Dragonball Film: La Película, The Movie
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



 
InicioÍndiceGaleríaBuscarRegistrarseConectarse

 

 Milites

Ir abajo 
AutorMensaje
Lord Pikoro-Sama
Moderador
Moderador
Lord Pikoro-Sama

Mensajes : 4991
NIvel de Ki : 153
Edad : 32
Localización : Una colonia namekusei en America del Sur
Fecha de inscripción : 28/12/2008

Milites Empty
MensajeTema: Milites   Milites I_icon_minitimeSáb Mar 30, 2013 6:19 am

Bueno aca arrancamos el fan-fic mencionado en el tema para decir lo que quieras, que concebi y que tiene algo de investigacion historica mas pequeños tributos/homenajes a series y comics conocidos por casi todo el planeta; veremos que repercusiones tiene y como es recibido; sin mas dialogo aca esta el primer prologo de esta historia, dentro de unos dias estara el segundo y ultimo prologo (y disculpas si hay errores ortograficos):

MILITES

Prologo 1: El comienzo del Sistema Milite

Edad Media, año 962, Palacio de Letrán, Roma.

Afuera del Palacio de Letrán, sede episcopal, hay solo docenas de guardias con armaduras grises pero en su interior hay sentadas en un salón rodeado de mosaicos con motivos cristianos dos hombres, uno es muy joven y viste las ropas episcopales demostrando que es un Papa, la otra es claramente adulta con una barba que delata su edad y viste de manera lujosa y porta una corona real demostrando que es un emperador, repentinamente este hombre le habla al Papa.

Emperador -. Perdone Su Santidad Juan XII ¿está seguro que el vendrá?

Juan XII -. Estoy seguro Otón I, Emperador del Sacro Imperio Romano, si bien el tiene un territorio difícil de gobernar con muchos problemas no creo que rechace la oportunidad de establecer un dialogo en la Casa de Dios que mejorara su situación y la de todos.

De repente una puerta se abre y uno de los guardias de afuera entra a la sala.

Guardia -. Perdone la intromisión Su Santidad y Su Majestad, déjeme decirle que ha llegado un carruaje con el Rey de los Francos, Hugo Capeto.

Juan XII -. Bien, hágalo pasar por favor, y solo a él, que su guardia espere afuera y por favor no empiecen una pelea cerca de la puerta de la Casa de Dios.

Guardia -. Si su Santidad, su Majestad con su permiso.

Y apenas el guardia se retira de la habitación, el joven y barbudo rey franco entra en la sala con ropa lujosa y una corona que delata su condición real, el guardia queda asombrado con la gran velocidad con la que entro y piensa.

Guardia -. ¡Que velocidad! Hace un rato estaba en la puerta pero apenas salí de la habitación el Capeto entro sin que pudiera verlo, debe ser su legendaria velocidad divina acompañado de su también legendario oído que puede escuchar lo que ocurre en distancias lejanas para el oído ordinario.

Mientras en la sala, Hugo Capeto se arrodilla ante el Papa, toma su mano y besa su anillo papal diciendo.
Hugo Capeto -. Buenos días su Santidad Juan XII.

Juan XII -. Buenos días Rey de los Francos, lo estábamos esperando.

Y a continuación se arrodilla ante Otón I diciéndole.

Hugo Capeto -. Buenos días Emperador del Sacro Imperio Romano.

Otón I -. Buenos días Rey de los Francos, me había olvidado de su oído legendario con el que seguro pudo escuchar a Su Santidad decirle al guardia que lo deje pasar.

Hugo Capeto -. Si Emperador y supongo que tú has usado tu legendaria intuición para ver como terminara esta reunión.

Otón I -. Mi intuición solo funciona para las batallas porque las reuniones así son impredecibles de adivinar, en fin, siéntese Rey de los Francos, en la silla que ve a la izquierda de Su Santidad.

El Capeto se sienta y de esa manera quedan sentados ambos con el Papa en el medio, y a su izquierda Hugo y a su derecha Otón I; el emperador empieza a hablar.

Otón I -. Su Santidad, Rey de los Francos; los he reunido aquí para hablarles sobre algo que ya saben, que vivimos en una era difícil, inestabilidad en nuestros dominios, rebeliones y desobediencias de las personas que mantenemos, escasez de alimentos, tierras que no extraen suficientes cultivos y lo más grave ataques de los invasores paganos que vienen a conquistar o a saquear y quemar nuestros pueblos y robarse esclavos, mujeres, niños, alimentos, cultivos, es una situación que va en contra de la Paz de Dios.

Hugo Capeto -. Lo sé, es algo que nuestros antecesores han debido encarar mucho antes de nosotros, como mi ancestro Roberto el Fuerte que lucho contra el avance pagano o yo que debí cortar de raíz una rebelión de mis mantenidos.

Otón I -. A eso súmale el terrible poder de los jefes de los ejércitos paganos, hace unos años derrote a uno cuyo líder era muy poderoso y podía hacer hundir la tierra con el poder que creemos que es de Dios para nosotros, tuve que gastar todo mi poder para dejarlo inconsciente con mucho esfuerzo y perdidas para después mandarlo ahorcar junto a sus lugartenientes.

Hugo Capeto -. Espera, recuerda que no es el primer hombre no creyente en Dios en tener poderes así de extraordinarios, recuerda que en el pasado existieron hombres como el Cesar que podía lanzar algo parecido a rayos eléctricos desde cada uno de sus dedos o ese tal Leónidas que poseía una fuerza física equivalente a 300 personas y logro resistir al ejercito medo hasta que Jerjes uso todo su poder para eliminarlo; por ahora es un misterio saber porque personas que no conocen a Dios tienen o tuvieron habilidades como las nuestras.

Otón I -. Lo sé, Rey de los Francos, pero ese día que te mencione veía a mi ejercito diezmado y pensé ¿Qué tal si se creara un sistema especial de formación y entrenamiento de soldados? Y eso vine a proponerte Rey de los Francos.

Hugo Capeto -. Espera, ya nosotros estamos formando soldados, recuerda que ellos nos dan su juramento y se convierten en soldados y son formados por los experimentados.

Otón I -. Lo sé, pero esa formación que tenemos es poco profesional, fíjate que ahí conviven soldados experimentados con soldados novatos y los formadores no hacen distinciones en sus filas y terminan dándoles a los novatos un entrenamiento intensivo que puede o matarlos o lesionarlos o mandarlos al campo de batalla sin una buena formación, a eso súmale que a veces entran soldados cuyo entrenamiento y capacidad de combate son muy bajos y que ni siquiera pueden desarrollar el poder de Dios; así que pienso que podríamos hacer que los soldados novatos pasen por un programa de entrenamiento básico para pulir sus habilidades básicas, si lo cumplen pasaran a ser soldados de nuestras casas y reinos, y si no lo hacen deberán asumir otro rol diferente al del soldado; y también pienso dividir a los soldados en rangos para que su formación sea diferenciada y no haya problemas después.

Hugo Capeto -. ¿Rangos? Buena idea ¿Cuántos rangos piensas colocar?

Otón I -. Después del entrenamiento básico el recluta tendrá el rango bajo, y podrá ascender a dos rangos mas según su desempeño futuro, habrá otro rango superior mas pero ese será exclusivo para nuestros descendientes, el rango de Rey.

Hugo Capeto -. Interesante, pero pienso que deberíamos sacar el termino “soldado” y poner un nuevo nombre a los reclutas y a este sistema ¿qué tal “chevalier” como en mi reino?

Otón I -. Yo pensaba el término “équite” que se usaba en las épocas del Emperador Augusto.

Juan XII -. Hijos míos ¿Qué tal el término “milite”?

Otón I -. Claro, es un buen término y al venir de su idea Su Santidad, será como si Dios hubiera sugerido el nombre.

Hugo Capeto -. Entonces a partir de ahora nuestras fuerzas militares tendrá el nombre de milites ¿Y qué hay de los nombres de los rangos ya habiendo nombrado al rango superior como Rey?

Otón I -. Bueno cuando el recluta pase del entrenamiento básico se volverá milite y tendrá el grado bajo de Infante y estará a las ordenes de un superior que también lo entrenara, este superior tendrá el rango de Paggio, un rango que un infante podrá alcanzar en un examen que se hará en la sede de Su Santidad donde deberán demostrar su poder; pero arriba de ese rango habrá milites del rango de Scutarius, para alcanzarlo deberán destacarse por sus poderes, su capacidad de estratega, su liderazgo y su fuerza física; y obviamente por arriba de este y de todos los rangos estará el que sobresale en esos atributos por encima de todos los milites, el Rey que será el comandante supremo de los milites de sus reinados y el que dirigirá al resto de los hombres no milites de su tierra, ósea ahí estamos nosotros, Rey de los Francos.

Hugo Capeto -. Podríamos reemplazar esa palabra de Scutarius por Escuier, su equivalente en el idioma de mi reino.

Otón I -. Y así tu mano se verá en este sistema, está bien pongámosle el nombre de Escuier.

Hugo Capeto -. Excelente; entonces, por lo tanto, yo sería el comandante supremo de los milites de mis dominios y usted el de los milites de sus estados imperiales.

Otón I -. Así es y Su Santidad será el comandante de sus milites en su ciudad sagrada.

Hugo Capeto -. Con el debido respeto Su Santidad ¿usted está entrenado en artes guerreras?

Juan XII -. Así es hijo mío, es algo que impondré de ahora en mas, un Papa además de ser elegido por Dios deberá ser un poderoso milite; y te mostrare que soy un hombre poderoso.

El Papa se para extiende su mano derecha hacia el Capeto, abre la palma de su mano y de repente una especie de energía azul se manifiesta en su palma.

Hugo Capeto -. Su Santidad, es lo mismo que puedo hacer yo.

El Rey de los Francos hace lo mismo pero con su mano izquierda, otra energía azul se manifiesta en la palma de su mano.

Otón I -. Ese es el poder que nos dio Dios que tuvimos que sacar en nuestra preparación para ser reyes, y que por alguna razón también lo tienen hombres herejes y paganos; puedo sentir que ambos tienen el mismo poder que yo, pero creo que deberían dejar de manifestar ese poder porque si chocan harán explotar esta Santa Sede y sus alrededores.

La energía azul del Papa y Hugo Capeto desaparece y ambos hombres vuelven a sentarse en sus lugares.

Hugo Capeto -. Veo que su poder, su santidad, es enorme, es más grande que él de los guardias de afuera, perdón por cuestionarlo.

Juan XII -. No hay problema, hijo mío, a veces hasta un buen rey cristiano duda; en fin, supongo que deberé educar a mi guardia para que sean hombres más fuertes y sepan entrenar a futuros milites.

Otón I -. Perfecto, entonces a partir de ahora declaramos ante Dios que el Sistema Milite empieza a funcionar para combatir a los paganos y herejes de este mundo.

Y así fue como el Sistema Milite nació, pero poco imaginaron estos tres hombres que el sistema que crearon se extendería mas allá de los reinos cristianos porque con los continuos intercambios comerciales y culturales el Sistema Milite se instalo en los reinos musulmanes y chinos y de ahí se siguió extendiendo por el resto de Europa, Asia, y por toda África llegando, incluso, a los reinos paganos como el de los vikingos; y con la llegada de los europeos a América y Oceanía el sistema llego a todo el mundo, así cada guerra, cada revolución, cada conflicto que requería el uso de las armas fue peleado por los milites, ejemplos son las Guerras de Independencia en América o las Guerras Mundiales donde importantes personajes de esos eventos fueron poderosos milites como George Washington, Simón Bolívar, José de San Martin, Adolf Hitler o Benito Mussolini; y con el correr del tiempo muchos cambios se hicieron a este sistema como la inclusión de las mujeres o hasta el nombre del rango del milite que gobierna a los otros milites y al resto de los hombres.

Fin del prologo 1.


_________________
Milites Lordfirma1peke
Volver arriba Ir abajo
Krilín
Administrador
Administrador
Krilín

Mensajes : 13552
NIvel de Ki : 38
Edad : 28
Localización : Templo Jedi, Coruscant - Villa Oculta de la Hoja
Fecha de inscripción : 06/10/2008

Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitimeLun Abr 01, 2013 3:00 pm

¡Bravo, Pikoro! Me ha gustado mucho. Parece que has cumplido tu promesa de mezclar elementos históricos con poderes de ciencia-ficción o anime. Tengo muchas ganas de ver cómo sigue la historia.

La única pega que le pongo, de escritor a escritor, es que está un poco cargado de exposición, pero para eso están los prólogos y seguro que tendremos más narración conforme arranque la acción principal.

_________________
Milites XqiRdDn
Volver arriba Ir abajo
Lord Pikoro-Sama
Moderador
Moderador
Lord Pikoro-Sama

Mensajes : 4991
NIvel de Ki : 153
Edad : 32
Localización : Una colonia namekusei en America del Sur
Fecha de inscripción : 28/12/2008

Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitimeDom Jun 16, 2013 6:15 am

Y aca tenemos el segundo prologo (tarde en materializarlo por los mencionados estudios):

Prologo 2: La noche de la Bestia Legendaria.
Edad Contemporánea, año 2013, Ciudad de Zarate, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.

Caos reina en la noche de la ciudad de Zarate, explosiones se sienten, personas corren desesperadamente por sus vidas, un grupo corre a un refugio pero una explosión se lleva consigo a muchas personas, solo dos se salvan, un hombre y una mujer, ambos usan anteojos y son de joven edad, shockeada la mujer empieza a hablar:

Mujer -. José, querido, nos salvamos casi terminamos como ellos.

José -. Lo sé María, mierda, todo por culpa de esa maldita criatura.

María -. Si, tiene un nombre simpático gracias al que escribe la cultura local pero es tan despiadado y poderoso que deberían cambiarle el nombre.

José -. Sí, porque Nahuelito es un nombre de niño para una cosa tan monstruosa como esa.

De repente la mujer se arrodilla asustada y señala.

María -. Querido, mira atrás.

El hombre gira su cabeza y se aterroriza por lo que ve.

José -. Ah! Es esa bestia.

La criatura con forma de serpiente de agua, piel verde, cuatro patas con garras afiladas en cada una y colmillos enormes avanza hacia lo joven pareja, de repente se detiene.

Nahuelito -. Je, tontos humanos, creyeron que podían escaparse, una vez que tengo presas en la mira, estas no escapan mas, serán un buen alimento para mí.

La joven pareja intenta correr, pero en el camino se encuentra con un callejón sin salida producto de unos escombros, y la criatura se acerca a ellos.

Nahuelito -. Un esfuerzo impresionante humanos, pero ya es hora de que sean mi alimento, y si quieren abrásense así los agarro de una con mis garras y se van juntos a mi estomago.

La pareja se abraza sin esperanzas de sobrevivir y la criatura extiende su pata superior izquierda para agarrar a la joven pareja con sus garras, y de repente cuatro rayos de energía azul venidos de arriba impactan sobre la pata de la criatura que retrocede.

Nahuelito -. ¡Argh! ¿Quién me molesta en mi cena?

Tanto la criatura como la joven pareja miran hacia arriba y ven en un techo cuatro figuras, tres saltan adonde están ellos.

María -. Querido, ellos son…

José -. Si amor, lo sé son nuestros milites, estamos salvados.

La alegría se apodera de la pareja al ver a estas tres personas frente a ellos, son hombres de edad un poco más avanzada vestidos con un poncho celeste, pantalón blanco, botas negras y una banda en su cabeza con una pequeña bandera argentina plastificada al frente de la banda; uno de ellos se da vuelta y mira a la pareja.

Milite -. ¿Están bien ciudadanos? Perdón si llegamos tarde tuvimos que atender a los heridos que dejo este monstruo.

José -. Sí, señor; casi nos devora esta monstruosidad.

El milite mira para el techo en dirección hacia la cuarta figura que no bajo.

Milite -. Alicia ¡Baja y lleva a estos civiles a un lugar seguro mientras nosotros nos ocupamos del monstruo!

La milite baja cerca de ellos, es una mujer más joven que María, vestida igual que sus compañeros.

Alicia -. Ciudadanos, mi nombre es Alicia Aymar, agárrense bien de mi y los llevare al techo para que estén más seguros.

María -. Bien Alicia, vamos José hagamos lo que ella diga.

José -. De acuerdo.

Nahuelito -. ¡Malditos humanos! No dejare que se lleven mi cena, los despedazare por eso, no tendrán el honor de estar en mi estomago.

Los tres hombres milites rodean al monstruo.

Milite -. Bien señores, que este monstruo no toque a los civiles, no dejen que los ataque.

Los tres milites abren las palmas de sus manos izquierdas y la energía azul se manifiesta en sus palmas.

Milite -. ¡Fuego!

Los ataques impactan en distintas partes del monstruo, uno en la boca cerrada, uno en las piernas traseras y otro en las superiores.

Milite -. Alicia ¿Qué esperas? Así la criatura estará inhabilitada para usar sus garras y su temible rayo que sale de su boca ¡Llévate a esos civiles ahora!

Alicia -. Sí señor, enseguida.

La milite se pone de espaldas mientras María y José se agarraran de la milite que se prepara para saltar al techo.

De repente, para sorpresa de los hombres milites, los ojos de la criatura empiezan a brillar y un rayo laser rojo de cada uno de ellos es disparado, ambos impactan y perforan el corazón de la mujer milite que estaba de espaldas preparándose para saltar.

María -. ¡Oh Dios mío!

José -.  No puede ser.

La mujer milite cae al suelo, María se dispone a revisar su estado.

María -. No hay nada que hacer, esta chica está muerta.

Los milites detienen su ataque asombrados.

Milite -. No, Alicia; creíamos que ese monstruo no tenía…

Nahuelito -. ¿Rayos por los ojos? ¡Claro que los tengo! Solo que nunca se me presento una oportunidad para usarlos, esa mujer tuvo el honor de probarlos, lástima que no sobrevivió a la experiencia.

Milite -. Maldito monstruo.

Y sin previo aviso el monstruo salta arriba del milite perforándole el pecho con sus garras y matándolo, los otros dos quedan asustados.

Milite 2 -. Ni siquiera pudimos predecir ese salto, es como dicen, su velocidad es insuperable.

Y de nuevo sin aviso previo, la criatura salta sobre el asustado milite clavándole sus garras en el pecho y matándolo; de repente gira su cabeza y mira al tercer milite que tiene de espaldas.

Nahuelito -. No me he olvidado de ti.

Milite 3 -. Esos milites que mataste tenían familia, como Alicia que tenía un hijo que cuidaba sola debido a que su esposo era un milite que perdió su vida cumpliendo una misión importante cazando a un milite renegado de esta nación.

Nahuelito -. Muy conmovedor, les he hecho un favor reuniendo a la pareja en el otro mundo, y si sigo así mandare a ese niño que deje huérfano a ese lugar para que se reúna con sus padres.

Milite 3 -. ¡No lo harás!

El milite abre la palma de su mano izquierda y dispara energía azul hacia las patas traseras de la criatura.

Nahuelito -. Estúpido humano, sabes que eso no me retrasara.

Milite 3 -. Lo sé, por eso agregare algo más.

El milite extiende su brazo derecho, abre la palma de su mano y empiezan a aparecer llamas.

Milite 3 -. Toma esto ¡Aura de Fuego: Gran Remolino Infernal!

De la mano izquierda del milite un remolino de fuego se dirige a la criatura y la envuelve en llamas.

Milite 3 -. Rápido, ciudadanos ¡Huyan de aquí!

Pero de repente el mismo rayo óptico que mato a Alicia es disparado y atraviesa el corazón del milite, el remolino de fuego es disipado con un simple soplido del monstruo.

Nahuelito -. Así que Gran Remolino Infernal, no fue la gran cosa, un soplido y ya no me molesta mas; bueno mis presas, es hora de devorarlas.

La criatura se acerca, la pareja se abraza sin esperanza y de repente un viento se levanta.

Nahuelito -. Este viento, ya veo, eres tu maldito, eres persistente.

De repente una persona aparece, se ve igual de joven que la pareja y esta vestido como los otros milites pero en su cabeza porta un gigantesco sombrero con el escudo de armas de Argentina.

María -. José, el es...

José -. Si, María, es el que posee el titulo de milite más poderoso de nuestro país y el que lo gobierna, es el Presidente Juan Belgrano.

El Presidente se da vuelta y la pareja se sorprende a ver al milite con cortes en la cara y un bebe en brazos.

Juan -. Perdónenme ciudadanos, esta criatura me ha dejado terriblemente lastimado como pueden ver, necesite de un par de milites médicos para volver a la acción.

El Presidente mira los cadáveres de los milites que se encuentran en medio de charcos de sangre.

Juan -. Mierda, esto es terrible, muchos valientes milites y civiles han pagado con sus vidas mi debilidad de no poder con esta criatura; y lo que es peor una de sus víctimas fue mi querida esposa Eva Moreno.

José -. ¿Qué? Su esposa que es una poderosa milite ha muerto también.

María -. Ella y usted son los milites más fuertes que ha tenido nuestro país en su historia, si ni ustedes pudieron con él, estamos perdidos.

Juan -. En realidad, eso de que somos los más fuertes de la historia no es más que una mentira que dicen los medios de comunicación y las personas que no saben que los más poderosos están en el pasado como José de San Martin o Manuel Belgrano; además mi esposa murió indefensa después de dar a luz a mi hijo.

Nahuelito -. Jajá, entonces Juan, admites tu derrota y el destino tanto tuyo como el de esta tierra, caer en el olvido y la destrucción.

Juan -. No todavía, ese misterioso hombre de túnica y capucha negra que te saco del lago Nahuel Huapi dónde estabas confinado desde la época de los pueblos originarios y te invoco a mi ciudad natal para traer la destrucción, seguramente planea usarte para destruir todo este país y eso no lo voy a permitir.

Nahuelito -. Je, iluso, ya no te queda nada, solo esperar tu muerte.

Juan -. Nahuelito ¿No te das cuenta que ese encapuchado planea usarte y que no le importas mucho?

Nahuelito -. ¿Cómo?

Juan -. Antes que te invocara luche con él y como no podía conmigo me dijo que iba a llamar a su ultima herramienta y te invoco, y también me dijo que no le importaba si morías acá o no, solo le interesa que hagas esta masacre.

Nahuelito -. Imbécil ¿crees que eso me detendrá? Siempre he sido usado, antes de ser confinado en ese lago solo era usado como una herramienta de guerra y no le importaba a nadie si era dañado o no, solo interesaba cuánto daño hacia al enemigo; y ahora que estoy libre de nuevo voy a mostrarles la sensación de ser pisoteado por alguien que no le importa lo que les pase a ustedes los humanos, y si alguna vez encuentro a ese que mencionaste también sufrirá el mismo destino de ustedes.

Juan -. Ya veo, entonces usare mi última carta; ciudadanos por favor ocúpense de mi hijo mientras hare lo que debo hacer en este momento.

María agarra al bebe.

María -. ¿Es su hijo, presidente? ¿Cuándo nació?

Juan -. Como ustedes saben, por protocolo, el parto que dé a luz a un hijo de un Presidente o Rey o Primer Ministro o como sea que se llame el puesto de mandatario en un país, debe hacerse en secreto y fuera de un hospital para evitar problemas; mi hijo nació antes de que apareciese ese misterioso hombre e invocara a Nahuelito cuyo primer acto fue destruir la casa de campo donde tuvo lugar el parto, y pese a mi elevada velocidad apenas pude salvar a mi hijo y no a los que había ahí.

José -. ¿Y el nene tiene nombre?

Juan -. Si, su nombre es Gustavo; ahora voy a proceder con mi plan.

El Presidente saca de su bolsillo izquierdo con su mano izquierda una especie de vara, de repente la vara empieza a agrandarse hasta llegar al tamaño del Presidente, y en la punta superior se materializa la cabeza de un puma y en la inferior unas garras; el Presidente clava las garras en el suelo sosteniéndola ahora con ambas manos.

Juan -. ¡Arte de Invocación!

De repente empieza a aparecer humo, la joven pareja no puede ver lo que pasa alrededor suyo por eso; pero ya empieza a disiparse el humo.

José -. María, mira el suelo.

La mujer se dispone a hacerlo y ve asustada que el suelo se ha vuelto de color dorado; el humo se disipa completamente y ven que están subidos arriba de un puma gigante.

Juan -. Perdonen la sorpresa, amigos; este puma es una invocación que ayudara en mi plan; hola Felipe, tenemos trabajo que hacer.

Felipe -. Juan ¿Qué esta cosa que esta frente a nosotros? Es muy diferente a las invocaciones como nosotros.

Juan -. Eso Felipe, es el llamado Nahuelito, uno de las 9 Bestias Legendarias, ya te hable de ellas una vez ¿Recuerdas?

Felipe -. Claro ¿Y crees que tengo oportunidad de ganarle?

Juan -. Sinceramente no, pero esto es parte de un plan, mantenlo entretenido y yo hare el resto.

Felipe -. Está bien Juan, eres unos de los pocos humanos en lo que se puede confiar.

Juan -. Amigos míos, rápido ¡Agárrense de mi! Vamos a ese edificio que ven en el horizonte, ahí estarán a salvo.

José -. Bien, vamos María.

La pareja no tarda mucho en acomodarse cuando de repente ven que están en la cima del edificio.

María -. ¿Qué? Ni siquiera sentí el salto.

José -. Es la legendaria velocidad de nuestro Presidente.

Nahuelito -. Estúpido ¿Crees que podrás con una bestia legendaria?

Felipe -. No lo sé, pero debo confiar en Juan.

De repente el puma gigante embiste a Nahuelito haciéndole retroceder un poco.

Nahuelito -. Vaya, eres fuerte, pero ahora te mostrare una verdadera embestida.

Nahuelito embiste a Felipe y sale disparado y choca contra un edificio.

Felipe-. Je, y yo que pensaba que era fuerte; ustedes las Bestias Legendarias están en otra escala de poder.

José-. Parece señor Presidente que su invocación no podrá con esa monstruosidad.

Juan-. Lo sé, todo es parte de mi plan para detener esta locura.

María-. Pero señor, si ni usted puede ¿Quién lo hará? ¿Acaso invocara a otro animal?

Juan-. Ya les dije que no, pero verán, tanto este monstruo como las otras Bestias Legendarias tienen una debilidad importante,  pueden ser sellados y eso es lo que hay que hacer.

José-. ¿Y cómo lo hará? ¿Acaso devolverá a esta cosa al lago Nahuel Huapi?

Juan-. Me gustaría, pero no puedo hacerlo, primero estamos lejos de ese lago, segundo en el pasado el fue sellado en el lago Nahuel Huapi por dos habitantes de la tribu originaria de los ténesch, un pueblo que dominaba como pocos las artes de sellado pero cuyos conocimientos se perdieron por la invasión que sufrieron a manos de los mapuches que tenían un ejército muy poderoso.

María-. ¿Entonces como lo va a sellar?

Juan-. Bueno, tendré que usar un arte de sellado que se usa mundialmente, que fue creado en Tailandia hace años y cuyo uso está prohibido, salvo para una emergencia como esta.

José-. ¿Y porque está prohibido usar algo tan útil que podría salvar a esta ciudad y a este país?

Juan-. Porque a diferencia de las artes de sellado desarrollada por los ténesch este arte de sellado tailandés mata instantáneamente al usuario que lo haga.

María-. ¿Cómo? ¿Ósea que si usted lo usa morirá?

Juan-. Desgraciadamente si, por eso envidio las artes de sellado de ese pueblo originario, podían sellar monstruos como este y seguir vivos como si nada.

José-. Y dígame ¿Adonde sellara esta cosa? ¿En otro lago o en algún rio?

Juan-. No,  este arte de sellado me permitirá sellar a Nahuelito dentro de una persona viva.

José y María quedan shockeados al escuchar eso.

María-. ¿Qué? ¿Sellara en una persona a esa monstruosidad? Eso es inhumano.

José-. Realmente ese arte de sellado es una técnica prohibida.

Juan-. Sí, pero verán, sellar Bestias Legendarias con este arte de sellado en un ser humano es una práctica habitual que se ha llevado a cabo en varios países del mundo, como ya les dije esta técnica fue creada en Tailandia hace años, más precisamente en 1980, cuando sellaron una bestia que tenían confinada en una isla en un milite debido a que el sello que había en la isla ya estaba a punto de romperse, y un año después en Estados Unidos ocurrió la misma situación y sellaron a una bestia legendaria adentro de un milite usando esa misma técnica y después en Inglaterra en 1983 hicieron lo mismo pero en una mujer milite, años después y a lo largo de la década del 90 las naciones de España, Austria y Australia hicieron lo mismo pero usando milites hombres, y el año pasado el país vecino de Brasil hizo lo mismo en una chica, y este año Arabia Saudita hizo lo mismo pero en un chico.

José-. Pero eso se escucha inhumano, sellar monstruosidades adentro de seres humanos y por lo que escucho lo hacen en chicos parece.

Juan-. Es probable, pero verán, estas Bestias Legendarias contienen cantidades increíbles de aura, y como habrán leído o visto en televisión en algún documental o en Internet, el aura es lo que le da poder al milite, lo que hace que sea veloz, tire rayos o cosas por el estilo; y se ha comprobado que si un milite tiene en su interior una Bestia Legendaria este tendrá grandes reservas de aura que obviamente usara a pleno luego de pasar muchos años entrenando.

José-. Es decir, con esto una nación se asegura tener un poderoso milite que cuando crezca será muy poderoso.

Juan-. Así es, y a los milites que poseen una bestia legendaria dentro suyo se los clasifica como “contenedores”, y hay contenedores muy fuertes y con posiciones importantes por ahí, por ejemplo en Tailandia el actual Rey Chana Bunnark es el milite que fue usado como contenedor y uno de los mandatarios más poderosos del mundo y lo mismo ocurre en Australia y Austria, tanto el Gobernador General australiano Harry Thorpe como el Presidente Federal austriaco Arnold Sindelar son contenedores, y los de España, Estados Unidos e Inglaterra si bien no son mandatarios son milites poderosos y reconocidos, y la chica elegida de Brasil se espera que sea una contenedora muy poderosa, al igual que el chico elegido en Arabia Saudita.

José-. Ósea que Nahuelito es la única Bestia Legendaria que no ha sido sellada en un ser humano.

Juan-. Así es, fuimos tontos al considerar que podíamos mantener a esta criatura sellada en un lago, por ese error alguien consiguió liberarla e invocarla acá; pero bueno por esas cosas del destino la Republica Argentina tendrá su propio contenedor.

María-. Bueno ¿Y a quien piensa usar de “contenedor”? ¿A  usted o a algún otro milite?

Juan-. Primero, el que hace el sellado no puede ser un contenedor ya que debe actuar como un médium digamos entre la bestia a sellar y la persona elegida como contenedor; y segundo hay milites en camino pero tardaran en venir y para cuando vengan esta ciudad será destruida.

José-. Entonces señor Presidente yo me ofrezco a ser contenedor, así hare algo para parar esta locura.

María-. Querido ¿Realmente quieres tener en tu interior a esa monstruosidad?

Juan-. Se lo agradezco señor, pero aunque se preste a eso, nunca podrá ser un contenedor.

José-. ¿Por qué? ¿Acaso porque no soy un milite y no domino eso llamado aura?

Juan-. Porque amigo, este arte de sellado tailandés solo funciona en niños que no superen su primer año.

María-. ¿Qué? ¿Ósea que solo funciona en bebes el sellado?

Juan-. Si, es muy raro, pero es así; según las investigaciones hechas en Tailandia la estructura de un bebe tiene la particularidad de aguantar el sellado con éxito, pero la estructura de un bebe en su primer año de edad no resiste el sellado, eso hace que ese bebe muera junto con la persona que haga de médium.

María-. Realmente es un arte prohibido este, además de matar a la persona que lo haga, hace que un bebe reciba adentro suyo a una monstruosidad.

José-. Bueno ¿Y a quien piensa usar de contenedor? ¿A algún recién nacido? De ser así tendríamos que buscar a una sobreviviente que tenga un bebe y que acepte ser un contenedor, o sino habría que buscar a algún bebe huérfano; ambas cosas pueden llevar su tiempo.

Juan-. No, no quiero usar a bebes que no sean de mi linaje, así que usaremos a mi hijo.

María-. ¿Qué? Usara a su propio hijo de contenedor, no puede hacerlo, dese cuenta señor que además de obligarlo a ser el contenedor de ese monstruo lo condena a ser huérfano.

Juan-. En los países de Estados Unidos, Inglaterra, España, Arabia Saudita y el vecino Brasil los contenedores son milites que integran el clan al que pertenece el Presidente o Primer Ministro o Rey o como sea que se llame el puesto de mandatario de una nación, eso es para que digamos todo quede en familia y sea sencillo cuidarlo y protegerlo.

José-. ¿Y si usted muere quien se ocupara de su hijo? ¿Alguien de su clan?

Juan-. Desgraciadamente tanto el clan mío como el de mi esposa Eva están muertos, la mayoría murió asesinada peleando contra el hombre que invoco a Nahuelito y el resto murió protegiendo a mi esposa de este monstruo; por eso amigos míos les encomendare mi hijo Gustavo a ustedes dos.

María-. ¿Qué? ¿Nosotros nos encargaremos de su hijo?

José-. Pero señor ¿no puede dejárselo a algún milite amigo poderoso?

Juan-. No, verán, el hombre que invoco a Nahuelito sabe la existencia de mi hijo, si ve que Nahuelito fue sellado dentro de el vendrá a buscarlo y eso no será bueno; por eso si mi hijo es adoptado por una familia que no sea milite ni nada por el estilo y vive bajo otro nombre y otro apellido será demasiado difícil para este hombre buscarlo.

José-. Entiendo si vive una vida normal, su hijo vivirá en paz.

Juan-. Pero igualmente en algún momento quizás este misterioso enemigo se dé cuenta o el mismo Gustavo empiece a sentir que adentro suyo hay algo raro, así que por eso amigos quiero que lo impulsen a ser milite, de esta forma podrá manejar su aura y con el tiempo podrá utilizar el aura de Nahuelito para proteger a esta nación.

María-. Creo entenderlo, veo inhumano que este bebe albergue a un demonio como ese por el resto de su vida pero al mismo tiempo me siento feliz porque al fin tendré un hijo, ya tuve dos partos y en ambos casos el bebe nació muerto, es como si Dios hubiera oído mis rezos de querer tener un hijo.

José-. Está bien, señor Presidente, aceptamos adoptar a su hijo, no se preocupe vivirá feliz con nosotros.

Juan-. Gracias mis amigos, pero díganme bien sus nombres y ocupaciones, quiero saber quiénes serán las personas que se ocuparan de mi hijo.

María-. Soy María Juana Suárez, mi ocupación es ser enfermera.

José-. Soy José Pablo San Martin, soy profesor de educación física.

Juan-. Muy bien, María, déjame sostener a mi hijo por última vez por favor y preparar el sellado.

María-. Claro, señor Presidente.

María le da el niño a Juan.

Juan-. Bueno hijo mío, hasta que te digan la verdad, dejaras de llamarte Gustavo David Belgrano y tendrás el apellido San Martin en tu ADN, un apellido con historia realmente; por cierto amigos míos ¿le darán un nombre ahora o después harán eso?

María-. José, he decidido que su primer nombre será Daniel y su segundo nombre será Ángel.

José-. Bien querida, no tengo problemas con que tú le des el nombre.

Juan-. Perfecto hijo mío, ahora serás Daniel Ángel San Martin o simplificando Daniel San Martin, espero que tu madre este viendo esto. Y para que sea más difícil identificar que eres mi hijo vamos a hacer algo.

El Presidente usa dos dedos de su mano derecha para tocar de manera rápida la frente de su hijo.

Juan-. Listo, el disfraz esta hecho casi.

José-. Señor ¿acaso ha hecho algo al tocar al niño?

Juan-. Si verán, use mi Arte de Combate: Presión de Sentidos en el.

María-. ¿Y para que hizo eso?

Juan-. Verán, lo que hice al tocar su frente fue alterar un poco su sentido de la vista para que cuando crezca y empiece a leer tenga problemas de visión y necesite usar anteojos como ustedes.

María-. ¿Pero porque altero el sentido de la vista de su propio hijo?

Juan-. Digamos que es una precaución para que el misterioso invocador de Nahuelito no vea el parecido de mi hijo conmigo, además si usa anteojos parecerá más un hijo biológico de ustedes, digamos que cuando le receten los anteojos el médico dirá “tiene un problema hereditario”.

José-. Es verdad, mi esposa y yo tenemos un problema de visión desde que éramos niños, si Daniel también tiene uno parecerá que el heredo nuestros problemas de visión.

Juan-. Correcto, y les voy a pedir que si a este niño le crece pelo y si ese pelo es rubio, tíñanlo de color marrón.

María-. ¿Cómo?

José-. Espera María, entiendo, como usted señor tiene el cabello rubio quizás ese misterioso hombre busque niños rubios y si ve que Daniel tiene pelo marrón como yo, parecerá que realmente es mi hijo y seguirá buscando.

María-. Entiendo, señor, esto es como hacer un disfraz.

José-. Si, un disfraz que será muy útil.

De repente se escucha un grito, es Felipe siendo atravesado por una de las garras de Nahuelito.

José-. Su puma parece que no aguantara más señor Presidente.

Juan-. Si, es hora de empezar el sellado.

El Presidente se saca su sombrero revelando su cabello rubio y lo pone en el suelo y arriba del sombrero pone a su hijo.

Juan-. Bien hijo quédate ahí, esto será rápido.

De otro bolsillo el presidente saca  otra vara como la usada para invocar a Felipe, la vara empieza a agrandarse hasta llegar al tamaño del Presidente, pero en la punta superior se materializa la cabeza de un hornero y en la inferior unas garras de ave; el Presidente clava las garras en el suelo sosteniéndola ahora con ambas manos.

Juan-. ¡Arte de Invocación!

De nuevo aparece humo y un pequeño hornero de color pardo aparece.

Juan- Hola de nuevo Casero, hace tiempo que no te usaba.

Casero-. Lo mismo digo Juan ¿Para qué me invocas?

El Presidente saca de su bolsillo izquierdo un pequeño pergamino cerrado de color crema.

Juan-. Escúchame Casero, yo voy a morir para sellar en mi hijo a la Bestia Legendaria que esta atrás tuyo peleando contra Felipe.

Casero se da vuelta y ve a Nahuelito peleando contra Felipe.

Casero-. Es una tragedia que mueras Juan pero si no hay otro camino deberás hacerlo ¿Pero cuál es mi papel acá?

Juan-. Escúchame amigo, usa tus poderosas patas para sostener este pergamino, seguramente mi maestro Néstor vendrá aquí y cuando venga le darás este pergamino.

Casero-. Entendido Juan, confía en mí.

Juan le da el pergamino a Casero que lo sostiene con sus pequeñas patas.

José-. Increíble, ese pequeño hornero puede sostener sin problemas un pergamino más grande que sus patas.

Juan-. María, José, escuchen atentamente, cuando logre sellar a Nahuelito, ustedes se quedaran aquí con mi hijo y esperaran a que llegue Néstor, mi maestro, y dejaran que lea lo que dice ese pergamino, una vez que termine de leerlo, ustedes lo recibirán.

José-. Muy bien, señor, pero ¿Qué hay en ese pergamino?

Juan-. Ese pergamino contiene instrucciones y detalles sobre cómo criar a mi hijo que no tendré tiempo de decirles, además tiene algunas anotaciones y secretos sobre el mundo milite, así que por ningún motivo muestren a alguien el pergamino por favor.

José-. Sí señor, lo haremos.

Juan-. Bien ¡Oye Felipe, vete, ya termino tu parte del plan, puedes volver a tu mundo!

Felipe-. ¡Bien Juan! ¡Nos vemos!

Una explosión de humo se produce y el puma desaparece.

Juan-. Desgraciadamente nunca más me volverás a ver, amigo mío.

Nahuelito-. Entonces, admites tu derrota Juan, era obvio, nadie puede conmigo.

Juan-. Hay algo que si va a poder contigo.

Nahuelito-. Ja, ja, ja, ja, en fin ¡Me canse de estar en esta estúpida ciudad! ¡Voy a destruirla ya mismo!

La bestia pega un gran salto, abre su boca y una energía roja empieza a manifestarse; mientras Juan levanta sus manos en dirección a Nahuelito y un aura negra rodea su cuerpo.

Juan-. Esto termina acá Nahuelito ¡Arte Prohibido: Sellado Corporal!

Una energía negra sale disparada de las manos de Juan e impacta sobre la bestia, y su energía roja deja de manifestarse.

Nahuelito-. ¿Eh? ¿Qué ocurre? ¿Porque no puedo disparar mi rayo por la boca ni moverme? ¿Y que es esta energía negra?

Y rápidamente Juan baja sus brazos en dirección hacia donde está su hijo, la criatura se horroriza al ver que se dirige al bebe.

Nahuelito-. ¡Nooo! Me estas sellando dentro de ese mocoso, te maldigo Juan Belgrano, te maldigoooo….

La criatura entra completamente dentro del niño.

José-. Nahuelito desapareció, entonces ha sido…

Casero-. Si humano, ha sido sellado dentro de ese niño, la técnica fue un éxito, aunque se ha llevado la vida de Juan.

Casero, empieza a sacar lágrimas de sus ojos; Juan cae arrodillado, sin fuerzas estira la mano hacia donde está su hijo.

Juan-. Eva, dentro de poco iré al lugar donde te encuentras, nuestro hijo está en buenos manos; y Gustavo, no le compliques la vida a tus padres, se un buen chico y una buena persona, y vuélvete un poderoso milite, así podrás usar a tu favor el poder de la bestia que residirá dentro de ti de ahora en mas, tanto para proteger este país y al resto del mundo como para protegerte a ti mismo si viene a buscarte ese hombre o alguien más, adiós hijo mío, adiós…

Juan cae al suelo, Casero se acerca al cuerpo y lo examina.

Casero-. El amo Juan ha muerto finalmente.

Casero empieza a derramar lagrimas, José agacha su cabeza en señal de respeto y María envuelta en lagrimas se dirige adonde esta el bebe para tomarlo en brazos.

María-. José, este hombre nos ha confiado lo más importante de su vida, no debemos hacer que su sacrificio sea en vano, vamos a cuidar a Daniel y criarlo como nuestro hijo legitimo y darle el amor que no recibirá de sus verdaderos padres, y haremos que se decida a ser milite.

José-. Eres una mujer fuerte y decidida María, claro que lo haremos.

Casero-. Y parece que han llegado más milites.

Y así cuatro milites aparecen, son todos hombres, tres jóvenes y uno se ve bastante anciano.

Milite anciano-. Mierda, parece que llegamos tarde ¡Registren el lugar y busquen otros cadáveres!

Milites acompañantes-. ¡Si señor!

Los milites se disipan rápidamente.

Casero-. Usted es el maestro de Juan, Néstor Veira; antes de que pregunte le informo que Juan murió sellando a Nahuelito dentro de su hijo con el arte tailandés prohibido de sellado.

Néstor va hacia donde está el cuerpo de su antiguo discípulo y empieza a llorar.

Néstor-. No puede ser, Juan, tu eres joven y te sacrificaste por este país, me hubiera gustado estar en tu lugar, soy una vergüenza, uno de mis discípulos muere antes de mi.

Los otros milites vuelven con los cadáveres de los cuatro milites asesinados por Nahuelito.

Milite 4-. Señor, hemos encontrado los cuerpos de estos milites.

Néstor se acerca donde están y centra su mirada en el ultimo que murió.

Milite 4-. Señor ¿Este era de su clan? ¿No?

Néstor-. Si, es de mi clan, que vergüenza, estoy conservando mi vida mientras mueren los jóvenes.

Casero-. Señor, Juan me dijo que leyera este pergamino que sostengo en mis patas.

Néstor-. Bien, voy a cumplir la voluntad de mi discípulo.

Néstor lee el pergamino, y el milite que sostiene el cuerpo de Alicia, centra su mirada en la joven pareja.

Milite 5-. Ciudadanos ¿Están bien? ¿Su hijo está bien?

José-. Sí, pero verán este no es nuestro hijo biológico, es el hijo del Presidente.

Milite 5-. ¿Qué?

Milite 4- ¿Y porque lo están sosteniendo en brazos?

Néstor-. Porque Juan les dejo a ellos el cuidado del niño.

Los milites se sorprenden mientras Néstor vuelve a cerrar el pergamino.

Néstor-. Y este pergamino lo deja bien en claro, ellos deben cuidar a Gustavo como si fuera su hijo biológico; y nosotros debemos difundir que el Presidente nunca tuvo un hijo y que este niño nació de una pareja de civiles en el medio de esta locura, y además nosotros debemos vigilarlo de vez en cuando pero de manera sigilosa y disfrazados de civiles ¿Entendido compañeros?

Milites-. ¡Si señor!

Milite 5-. Señor ¿Quién será Presidente ahora que Juan ha muerto?

Milite 4-. Yo opino que debería ser usted señor Néstor, después de Juan, usted es el milite más poderoso de nuestra nación, además fue el maestro de Juan, eso lo avala mucho señor.

Néstor-. Si, además mis otros dos discípulos no tienen aun la sabiduría ni el poder suficiente para gobernar este país y protegerlo.

Milite 4-. Además usted es uno de los dos candidatos sugeridos por los consejeros para suceder a Juan si algo le pasaba.

Milite 5-. Y recordemos que el otro candidato es Héctor Lensher, un tipo del que corren rumores sobre ciertos asuntos turbios.

Néstor recoge del suelo el sombrero dejado por Juan y se lo pone en la cabeza.

Néstor-. Héctor es mi gran rival, pero es inestable para ocupar esta responsabilidad; está bien, yo Néstor Veira asumo con gusto y placer el cargo de Presidente de la Nación Argentina; y lo primero que hare será seguir cumpliendo la última voluntad de mi discípulo y entregarles a ustedes, los guardianes de su hijo, este pergamino.

José lo recibe.

José: Gracias señor Presidente; cuidaremos bien al hijo de su discípulo.

Néstor-. Bueno, mi primera orden será que lleven los cuerpos de los milites caídos a la municipalidad, y después de eso ayuden a los guardianes del hijo de Juan a bajar de aquí ¿Entendido?

Milites: ¡Si señor!

Los milites se retiran.

Casero-. Bueno humanos, termine mi tarea de sostener el pergamino, me vuelvo a mi mundo ¡Adiós!

El hornero desaparece en medio de una explosión de humo.

José-. Adiós Casero; vaya forma de desaparecer tienen estas cosas.

María-. Ven José, parece que el bebe quiere conocerte.

José-. Allí voy amor, disculpe Presidente.

José va al lado de su esposa.

Néstor-. No hay problema, ahora lo que debes hacer es estar al lado de ese niño que en el futuro será un poderoso milite; solo espero que ese misterioso hombre que invoco a Nahuelito no lo encuentre porque según lo que decía el pergamino es un hombre muy poderoso; y no se preocupen los milites y yo los vigilaremos, y ocultaremos la identidad del niño hasta que llegue la hora de revelarle la verdad.

Y lejos de allí, en las afueras de la ciudad, encontramos a este misterioso hombre de capa y túnica negra que apenas deja ver un rostro viejo y arrugado.

Misterioso hombre-. No se ve a Nahuelito ni siento su aura, ya veo, eres un maldito infiel, Juan, lo sellaste dentro de un bebe, sacrificando tu vida, y habrá que ver en quien lo sellaste, esta noche experimente una completa derrota, espero que el Infierno te reciba bien Juan; por suerte había previsto que algo así pasaría, no tengo otra que esperar 13 años porque recién ahí podre sacar con mi arte de sellado a Nahuelito del mocoso que hayas elegido como contenedor, y para esa época el mocoso quizás sea un milite de grado Infante, así que organizare algo para ese año, algo que haga que el mocoso recurra al aura de Nahuelito y además destruya este país hereje que ha retrasado mi plan de años y años de crear el mundo perfecto de paz y armonía ¡El Edén de Dios!

El misterioso hombre desaparece repentinamente.
Fin del prologo 2.

_________________
Milites Lordfirma1peke
Volver arriba Ir abajo
Lord Pikoro-Sama
Moderador
Moderador
Lord Pikoro-Sama

Mensajes : 4991
NIvel de Ki : 153
Edad : 32
Localización : Una colonia namekusei en America del Sur
Fecha de inscripción : 28/12/2008

Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitimeLun Sep 23, 2013 4:48 am

Y aca tenemos el primer capitulo:

Capitulo 1: Daniel y el último día de clases.
Y en un abrir y cerrar de ojos pasaron  13 años desde el ataque de Nahuelito a la ciudad de Zarate que le costó la vida a varios milites y al propio Presidente que decidió sellar la bestia dentro de su hijo Gustavo David Belgrano y darlo en adopción a una pareja de civiles para esconderlo del misterioso hombre que invoco al monstruo, ahora bajo el nombre de Daniel Ángel San Martin vive en una pequeña casa del centro de una ciudad que ha logrado reconstruirse y seguir adelante después del ataque de Nahuelito; estamos en una mañana de noviembre con clima primaveral, adentro de la casa de Daniel encontramos en la cocina a sus padres adoptivos María y José desayunando, de repente María gira su cabeza hacia una puerta cerrada.
María-. Hijo ¿Hasta cuándo vas a estar en ese baño? Llegaras tarde a la Academia Milite.
La puerta cerrada se abre y sale Daniel con anteojos, pelo marrón corto, remera verde, pantalón corto negro y una mochila negra en su espalda.
Daniel-. Perdón mama, sabes que me cuesta estar despierto minutos después de salir de la cama, es maravilloso estar en el mundo de los sueños.
María-. Pienso lo mismo hijo, pero es el ultimo día de clases en la Academia Milite, si llegas tarde se te van a enojar de lo lindo; en fin, siéntate con nosotros aquí tienes un mate y tortas fritas para desayunar.
Daniel agarra el mate pero no se sienta, lo termina y lo coloca en la mesa.
Daniel-. Gracias mama por el mate, pero no necesito comer esas tortas, como dices llegare tarde a la Academia, me voy yendo.
María-. Hijo ¿Cuál es el sueño de tu vida del que has hablado desde los 6 años?
Daniel-. Ya lo sabes mama, ser el humano más fuerte del mundo y de la historia, ser más fuerte que cualquier hombre y mujer que haya existido jamás; hoy es el ultimo día de clase en la Academia y después vendrán unos exámenes que si los supero seré un milite de rango Infante, y así mi sueño estará un poco más cerca de cumplirse.
María-. Entonces déjame decirte esto ¡Nunca serás el hombre más fuerte si no comes nada en el desayuno!
María agarra tres tortas fritas, las mete en una bolsa y se las ofrece a Daniel.
María-. Así que por favor toma esto y comételo en el camino a la Academia.
Daniel agarra la bolsa asustado por el grito de su madre.
Daniel-. Está bien mama, si así me lo pides me comeré esto; ahora debo irme, adiós mama, y papa nos vemos.
José-. Adiós hijo, seguí aprendiendo cosas.
Daniel se retira de la casa.
María-. Pensé que tenías la lengua cortada o algo así.
José-. María, tu eres la voz de caudillo aquí, mas desde que adoptamos a este pibe; pero bueno, como le prometimos al Presidente lo hemos estado cuidando bien y logramos alentarlo desde los 4 años para que entre a la Academia Milite de la ciudad después de terminar el Jardín de Infantes.
María-. Si, espero que le vaya bien, se convierta en un milite de rango Infante y sea el hombre más poderoso del mundo.
Afuera en la ciudad, los civiles se asombran al ver una figura saltando de cuadra en cuadra, esa figura es Daniel que comiendo las tortas fritas que le dio su madre piensa.
Daniel-. Jeje, adoro hacer esto, en lugar de caminar puedo usar la agilidad que conseguí con el entrenamiento en la Academia para llegar más rápido, y esto es una habilidad recontra básica, imagina cuando sea el hombre más fuerte, mis saltos serán más largos, podre levantar cosas enormes y hacer muchas de las maravillas que han hecho los milites más poderosos de este planeta; y lo más importante superare a los denominados Cuatro Grandes Milites.
Daniel se come la última torta frita, tira la bolsa y ve que en un reloj eléctrico de la ciudad figuran las 8:00 horas.
Daniel-. Ah mierda, ya comenzó la primer clase del día, debo apurarme, bien usare otra habilidad que conseguí con el entrenamiento, poder correr rápido.
Daniel corre a una velocidad que asombra a los civiles, pero en la corrida se cruza con otro reloj eléctrico y descubre que son las 8:02 horas.
Daniel-. ¡Puta madre! Voy a llegar tarde, si tuviera más poder en estas piernas llegaría rápido.
De repente Daniel empieza a correr más rápido y para su sorpresa ve que ha llegado a la entrada de la Academia y piensa.
Daniel-. ¡Bien! Llegue, pero otra vez ha vuelto a pasar esto, cuando estoy en situaciones como esta realizo cosas que no hago normalmente, en este caso correr más rápido de lo debido, me pregunto porque será, he hablado con el maestro Mariano y me ha dicho que es algo natural que les pasa a varios, pero no sé, nunca vi que los otros hagan cosas insólitas como yo; quizás sea yo alguien especial, la reencarnación de una divinidad griega o tendré adentro algo que me permite hacer esto.
Daniel observa el reloj eléctrico que hay cerca de la Academia y ve que son las 8:05.
Daniel-. ¡Ah! Se me hace tarde, otro día veré esto, ahora debo entrar al salón donde están las primeras clases del día, las de historia y de idiomas antes que sea más tarde de lo que ya es.
Y sin que Daniel lo sepa, en el techo de la Academia hay dos milites con mascaras blancas que lo están observando, uno empieza a hablarle al otro:
Milite 1-. Parece Iván, que el pibe está empezando a notar que algo extraño ahí adentro suyo.
Iván-. Mas precisamente está empezando a notar que Nahuelito está adentro suyo, pero sabes las órdenes del presidente Néstor para todos los milites de rango Paggio en adelante; no decirle a ninguno de rango Infante, ni a un civil, la verdad sobre ese pibe.
Milite 1-. Si, y nosotros debemos vigilarlo sin que él se dé cuenta.
Y adentro de la Academia, Daniel llega al salón de clases donde lo primero que ve es a un milite.
Daniel-. Hola maestro Mariano, disculpas por llegar tarde, sabe lo mucho que me agrada la tierra de los sueños.
Los niños y niñas que están sentados en los bancos del salón empiezan a reírse, no así Mariano.
Mariano-. Daniel Ángel San Martin, la tierra de los sueños es para haraganes que llegan tarde, ahora siéntate en tu banco.
Daniel-. Si maestro.
Daniel se siente en un banco y cuelga su mochila en la silla donde se sienta.
Mariano-. Bueno, les estaba diciendo y recordando que este es formalmente el ultimo día de clases que tendrán en esta Academia Milite de Zarate; y que dentro de dos semanas tendrán los exámenes finales donde verán si tienen las capacidades requeridas para ser un milite de rango Infante.
Daniel se asombra y piensa.
Daniel-. Un milite de rango Infante, eso es por lo que estado en esta Academia desde los 6 años en lugar de ir a una escuelita primaria común; obtener el rango Infante es mi primer paso para concretar mi sueño de ser el hombre más poderoso de la historia.
Enfrente del banco donde este Daniel, un chico de pelo negro corto de remera roja, pantalón corto azul y pendientes grises en cada oreja, le habla en voz baja al que tiene al lado.
Chico-. Bueno, dentro de dos semanas arrancara lo más pesado y molesto de esto.
Mariano-. Señor Lionel Bochini ¿Qué ha dicho?
Lionel-. Nada señor, le decía al amigo este que el sábado que viene juego un partido contra mis primos que son molestos y pesados.
Mariano-. Chicos, por favor tómense esto en serio, ya que muchos de ustedes son de clanes respetados y tienen la responsabilidad de seguir honrando ese respeto.
Lionel-. Por eso envidio a gente como Daniel, que no es de ningún clan famoso, solo es el hijo de padres ordinarios, así que no tiene que honrar a nadie.
Mariano piensa.
Mariano-. Ay, Lionel, tu no lo sabes pero Daniel tiene la mayor responsabilidad de todas, es el hijo del Presidente Juan Belgrano y de Eva Moreno, una de las mujeres milites más poderosas que dejo este país.
Mariano deja de pensar.
Mariano-. Bueno chicos, como el final de esto se acerca, dedicaremos estas clase de historia y conocimientos milite a revisar lo más importante del año; primero veamos que recuerdan de las clases, a ver Daniel ¿Cuáles son los rangos milites?
Daniel-. Fácil, son Infante, Paggio, Escuier y el nombre del rango supremo varía según el país, puede ser Presidente como en este país, Rey como en España, Gobernador General como en Nueva Zelanda, entre otros.
Mariano-. Muy bien, a ver Lionel ¿Quiénes son los Cuatro Grandes Milites?
Lionel-. Por suerte dos de ellos son lo que formaron este curioso Sistema Milite, el Emperador Otón I, el Papa Juan XII, el Gran Kan mongol Gengis Kan y el Sultán otomano Suleiman Kanuni.
Mariano-. Bien, después te preguntare en privado porque dices que es curioso.
Mariano busca otro alumno a quien hacerle una pregunta y ve que una chica de cabello largo y negro vestida con una remera roja, pantalón corto del mismo color y muñequeras blancas en cada una de sus muñecas, levanta la mano.
Mariano-. Ah, Natalia Pareto, tienes una inquietud, dímela por favor.
Natalia baja la mano y empieza a hablar.
Natalia-. Maestro, me estoy preguntando porque no hay ninguna mujer en ese grupo de los Cuatro Grandes Milites.
Mariano-. Bueno, como tú sabes estos cuatro hombres están en esa lista porque hay muchos registros de sus hazañas y de sus grandes poderes en el pasado, en el caso de las mujeres no se tienen muchos registros.
Lionel-. Quizás sea como dice mi viejo, las mujeres no sirven demasiado para ser milites.
Natalia se enfurece y se para de su banco.
Natalia-. ¿Qué dijiste pelotudo? Las mujeres podemos ser poderosas guerreras si nos lo proponemos, pero claro en tu clan históricamente ha habido solo milites masculinos como tu viejo descerebrado que te ha transmitido esa idea primitiva sobre la mujer.
Lionel-. Escúchame concheta, nadie habla mal de mi viejo, así que te voy a bajar los humos con mi balón.
Lionel se para y agarra un balón de futbol que tenía en una mochila colgada en su silla.
Natalia-. Tu baloncito será inútil frente a mi estilo de judo.
Lionel-. No me hagas reír, mi pegada con el balón hará que vayas a casa a jugar a las muñecas.
Mariano-. ¡Ya basta los dos! Siéntense ya mismo o serán expulsados de la Academia.
Natalia y Lionel se sientan, el chico guarda la pelota en la mochila.
Mariano-. Recuerden que las peleas entre ustedes están prohibidas aquí, y vos Lionel, te recuerdo que han existido en la historia mujeres muy poderosas como Boudica la Reina Guerrera de los icenos, Artemisia I de Caria que se destaco en las Guerras Medicas, Juana de Arco o Juana Azurduy de Padilla; incluso muchas dieron su vida defendiendo países, como mi madre Alicia Aymar que murió defendiendo esta ciudad de Nahuelito hace trece años.
Natalia-. Perdón maestro, no quise que recordara eso.
Mariano-. No hay problema Natalia; solo déjame terminar lo que no me dejaron, estos años están empezando a desfilar varias ideas en el mundo sobre crear la versión femenina de los Cuatro Grandes Milites; así que, quien sabe, quizás veas un gran avance sobre este tema.
Natalia-. Me alegra oír eso, y si no hay avances, veré que haya avances cuando cumpla mi sueño de ser Presidenta de este país algún día.
Mariano-. Me entusiasma escuchar tus deseos Natalia; bueno ahora hare otra pregunta, el que desea contestarla levante la mano por favor; ya escucharon que Lionel menciono a dos de los tres fundadores del Sistema Milite ¿Alguno podría decirme quien es el tercero?
Mientras alguien responde Hugo Capeto, Daniel piensa.
Daniel-. Casi se arma quilombo acá entre los dos chicos más fuertes de este curso.
Y pasa una hora.
Mariano-. Bien chicos, ahora pasaremos a la clase de idiomas, recuerden que esto es importante porque cuando sean milites viajaran a distintas partes del mundo y deberán relacionarse con los milites de esos países, hoy les daré la última clase sobre el idioma latín y les diré como será el examen final dentro de dos semanas, así que saquen sus carpetas de sus mochilas.
Los alumnos lo hacen, la clase avanza y otra hora pasa.
Mariano-. Muy bien, terminamos con la clase de idiomas de hoy, ahora llego la hora de la clases de habilidades que como les dije la clase pasada serán practicas que harán para los exámenes finales, así que síganme, vamos al salón donde hacemos esto, dejen sus mochilas acá por favor.
Todos los alumnos se paran y siguen al maestro, Lionel agarra la mochila donde está su balón, mientras camina Daniel piensa.
Daniel-. Esto último de idiomas va a ser difícil, pero no me preocupare; en estos 7 años he tenido cosas como matemática, lengua, ciencias naturales, química, estudios del aura, y todas las he superado estudiando, esto de idiomas no será la excepción.
Finalmente llegan al salón, este salón es grande y está rodeado de armas y cuadriláteros.
Mariano-. Bien, primero haremos las practicas con armas, espero que hayan entrenado esto en casa, recuerden que como milites en el campo de batalla a veces no podrán usar el combate cuerpo a cuerpo así que como segunda alternativa deberán usar armas y saber manejarlas con el aura, así que tomen un arma y súbanse al cuadrilátero que quieran y enfrenten al robot de práctica.
Cada alumno elige un arma, Daniel selecciona una katana japonesa.
Daniel-. Adoro esta arma made in Japón.
Mariano-. Si, un arma que los milites japoneses usan como si fuera una extensión de sus manos; ahora Daniel sube al cuadrilátero que quieras.
Daniel sube a un cuadrilátero, y rápidamente todos los estudiantes están arriba de los cuadriláteros, y cada una de las armas es rodeada de aura azul por los estudiantes.
Mariano-. Muy bien, veo que todos ya saben cómo rodear su arma de aura, así su arma tendrá mayor poder y capacidad de corte. Bueno es la hora de multiplicarme para ver mejor a cada uno de ustedes, gracias a una técnica creada en Japón ¡Arte de Multiplicación!
Apenas Mariano dice esas palabras unos dobles se desprenden de su cuerpo y se ponen cerca de los cuadriláteros, y el verdadero Mariano va a una pared y activa un botón y de repente una baldosa de cada cuadrilátero se abre y de cada baldosa surge un robot de piel gris con uniforme de milite argentino y armado también con un arma rodeada de aura azul.
Mariano-. Bueno recuerden que los robots de práctica no los van a matar, pero si los golpearan fuerte si ven que son débiles, así que tómenselo en serio, son 10 minutos de combate y solo me resta decir ¡Adelante!
Daniel piensa en ese momento.
Daniel-. Una de las maravillas robóticas de este siglo provenientes de Japón, los robots de práctica que usan un aura artificial, con ellos se reduce el trabajo humano en la Academia; y además están hechos de un acero que solo puede ser cortado con un ataque con aura, como por ejemplo un buen corte de esta katana rodeada de aura.
Y así empiezan las peleas de práctica, algunos alumnos tienen problemas enfrentando a los robots pero otros no tienen mucho problema, Lionel que tiene un nunchaku ha logrando arrojar al suelo a su robot de práctica, y Natalia que tiene una espada kodachi ha logrando atravesar el cuerpo de su adversario robótico; mientras Daniel choca su katana contra la katana del robot de práctica y piensa.
Daniel-. Mierda, esta chatarra es dura de vencer, es increíble que algunos hayan podido ocuparse de las otras chatarras, bueno hora de moverme más.
Daniel retrocede hacia una de las puntas del cuadrilátero, y apenas llega usa sus piernas para impulsarse hacia adelante e intentar atravesar al robot, pero para su sorpresa el robot intercepta el ataque produciendo un nuevo choque de katanas, cuando se produce Daniel piensa.
Daniel-. Maldito rejunte de metal, leyó e intercepto bien mi ataque, bueno a ver si se banca un ataque desde arriba.
Daniel pega un salto que casi le hace llegar al techo del lugar, y apenas baja se dispone a cortar a su adversario, pero este vuelve a interceptar el ataque produciendo otro choque de katanas, pero para sorpresa de Daniel el robot gana el choque y con su katana manda a volar la de Daniel y le hace un pequeño raspón en la cara.
Mariano-. Bien, ya pasaron los 10 minutos, deténganse ya mismo.
Mariano apreta otro botón de la pared y los robots que quedan en pie detienen su ataque y bajan por la misma baldosa donde salieron.
Mariano-. Veo que algunos pudieron derrotar a su adversario pero otros no, ahora bajen de sus cuadriláteros y dejen las armas al lugar de donde las sacaron mientras mis dobles me dicen bien lo que observaron.
Cada chico sale del cuadrilátero mientras los dobles de Mariano van disparados hacia su cuerpo introduciéndose en él; inmediatamente ya todos sus estudiantes bajaron de los cuadriláteros y dejaron las armas en sus lugares correspondientes.
Mariano-. Bien, mis dobles me han dicho que muchos de ustedes lograron vencer a su respectivo robot de practica como Natalia, pero otros no pudieron y tuvieron problemas para enfrentar a su adversario, a ellos les digo que sigan practicando en su casa con cualquier cosa, aun una escoba con aura sirve como arma de practica; porque el examen de esto será pelear contra un robot de practica usando un arma al azar que no podrán elegir ustedes. Ahora pasemos a la siguiente clase, el combate cuerpo a cuerpo, algo muy importante porque si un milite esta desarmado no le queda otra que usar su cuerpo para defenderse, vuelvan a sus cuadriláteros, ahora cada uno tendrá que pelear contra un clon mío para ver si han practicado todo lo que les he transmitido sobre combate cuerpo a cuerpo.
Y mientras cada estudiante vuelve a sus respectivos cuadriláteros, nuevos dobles salen del cuerpo de Mariano y de un salto van a cada cuadrilátero y sacan los robots de práctica derrotados en la clase de armas.
Mariano-. Como los robots, mis clones no los mataran pero golpearan fuerte si son débiles y a diferencia de los robots les recordaran algunas de mis enseñanzas si los ven flojos, son otros 10 minutos, así que ¡Comiencen!
Y las peleas de estudiantes contra clones empiezan, algo pasa en el cuadrilátero de Natalia.
Natalia-. Doble barato de mi maestro, a ver qué le parece un buen agarre de judo.
Natalia agarra rápidamente con su mano derecha la solapa del uniforme milite del clon, y con su mano izquierda la manga del uniforme del clon y rápidamente se pone a espaldas del clon
Natalia-. Esto es una ¡Kumikata!
Rápidamente le aplica un agarre al clon que cae de espaldas, el clon de desaparece en una cortina de humo.
Natalia-. Si el clon desaparece es porque gane la pelea de práctica.
Mariano-. Correcto Natalia.
Todos los estudiantes miran sorprendidos la rápida victoria de Natalia, y Mariano piensa.
Mariano-. No podía esperar menos de la hija del Clan Pareto que en este país domina completamente todas las técnicas del judo.
Mariano deja de pensar.
Mariano-. ¿Qué hacen mirando? Concéntrense en su adversario, si fuera una pelea real ya estarían muertos por distraídos.
Todos retoman sus combates, en su cuadrilátero Lionel piensa.
Lionel-. Esa jetona sí que sabe pelear, si me hubiera peleado con ella, terminaba en el hospital; creo que mi viejo estaba equivocado, una chica puede ser una milite poderosa si se lo propone, pero bueno yo no soy un debilucho.
Dejando de pensar, y luego de esquivar un par de golpes del clon le da una patada con su pie izquierdo que lo manda a volar y haciendo que desaparezca.
Y en el cuadrilátero de Daniel, hay un gran intercambio de golpes de puño pero repentinamente el clon le pega a Daniel una patada en la cara que lo manda al borde del cuadrilátero y le hace otro raspón en la cara.
Clon-. ¿Qué ocurre Daniel? Empezaste bien y ahora bajas el ritmo, si fuera una pelea real esa patada hubiera ido a tu garganta y te hubiera matado rápidamente  en lugar de solo provocarte otro rasponcito en la cara.
Daniel-. Muy bien, copia barata prepárate.
Y de repente Daniel usa sus piernas para impulsarse hacia el clon, este le tira un puñetazo pero Daniel lo esquiva y le propicia al clon una lluvia de puñetazos en el estomago y remata la secuencia con un uppercut derecho en el mentón que manda a volar el clon que desaparece en una nube de humo; alegre Daniel piensa mirando su cerrado puño derecho.
Daniel-. ¡Si! No cabe duda, mi fuerte es el combate cuerpo a cuerpo, especialmente mis puños.
Sorprendido, el verdadero Mariano piensa.
Mariano-. Bien, después de que Lionel uso una patada característica del Clan Bochini para deshacerse del clon, Daniel realizo una brillante secuencia de golpes para ser el tercero en terminar su pelea, parece que su fuerte será sin duda la pelea cuerpo a cuerpo, especialmente con los puños.
Y rápidamente se cumplen los 10 minutos, muchos lograron vencer a su clon, otros no.
Mariano-. ¡Alto! Ya pasaron los 10 minutos, bajen de sus cuadriláteros enseguida.
Mientras los chicos cumplen la orden, los clones que quedaron en pie vuelven al cuerpo de Mariano.
Mariano-. Bueno, a diferencia de la pelea con armas donde muchos no vencieron al oponente, aquí veo que muchos de ustedes lograron vencer, eso marca digamos que uno de sus puntos fuertes es este apartado; pero no se confíen, los que vencieron a sus oponentes sigan practicando porque en el examen final, deberán pelear contra un clon aun más poderoso que el que enfrentaron, así que no aflojen. Y ahora pasemos a la clase final del día, la de lanzamiento de armas arrojadizas, síganme e iremos al salón dedicado a esta última clase.
Mariano y los chicos llegan al salón que se ve un poco más chico que el anterior y se observa, cerca de la entrada, una canasta llena de armas arrojadizas y, al final del salón, un blanco con silueta humana.
Mariano-. Bueno, como saben a veces ocurre que los enfrentamientos entre milites no se resuelven de manera cercana o cara a cara, así que aquí entran en escena las armas arrojadizas que bien usadas pueden terminar una batalla, pero eso depende de la pericia y habilidad del tirador, cosas que ustedes están aprendiendo aquí; así que veamos si han practicado esto también, agarren un arma de esta canasta, formen una fila a una distancia prudente del blanco y lancen su arma, recuerden que para que el tiro sea exitoso su arma debe o clavarse en un punto vital como el corazón o atravesar el cuerpo del blanco que está hecho del mismo acero resistente que se usa para forjar las armas de un milite y el cuerpo metálico de los robots de práctica.
Lionel le hace una seña a Mariano mostrándole la pelota que tiene dentro de la mochila.
Mariano-. Ah, me olvidaba Lionel que tu estilo de combate se basa en el lanzamiento de ese balón con las piernas y las manos, bueno acomódate primero en la fila y espera que tus compañeros elijan sus armas.
Los alumnos escogen sus armas, Natalia escoge un shuriken circular de cuatro puntas y Daniel un kunai corto, rápidamente todos los chicos forman una fila con Lionel al frente.
Lionel-. Bueno, supongo que empiezo yo ¿No es así maestro?
Mariano-. Si Lionel, empiezas tú.
Lionel-. Perfecto, así no esperare mucho.
Lionel coloca la pelota en el suelo e inmediatamente le pega con su pie izquierdo haciendo que el balón salga disparado hacia el blanco logrando atravesarle el pecho al blanco e incrustarse contra la pared dejando un hueco en ella.
Lionel-. Bien, iré a buscar mi balón, pido perdón por el hueco en la pared, no me contuve, quería mostrarles que dómino una de las técnicas básicas de mi clan, el Tiro del León.
Todos los estudiantes quedan sorprendidos, menos Natalia y Mariano que piensan.
Natalia-. Bueno, ese tiro no fue la gran cosa, yo con mis puños puedo hacerle un hueco más grande a esa pared.
Mariano-. Aquí tenemos una técnica típica del Clan Bochini, los milites futboleros de este país.
Mientras Natalia y Mariano dejan de pensar, rápidamente Lionel vuelve con su balón a donde está la fila.
Mariano-. Excelente Lionel, en una lucha real esto mata instantáneamente a tu adversario; y ya que el blanco no fue destruido, lo seguiremos usando, que pase el siguiente de la fila.
Y así pasan los estudiantes tirando sus armas arrojadizas al blanco, algunos fallan en acertar al blanco, otros no; y ahora es el turno de Natalia que lanza su shuriken y logra clavarse exitosamente en el corazón del blanco.
Mariano-. Bien Natalia, en una lucