo acompaño.
- Perdona a mi hermana a veces dice cosas raras –dijo Hilda-
- No te preocupes es simpática y tierna pero, no como tu. Sabes conseguí unos pases para ir a la Feria Internacional del libro a la conferencia de presentación del libro que estabas viendo el día que te dije que me gustabas –dijo Tom-
- ¿En serio?
- Sí míralos –dijo mostrándoselos- aquí están y mañana te tengo otra sorpresa.
- De verdad, entonces mañana nos vemos.
- Sí, nos vemos en la estación del metro que esta cerca de aquí a las 2.
Y se despidieron con un beso tierno y lleno de amor. En su casa Miranda sufría mucho pero, al menos ya había mejorado pero, su corazón sin querer seguía sufriendo cuando recibió una llamada que cambiaría el rumbo de esta historia. Hilda la llamo para decirle que tendría cita con Tom y que no podría acompañarla por su cumpleaños. Entonces, como sabía donde estaría Tom decidió hacer algo de lo cual se arrepentiría el resto de su vida.
Al día siguiente Tom ya de por si llegaba a tarde cuando salió de la librería pues había comprado una guía para la universidad y el libro de cuentos que tanto le gustaba a Hilda.
- Voy tarde –dijo Tom- pero cuando le enseñe esto a Hilda estoy seguro que no se va a molestar conmigo.
Justo enfrente de él estaba Miranda.
- Hola Tom –dijo Miranda quien iba vestida muy elegante una minifalda y una blusa escotada-
- Hola Miranda ¿Cuánto tiempo sin verte? –exclamo Tom sin dejar de mirarla- ¿A dónde vas tan elegante?
- Es que hoy es mi cumpleaños…
- ¡Es verdad¡ Muchas felicidades…y ¿adonde vas?
- Pues voy a ir a comprarme un regalo ¿Quieres acompañarme?
- Pues tengo una cita con Hilda y ya voy tarde pero, yo creo que tengo unos minutos te los debo por el tiempo que no hemos estado contigo Hilda y yo.
- Bueno vamos.
Mientras tanto Hilda miraba su reloj.
- Creo que llegue muy temprano –decía Hilda- lo esperare.
Tom y Miranda miraban unos anillos y justo cuando Tom le compraba un anillo a Miranda por su cumpleaños en el momento que el se lo ponía un auto se quedaba sin freno y sin control atropellaba a Hilda aventándola varios metros.
- Bueno ahora si ya me voy –dijo Tom- espero que te haya gustado mi regalo.
- ES hermoso muchas gracias –dijo Miranda-
- Bueno adiós
Tom salió corriendo y llego rápido a donde Hilda lo esperaba y justo se iba una ambulancia había mucha gente a la salida del metro y no entendía que pasaba escucho a alguien decir: “Pobre era una chica que estaría haciendo ahí” ¿Una chica? se preguntaba una y otra vez Tom empezó a llamar a Hilda pero no la localizaba hasta que llego al lugar del choque y vio un arete muy familiar como los de Hilda entonces unas palabras lo dejaron frío era una policía que levantaba una credencial que había en el lugar del accidente.
- Sí la chica se llama Hilda Arriaga estudiante del sexto semestre de la preparatoria.
No era posible, su novia, la mujer de sus sueños acaba de tener un accidente.
Volver arriba Ir abajo
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: CAPITULO VI   EL Triangulo I_icon_minitimeMar Ene 04, 2011 12:17 am

CAPITULO VI
AQUÍ ESTOY PARA TI
- Bueno –contesta Miranda su teléfono- Sergio eres tú.
- Miranda –dijo Sergio nervioso- ha pasado algo terrible.
- ¿Qué paso?
- Hilda sufrió un accidente y está en el hospital Tom nos necesita.
- Estoy en mi casa pasa por mi –colgó-
Una terrible opresión en el pecho la estaba lastimando ¿Qué le había pasado a su amiga? Y ¿Tom estaría bien? Sergio paso por ella y al llegar al hospital la escena era perturbadora. Los padres de Hilda estaban sentados llorando esperando noticias. Araceli tratando de consolar a Tom quien solo repetía: “Si yo hubiera llegado a tiempo…Hilda estaría bien”. Tom parecía zombi estaba ido sin voltear al ningún lado, no estaba llorando solo parado contra la pared y repitiendo una y otra vez pero, en cuanto vio a Miranda se soltó a llorar como un niño. Miranda se acercó a él y le dijo al oído: “la culpa la tengo yo”
- Araceli –dijo Miranda- ¿han sabido algo de tu hermana?
- NO la están operando en este momento –contesto Araceli-
- ¿Qué fue lo que paso? –pregunto Sergio-
- Mi hermana estaba en la entrada de la estación del metro y un coche se quedó sin freno y se impactó sobre de ella….lanzándola varios metros.
- ¡Por Dios! Va estar bien ya verás –contesto Miranda sintiendo un gran peso por la culpa-
En eso apareció la doctora.
- Ya a terminado la operación, operamos su pierna y va recuperarse pero, no les tengo muy buenas noticias –dijo la doctora-
- ¿Qué pasa doctora? –pregunto el padre-
- Su hija sufrió un severo golpe en la cabeza que él ha inflamado el cerebro y su hija está en coma.
- ¡¡¡¡¡NO PUEDE SER!!!!¿CUANDO VA A DESPERTAR? –gritaba con desesperación Tom-
- No lo sé muchacho pueden ser días, meses, años o tal vez…nunca.
- ES MI CULPA….YO DEBI DE HABER LLEGADO TEMPRANO…. ES MI CULPA.
- Sácalo de aquí Sergio –dijo Miranda-
Sergio se llevó arrastrando a su amigo afuera del hospital, seguía gritando desesperado que era su culpa.
- Ya cálmate Tom, no es tu culpa.
- ¡Claro que sí! Si hubiera llegado a tiempo o si por lo menos le hubiera hablado para decirle que nos viéramos en otra parte, esto…esto no estuviera pasando.
Mientras tanto la doctora seguía hablando del estado de salud de Hilda.
- Yo creo que será mejor que se vayan a descansar ustedes aquí no pueden hacer ya nada por ella esta en terapia intensiva –comento la doctora- y se les dejará entrar de uno por uno restringiendo las visitas.
- Esta bien vámonos –dijo la madre de Hilda tomando a su esposo del brazo-
- Miranda –dijo Araceli-
- Dime Araceli –contesto Miranda-
- Te encargo a Tom, esta muy mal y no quiero que vaya a cometer una estupidez. Por favor –y rompió a llorar-
- Claro no te preocupes.
A partir de ese día Miranda iba todos los días a su departamento de Tom pues, el de verdad perdió interés en todo. Dejo de estudiar ya no le importaba nada en la vida, comía cuando podía y se acordaba pero eso sí todos los días iba al pie de la cama de Hilda para verla hablar con ella y sobre todo leerle sus cuentos favoritos, el le decía a Miranda que un día iba despertar pero así había pasado un año desde el accidente y todo a su alrededor cambio. Miranda dejo el equipo de natación para seguir cuidando a Tom y consiguió un trabajo como demostradora, estaba haciendo sus prácticas en el empleo. Sergio entro a trabajar en la preparatoria como profesor auxiliar y Araceli entro a la misma preparatoria que su hermana ella también iba a diario con su hermana a veces se topaba a Tom saliendo pero, como ella decía parecía un muerto vivo, a veces ni se bañaba, el pelo ya le había crecido a Tom y la barba le asomaba por que su arreglo personal ya había pasado a segundo plano. Miranda iba saliendo de su trabajo cuando se encontró a Araceli.
- Hola Miranda ¿Cómo estás? –preguntaba Araceli-
- Bien vamos a tomarnos un café para platicar ¿quieres? –dijo Miranda-
- Sí.
Llegaron a un cafecito cerca y comenzaron a platicar.
- Miranda ¿Cómo va tu trabajo?
- Bien no me puedo quejar y tu ¿pudiste entrar al equipo de natación?
- Sí de hecho me hice filmar en el celular deja te lo paso para que lo mires y me digas que tal estoy.
- Claro que sí.
- También quiero pedirte un favor, que cuides mucho Tom yo lo veo muy mal, quiero que lo apoyes, por favor.
- Sí Araceli no te preocupes yo lo ayudo todos los días, le hago de comer, le lavo y le plancho, tratando de animarlo.
- Me preocupa mucho ya paso un año del accidente y el sigue puntual yendo a ver a mi hermana.
- ¿Qué dice la doctora?
- Sigue igual, bueno me voy tengo que ir al hospital, te encargo a Tom por favor.
- Claro que sí no te preocupes.
- Adiós
Miranda suspiro al verse alejarse a Araceli pensaba que lo que le estaba pidiendo estaba mal porque ella seguía enamorada de Tom y el acercarse más a él la estaba matando lentamente.
- No es mío es de Hilda.
Pensaba mientras le hacía la comida a Tom, el cual apareció por la puerta de su departamento sin decir una palabra la única que siempre le hablaba ella era. Le platicaba de su trabajo pero, el nunca le respondía.
- ¿Oye vamos a salir el domingo?
- ¿Salir tu y yo? –pregunto Tom-
- Claro te hace falta des aburrirte vamos si.
- Esta bien.
- Gracias –dijo Miranda muy contenta- paso por ti mañana.
Llego el domingo y paso Miranda por el muy guapa y el igual que siempre no se había ni bañado. Se divirtieron al menos lo hizo salir de su depresión un rato. Miranda pidió que le comprara un par de llaveros de recuerdo del zoológico a donde habían ido. Ya caída la tarde Miranda vio como otras parejas se abrazaban y se tomaban de la mano.
- Tom ¿te divertiste?
- Sí –dijo sinceramente Tom- hagamoslo de nuevo la próxima semana
- ¿En serio?
- Sí, bueno me voy a mi departamento te veo luego.
- Ok
Pero Tom mintió se fue al hospital a ver a Hilda y empezó a desvariar. Miranda no se había quedado tranquila que fue al departamento de Tom y como era de suponerse no lo encontró, llamo a todos lados y se le ocurrió ir al hospital y lo encontró con sus padres de Hilda quien le decían que ya no querían que fuera a verla porque le estaba haciendo daño a él mismo y que cuando hubiera un cambio ellos mismo lo llamarían. Es por demás decir que se puso muy mal y es que ellos mismos lo hacían por su bien de verdad apreciaban al muchacho. Miranda lo tomó de la mano y se lo llevo a su departamento de camino callo un aguacero y se empaparon. Miranda estaba secándole el pelo pero el no reaccionaba.
- Por favor ellos lo hacen por tu bien –le decía Miranda- Mírame por favor –y le dio una cachetada- deja de preocuparte por favor y mira lo que tienes enfrente.
Entonces Miranda no pudo más y lo beso. Tom no supo que hacer.
- YO te he amado desde el principio y aquí estoy para ti. Ella…no despertará y nosotros estamos vivos.
Se desvistió frente a él e hicieron el amor mientras, Hilda estaba acostada en una cama dormida sin darse cuenta de lo que estaba sucediendo.
Volver arriba Ir abajo
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: CAPITULO VII   EL Triangulo I_icon_minitimeMiér Ene 05, 2011 11:23 pm

CAPITULO VII
¡¡¡ME MENTISTE ¡!!

Desde ese día Tom ya no estaba tan deprimido a veces Miranda se quedaba a dormir con él o sólo un rato. Tom empezó a conseguir trabajo y siempre que Miranda salía de trabajar pasaba a su departamento a cocinar, si se habían convertido en una pareja. Los llaveros sirvieron para compartir las llaves de ese departamento donde pasaban noches arrebatadas de pasión.
Mientras tanto en el hospital Araceli desconocía que era lo que había pasado con Tom sus padres nunca le informaron que habían pedido al chico que no regresará más por su propio bien, y empezaba a preocuparse por la suerte de Tom. Le hablaba por teléfono pero, nunca lo encontraba porque este se iba a buscar trabajo le dejaba recados pero, el nunca se olvidaba de llamarle por estar más tiempo con Miranda, luego llamaba por la noche y él dejaba la contestadora y escuchaba los mensajes de Araceli pidiéndole que se reportará que si se sentía mal.
- Deberías contestarle –dijo Miranda- ella…se preocupa realmente por ti.
- No lo sé… -contesto Tom- me parece como una burla que me este buscando cuando sabe de antemano que sus padres me corrieron del hospital.
- No te corrieron Tom y lo sabes.
- Es lo mismo. Por cierto he encontrado trabajo de cajero en una tienda departamental digo, de algo que sirva haber aprendido tantos números ¿no crees?
- Me da gusto por ti corazón y dime ¿Cuándo vas a hablar con Araceli de lo nuestro?
- ¿Crees que sea prudente?
- Sí aunque creo que se va a molestar.
- Por eso sigamos haciéndolo a escondidas por un tiempo es más excitante y divertido –dijo esto
mientras le acariciaba la espalda-
- Tom tranquilízate –dijo ella mientras lo tomaba por el cuello-
Todo era felicidad pero, había alguien que no sabía la determinación de sus padres pues no se lo habían querido decir: Araceli.
- Hermanita si Tom no llega en una semana lo iré a buscar a su casa.
Miranda estaba contenta pues ya podía salir a promocionar las pastas para sopa en los supermercados y fue presentada con su jefa su nombre era Irma Estrada era una mujer de 36 años casada, de pelo rubio, ojos marrón y muy guapa. Ella a partir de hoy se convertiría en su jefa y la llevaría a todos los lugares donde se tuviera que promocionar el producto.
- Bueno a partir de hoy todos los días tendremos que hacer una lista de los lugares a donde tengamos que ir diario –dijo Irma-
- Sí estoy a sus órdenes –dijo Miranda sumisamente-
- Háblame de tu por favor y ¿cuántos años tienes?
- Tengo 19.
- ¿Tienes novio?
- Sí
- ¡Ah! Ya vives con él –dijo pícaramente-
- No apenas tenemos dos meses de relación.
- Ok, bueno hagamos la lista para mañana para empezar a primera hora mañana.
Por la tarde salió y se dirigió con la comida al departamento de Tom, cuando llego ella lo recibió con un beso como si fueran esposos.
- ¡Hola mi vida! ¿Cómo te fue? –dijo prendida de su cuello-
- Bien y ¿a ti? –dijo besándole el cuello tiernamente-
- Bien ya a partir de mañana voy a salir a las tiendas
- Vamos a celebrarlo ¿te parece? –dijo Tom desabrochándole la blusa-
- ¡Tom¡ pero ya mero esta la comida –dijo ruborizándose con los besos en el cuello de Tom-
- Lo dejamos para después…anda no seas mala…-contesto Tom mordiéndole el labio-
- De acuerdo.
Se fueron directamente a la cama a dar rienda suelta a la pasión como siempre en estos últimos dos meses. Pero no sospechaban que Araceli iba directamente al departamento de Tom porque no contestaba a sus llamadas y no sabía nada de él, estaba realmente preocupada y ni sus padres le contestaban porque ya Tom no iba a ver a su hermana. Mientras en el departamento.
- ¿Quieres café Miranda? –pregunto Tom acostado junto a ella-
- Sí pero ayer se acabo y se me olvido pasar a comprar azúcar y café –contesto Miranda-
- Eso es fácil ahorita voy corriendo a la tienda que esta cerca y los compro, es que se me antojo para la comida.
- Esta bien aquí te espero.
- No te vayas a vestir regreso –dijo Tom besándola-
Tom salió corriendo y no vio que iba llegando un taxi donde venía Araceli. Esta subió las escaleras para ir hasta el departamento y como siempre Tom dejo la puerta abierta.
- “Vaya creo que no esta pero, -se dijo para sí Araceli- esta aquí Miranda aquí está su bolso”
- ¿Tom tan rápido llegaste? –dijo Miranda desde la cama-
Araceli se acerco poco a poco y fue tanto su asombro que su mochila cayo al piso.
- ¡¡¡¡ME MENTISTE¡¡¡ - grito Araceli-
- ¿¿¿ARACELI??? –exclamo Miranda- ¿Qué haces aquí?
- COMO PUDIERON…SE SUPONE QUE ERAS LA MEJOR AMIGA DE MI HERMANA…ERES UNA CUALQUIERA…
- Deja que te explique…yo –trataba de decir Miranda-
- CALLATE NO QUIERO QUE SE VUELVAN A ACERCAR AL HOSPITAL NUNCA MAS. LO OYES…COMO TE HAS DE HABER BURLADO DE MI ¿VERDAD? TE LO DEJE EN BALDE DE PLATA…HAY VOY DE IDIOTA DICIENDOTE QUE LO CUIDARAS ¡MIRA LO BIEN QUE LO HICISTE!
- Yo… -dijo y empezó a llorar-
- TUS LAGRIMAS NO ME VAN A CONVENCER TE LO JURO. TU Y ESE IMBECIL VAYANSE AL DIABLO –dijo y salió azotando la puerta-
Justo bajando las escaleras se encontró a Tom y solamente le dio una cachetada.
- TODO LO BUENO QUE VEIA EN TI SE ROMPIO…¡¡¡¡TE ODIO!!! NO VUELVAS A ACERCARTE AL HOSPITAL A PREGUNTAR POR MI HERMANA ¡¡¡HIPOCRITA!!!
Y se fue dejándolo en frío, entonces se dio cuenta de lo que paso y corrió al departamento.
- ¿Miranda? –dijo Tom-
- Soy mala…no debí...tomar lo que no era mío –dijo Miranda sollozando al mismo tiempo que abrazaba a Miranda-
- No es verdad yo tengo toda la culpa.
Mientras en el hospital Araceli llegaba y lloraba a los pies de la cama de su hermana.
- Ojala cuando despiertes…no recuerdes al idiota de Tom porque no te merece.

Volver arriba Ir abajo
Doncan
Super Saiyan
Super Saiyan
Doncan

Mensajes : 1585
NIvel de Ki : 4
Localización : Liberty City
Fecha de inscripción : 14/09/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: Re: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitimeJue Ene 06, 2011 12:06 am

Me quede en el capitulo 5, pero mas al rato me pongo al día con los demás.
Volver arriba Ir abajo
http://romelyagami.deviantart.com/
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: CAPITULO VIII Y IX   EL Triangulo I_icon_minitimeJue Ene 06, 2011 6:19 pm

CAPITULO VIII
DOS AÑOS DESPUES.

Han pasado dos años desde el incidente con Araceli, todo se ha mantenido igual. Tom sigue trabajando como cajero de una tienda departamental, Miranda de promotora de pastas para sopa y siguen sin vivir juntos ella y Tom.
- Buenas tardes disculpe me podría dar informes –decía Miranda por teléfono- gracias. ¿Cómo está la paciente Hilda Arriaga…ok. Gracias.
- ¿A quién le llamaste por teléfono Miranda? –preguntaba Irma-¿No me digas que volviste a llamar al hospital?
- Pues sí…-contestaba Miranda nerviosa-es que…
- Basta ya. El año pasado hiciste lo mismo ¿Acaso dudas de tu relación con Tom? Digo ya llevan dos años de novios.
- Pues sí pero, no dejo de tener miedo. Hilda fue una persona importante para Tom y…
- Pero ¿Qué vas a ganar si ella despierta?
- Prevenirme para que él no vaya a verla.
- Te escuchas hablar y por cierto, ¿ya te pidió vivir juntos?
- No
- Es el primer paso…
- Es que siento que le soy indiferente últimamente nuestra relación ha sido muy monótona.
- Pues entonces propónselo tu ¿Qué tiene de malo?
- Es que no se… ¿y si se niega?
- No pierdes nada Miranda. Hazlo esta misma noche.
- Lo haré, tenemos una reunión con Sergio y pues, después se lo voy a plantear.
- Por cierto no vayas a llegar tarde mañana de acuerdo.
- Aquí estaré sin falta jefa.
Tom estaba absorto el día de hoy, era la hora de la comida y como el año pasado estaba pensativo se podría decir que hasta deprimido. Sergio lo invito a comer y se vieron juntos cerca del trabajo de ambos.
- Vaya ¿tienes rato esperándome?
- No –decía Tom- la verdad no lo sé.
- ¿Cómo van las cosas con Miranda? –preguntaba Sergio-
- Pues mira como siempre. Pero ya sabes hoy hace tres años del accidente…
- Ya deja pasar eso ahora, eres pareja de Miranda y debes de pensar en ella únicamente.
- No puedo, es que no entiendes…
- Haber dime ¿qué pasaría si Hilda despierta?
- No lo sé, la verdad no sé cómo me comportaría…tu sabes bien…ella fue mi primer amor y Miranda…
- Sí lo se prácticamente te salto encima no.
- Pues sí pero, no te diré que al principio andaba con ella por culpa…ya que ella era virgen cuando se entregó a mí pero…
- Ya hombre dime la verdad ¿Qué sientes por Miranda?
- La quiero, me ayudo cuando más hundido estaba pero…
- No estás enamorado de ella, me lo has dicho hasta el cansancio y por Hilda ¿Qué sientes?
- La verdad, si la volviera ver me iría con ella.
- Pero, que cabeza dura eres. Ella ya no va a despertar han pasado tres años y ella sigue igual. Y Miranda te ama dejo todo por ti, la natación todo por ti.
- Y tú crees que no lo sé. Pero, ahora estoy con ella.
- Ya tranquilízate esa mujer te ama mucho ya deberías estar viviendo con ella.
- No jamás…o no lo sé.
- Bueno nos veremos en la noche.
- Esta bien, le dije a Miranda que pasará por mí.
En la tarde Miranda apareció en el trabajo de Tom para esperarlo pero, el no quería que nadie se diera cuenta de quien era Miranda en realidad la ocultaba sabían que tenía novia pero, no quería que nadie supiera que era ella. Miranda y el salieron juntos y ya cuando hubieron avanzado 3 cuadras por fin le dio la mano y la beso.
- Es la primera vez que vengo a tu trabajo –dijo Miranda-
- Es verdad –contesto fríamente Tom-
- ¿Por qué nunca has ido al mío?
- Por favor, yo salgo a las 10 de la noche y tu sales a las 5 ¿a que hora paso por ti?
- Bueno ya no te molestes, ya Sergio debe estar esperándonos –dijo Miranda decepcionada-
Tenían tiempo de no reunirse los 3 juntos, las actividades de los tres a veces no se los permitían pero, cuando lo hacían tomaban y platicaban de todos. Y eso fue lo que hicieron al terminar Miranda y Tom tomaron camino rumbo al departamento de Tom.
- ¿Y que quieres hacer? –pregunto Tom- ¿Te quieres ir a tu casa ya?
- No quiero pasar el mayor tiempo posible contigo.
Al llegar al departamento Tom se apodero de sus labios, y empezó a desvestirla lentamente hasta quedar ambos desnudos en la cama. Hicieron el amor hasta ya entrada la madrugada. Por la mañana Miranda era la que entraba temprano ya que Tom entraba por la tarde.
- Deberíamos vivir juntos –dijo a quemarropa Miranda- rentar un departamento para ambos cerca de alguna estación del metro para llegar a nuestro trabajo…
- No –dijo en seco Tom- para que así estamos bien ¿no crees? Además las rentas están muy caras.
- Pues sí pero…
- Deja eso por hoy o vas a llegar tarde.
- Esta bien…saca la ropa antes de que te vayas…nos vemos.
- Nos vemos.
Últimamente de unos meses para acá Miranda notaba a Tom aburrido, monótono como que ya nada lo hacía feliz y le hacía pensar que ya no le importaba su relación. Miranda salió del departamento con la misma ropa del día anterior rumbo al trabajo, y sentía que su relación se estaba cayendo a pedazos. Mientras tanto Tom no dejaba de pensar en lo que le había dicho a su amigo de que solo quería a Miranda y que no la amaba, pero en algo tenía razón Miranda había dejado todo por el, su magnifica carrera como deportista en natación, su beca para la universidad y sobre todo su vida con su madre, todo para estar con él y apoyarlo. Que era lo único que ella pedía que vivieran juntos y el no quería hacer un pequeño sacrificio.
- “Soy un idiota –se decía para si mismo- ella no me ha pedido nunca nada más que vivamos juntos, ¿Por qué no? Total no pierdo nada y ahora ella es lo único que tengo”
Así que pidió permiso para cambiar su horario para al día siguiente y darle una sorpresa a Miranda. Mientras tanto esta fue severamente regañada por Irma que a pesar de ser buenas amigas, también era su jefa y tenía que corregirla.
- Por Dios mujer –decía Irma- yo no estoy en desacuerdo que te acuestes y te quedes con tu novio pero, por lo menos tomate la molestia de llevarte ropa para cambiarte porque así das mal aspecto.
- Lo siento –contestaba Miranda-
- Esta bien agarra tus cosas que nos vamos a promocionar.
- De acuerdo.
- Al menos dime ¿le dijiste lo de vivir juntos?
- Sí pero, no le gusto para nada. Puso mil pretextos de que si así estamos bien que si son muy caras las rentas. En fin creo, que ya no me quiere.

CAPITULO IX
DE FRENTE CON EL PASADO

Al día siguiente Miranda no se quedo con Tom esta vez se fue a su departamento en cuanto cenaron, Tom no le dijo nada de lo que pensaba hacer para darle una linda sorpresa. En la tarde al salir de su trabajo se encontró con Tom esperándola.
- ¿Que haces aquí mi amor? –decía Miranda muy sorprendida-
- Mira se que he estado muy grosero y frío últimamente pero…-dijo Tom- pero estoy… tengo miedo de dar el siguiente paso en nuestra relación y es la verdad…no se como seguir…pero quiero que a partir de hoy busquemos un departamento en donde tu y yo podamos dar ese paso.
- ¿Es en serio? –contesto Miranda sin poder creer lo que escuchaba-
- Sí es cierto créeme lo que te digo quiero vivir contigo, por favor.
Miranda lo abrazo llorando y Tom la tomo por la cara y la beso para confirmarle lo que le acababa de decir era verdad a lo mejor el no la amaba pero, sentía cariño por ella y se iba a asegurar de que estuviera feliz.
Así paso un mes desde que empezaron a buscar casa pero ninguna les satisfacía, y por cierto al llegar a una estación de metro para ver departamentos en renta.
- Mira Miranda aquí hay unos voy a anotar el teléfono para ir.
Miranda no le ponía atención cerca de ahí estaban unas muchachas eran del equipo de natación de la preparatoria donde ella estaba y más la impacto cuando a la que le estaban diciendo capitana era:
- ¡¡¡Araceli!! –exclamo Miranda tapándose la boca-
Desde la vez que los había descubierto jamás habían vuelto a saber de ella. Se veía hermosa a leguas se le notaba que ya no era la niña de 15 años que la había descubierto ya se había convertido en una hermosa mujer y sobre todo era lo que ella no pudo ser capitana del equipo de natación. Le dio un poco de envidia pero, Tom la saco de sus pensamientos.
- ¿No oyes que te estoy hablando? –dijo Tom-
- Perdón es que yo estaba…- contesto nerviosa-
- ¿Esa es Araceli? –pregunto Tom- eso era lo que estabas viendo.
- Sí.
- Mira que vinimos a dar a la estación que esta cerca de su casa –contesto Tom dándole un leve estremecimiento al voltear a ver el lugar del accidente-
Araceli se despidió de sus compañeras y camino rumbo a donde estaban Tom y Miranda, al verlos se quedo boquiabierta tenía dos años que no los veía que se quedo unos segundos paralizada. Ella admiraba a Tom que un leve rubor cubrió sus mejillas en verdad el se había convertido en un hombre muy guapo e interesante, al estar frente a ellos.
- Hola Tom ¿Cuánto tiempo sin verte? –dijo ignorando completamente a Miranda-
- Que tal Araceli, te has convertido en toda una señorita.
- Gracias y ahora te dejo voy al hospital antes de que termine la hora de visita compermiso –y se alejo sin mirar ni por un instante a Miranda-
Tom se le quedo viendo había pasado dos años sin verla y ahora se parecía más a Hilda a como él la recordaba. Miranda se puso celosa pues, no lo podía creer esa niña la acababa de ignorar completamente y solo platico con Tom, soltó a este de la mano y se dio la vuelta. Tom la volvió a tomar de la mano.
- ¡Hey estoy contigo no se te olvide! –le dijo y la abrazo demostrándole que estaba con ella ahora-
Al llegar al departamento de Tom, Miranda preparo café y se sentaron un rato pero, era obvio que cada uno estaba pensando en diferentes cosas, pero Miranda dijo la pregunta de los 64 millones.
- Tom ¿Qué pasaría si Hilda despertará?
Tom se quedo helado, no supo que contestarle a Miranda solo le dio sorbos a su café y no la miraba a los ojos, se quedo con la mente en blanco.
- Contéstame…nuestros planes de vivir juntos ¿seguirían? –decía Miranda al ver que Tom no le respondía- contéstame por favor.
- Es que…no te he demostrado lo que te quiero…ya decidí que viviéramos juntos ¿o no? ¿Qué más quieres?
- Que me contestes con la verdad –dijo Miranda levantándose del sillón- y que no me evadas.
Pero el destino les tenía preparado una sorpresa. Araceli llego al hospital como todos los días, entró a la habitación de su hermana y le puso sus flores favoritas unas hermosas rosas blancas y como cada noche le platicaba sus hazañas deportivas pero, esta vez seria diferente.
- Hola hermanita ¿Qué crees? –dijo Araceli tomándole la mano- que hoy batí mi propio record y…
De repente se detuvo, su hermana le había apretado la mano.
- ¡Hilda!
Hilda empezó a abrir los ojos como si acabará de despertar de un sueño. Araceli corrió con la doctora su hermana estaba despertando. La doctora entro con las enfermeras y no dejaron entrar ni a Araceli ni a sus padres, después de examinar a Hilda.
- Ella ha salido del coma pero, mañana le voy a hacer más estudios –les explicaba la doctora- porque no recuerda más que el accidente pero no sabe que han pasado 3 años el tiempo se detuvo para ella.
- Doctora –dijo Araceli- recordó a alguien más.
- Sí pide ver a Tom, es necesario que le hablen pero, por el momento quiero observarla un tiempo para ver si su perdida de tiempo es de un día para otro. Le di un calmante por lo que dormirá hasta mañana.
Por fin Hilda había despertado. ¿Qué pasará cuando Tom se entere de todo?
Por cierto este desde el día que vio a Araceli no sacaba de sus pensamientos a Hilda era, como si algo dentro de él se hubiera despertado, sentía la necesidad de correr e ir al hospital pero, el miedo a lastimar a Miranda lo frenaba de hacerlo y luego la pelea de antes lo confirmo más a no hacer nada. Miranda se sentía muy mal ya no sabía si seguir buscando departamento o no, Tom estaba tan distante que ya ni siquiera la tocaba ya habían pasado un mes desde que había visto a Araceli pero, parecía que Tom la había visto ayer.
- Miranda ¿Qué te pasa? – pregunto Irma- últimamente estas muy distraída.
- Nada es que pensaba –dijo Miranda-
- ¿En que?
- ¿Qué es más importante el amor o la amistad?
- Válgame es una pregunta capciosa o que
- No es que …
- Entiendo para donde vas. Pues mira depende que es lo más importante para ti. ¿Qué era importante para ti tu amistad con Hilda o el amor que sientes por Tom?
- Es que Hilda prácticamente estaba fuera de la jugada y yo…
- Entonces tú dime ¿Qué era más importante para ti el amor o la amistad?
- El amor.
Justo dijo eso cuando sonó su celular era Tom.
- Sí
- Miranda –dijo Tom- no voy a cambiar mis planes, vamos a vivir juntos por que te quiero y te necesito a mi lado.
- Me haces muy feliz Tom.
- Te veo en la noche en el departamento.
- Esta bien. Te amo.
- Nos vemos.
En la noche Miranda llego y se fue directo a los brazos de Tom en cuanto el cruzo la puerta y desesperados se metieron a la cama, estaban haciendo el amor cuando el teléfono sonó.
- ¿No vas a contestar? –pregunto Miranda-
- Deja que la contestadora conteste –respondió Tom-
- “Estas hablando al departamento de Thomas por favor deja tu mensaje y después me comunico contigo: Hola Tom…bueno habla Araceli se que debí de haberte hablado desde hace un mes pero…mi hermana despertó y quiere verte…espero que cuando escuches este mensaje vengas. “
- Bueno… - dijo Tom con desesperación pero Araceli había colgado-
Volver arriba Ir abajo
Yamira
Saiyan
Saiyan
Yamira

Mensajes : 544
NIvel de Ki : 0
Edad : 48
Fecha de inscripción : 04/10/2010

EL Triangulo Empty
MensajeTema: CAPITULO X   EL Triangulo I_icon_minitimeSáb Ene 08, 2011 11:38 pm

CAPITULO X
ESTOY CONFUNDIDO

- ¿Vas a ir a hospital? –preguntaba Miranda-
- No alcance a contestarle el teléfono –decía Tom sin escuchar lo que Miranda decía- pues si…tenemos que ir.
- ¿Tenemos? No estás loco Araceli dijo muy claro que te quería ver a ti yo no voy a ir.
- ¿Es que acaso me vas a dejar ir solo a verla? Mañana iremos. Los dos tenemos nuestro descanso así que iremos.
Miranda no quería ir pero, Tom necesitaba que ella fuera sin ella no se daría el valor para hacerlo así de mala gana acepto. Al día siguiente compraron unas flores y tomaron el autobús que los dejaría frente al hospital. Pero, cada uno iba absorto en sus pensamientos.
- “Tenía que despertar justo ahora –pensaba Miranda- justo cuando estamos buscando casa para irnos a vivir juntos. ¿Por qué no se quedó dormida para siempre?”
- “Tengo muchas ganas de verla…de sentirla cerca…-pensaba Tom- ella es la mujer a la que amo con toda mi alma”
Tom estaba ansioso por llegar al hospital tenía dos años sin ver a Hilda y estaba ansioso por verla. Miranda se dio cuenta y lo miraba de arriba abajo al tomarlo de la mano se dio cuenta de su nerviosismo pues le sudaban las manos.
- ¿Le contarás lo nuestro verdad? –pregunto Miranda tratando de que el platicara con ella y se acortará el largo silencio entre los dos-
- ¿Perdón? –contesto Tom-
- Sí que si ¿le contarás lo nuestro a Hilda?
- Depende de lo que nos digan cuando lleguemos acuérdate que tiene un mes que despertó.
- Pero si hay oportunidad ¿lo harás verdad?
- Ya veremos –contesto Tom con enfado mientras se paraban para bajarse del autobús-
Miranda lo tomo de la mano para bajar y él enseguida la soltó. Entraron al hospital y al llegar a recepción preguntaron por el cuarto de Hilda.
- Yo los llevaré la doctora tiene que hablar primero con ustedes –dijo la enfermera-
Esta los escolto con la doctora mientras a Tom le latía muy fuerte el corazón que sentía que Miranda lo escuchaba pero, esta estaba perdida en sus pensamientos.
- Tom tanto tiempo sin verte –dijo la Doctora-
- Igual doctora ¿Cómo está? –dijo Tom-
- Bien. Sé que vinieron a ver a Hilda pero antes tengo que advertirles algo sobre todo a ti Miranda, sé que ahora eres la novia de Tom pero, deben de saber que para Hilda el tiempo no ha pasado.
- ¿Cómo? –exclamo Miranda abriendo mucho los ojos-
- Sí para ella ayer fue el accidente y todavía es novia de Tom y piensa que es estudiante de la preparatoria. Necesito que por favor no le digan nada de que ha pasado el tiempo porque por su estado no sabríamos como va a reaccionar. Es la única forma de dejarlos pasar.
- Por mi está bien –contesto rápido Tom-
- Yo…-dijo Miranda haciendo pausa- acepto.
- Bueno entonces pasemos.
La doctora los llevo a un cuarto cuyo nombre de Hilda asomaba en su puerta con la leyenda se prohíben visitas. Tom estaba realmente desesperado por verla. Al entrar vio a Araceli en la cabecera con el uniforme de la secundaria, sus padres al pie de la cama y ahí estaba Hilda, estaba pálida y un poco ojerosa pero para Tom parecía un hermoso ángel que iluminaba toda la habitación cuando lo miro le sonrió como si nada hubiera pasado, su pelo le había crecido hasta la mitad de la cintura la verdad se veía bonita. Tom cuando la miró y vio que le sonreía se sintió tremendamente mal y todos los recuerdos saltaron de golpe a su mente y lo que lo hizo derrumbarse fue cuando ella levanto su mano delgada para tomar la suya y dijo.
- Tom has venido a verme –dijo Hilda con suma emoción-
Tom cayo de rodillas y lloro en la mano de Hilda que emocionada solo le dijo.
- Lo siento…no quise preocuparte
- No es…eso –dijo Tom- te extrañe tanto.
Miranda se quedó de pie viendo ese cuadro mientras Araceli la asesinaba con la mirada, entonces Hilda volteo hacia ella.
- También viniste a verme Miranda –dijo dulcemente mostrándole su mejor sonrisa-
- Sí –dijo mordiéndose los labios Miranda-
- Tom gracias por venir –dijo Hilda para Tom- Miranda viniste a verme.
- Creo que por hoy ya fueron muchas emociones Hilda –dijo de golpe la doctora al oir que repetía lo mismo-
- Está bien pero, ¿mañana vendrás Tom? –dijo Hilda-
- Claro que si preciosa princesa –contesto Tom dándole un cálido beso en la mano-
Miranda y Tom salieron del cuarto y atrás de ellos salió Araceli.
- Tom ¿Por qué le prometiste eso? –preguntaba Miranda-
- Porque voy a venir no oíste que me necesita.
- COMO PUDISTE VENIR CON ESTA MUJER –dijo Araceli mientras azotaba contra el piso el ramo de flores que traía Miranda- NO LO ENTIENDES. Mi hermana te necesita a ti Tom, pero no la quiera a esta cerca de ella.
- Pero...-decía Miranda mirando a Tom para ver si la defendía-
- NADA TU MEJOR AMIGA SOLO NECESITA AL AMOR DE SU VIDA Y ESE ES TOM –respondió molesta Araceli-
- Está bien mañana te prometo que vendré –respondió Tom- y todos los días mañana pediré mi cambio de horario en el trabajo para venir.
- Gracias
Se dio la media vuelta Araceli dejando a Tom y Miranda sin hablarse, Miranda estaba furiosa ¿porque Tom no le había dado su lugar? Ella era su mujer ahora, ¿Qué le pasaba por la mente? Se subieron al autobús rumbo a su departamento de Tom pero, no se dijeron ni una sola palabra hasta que al entrar y al momento en que Tom cerraba la puerta empezaron a llover los reproches de Miranda.
- ¿Por qué no me defendiste de los insultos de Araceli? –decía Miranda-
- Porque no vi ningún insulto –contestaba Tom con enfado- y no comiences.
- Para ella si vas a pedir tiempo ¿y yo? ¿Qué va a pasar con nuestros planes de departamento?
- Tendrán que pasar a segundo plano y hoy en la noche voy a ir a ver a Hilda.
- ¿Segundo plano?
- Sí ella me necesita…y voy a ayudarla.
- Después de que sus padres te corrieron de su lado y ahora vas a rogar por estar con ella.
- Ella me necesita ya oiste a Araceli y la voy a ayudar. Nos vemos.
- ¿A dónde vas?
- A dar una vuelta no quiero pelear contigo y de ahí me voy al hospital.
- TODAVIA NO TERMINAMOS, TOM….
Pero se salió sin decirle nada pero, en su mente de Tom solo se dijo: “Estoy confundido, le debo mucho a Miranda pero a la única mujer que he amado en mi vida es a ella y no la voy a volver a perder” –se dijo Tom mientras caminaba sin rumbo-
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




EL Triangulo Empty
MensajeTema: Re: EL Triangulo   EL Triangulo I_icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
EL Triangulo
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» TORNILLOS BARRA ESTABILIZADORA TRIANGULO SUSPENSION DELANTERA
» Triangulo traicionero de Simba
» Triangulo amoroso?
» Triangulo traicionero de Simba ¡3!
» TRIANGULO CROCHET DE LA WEB

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dragonball Film: La Película, The Movie :: Off-Topic :: Cine y TV :: Fanart y Fanfic-
Cambiar a: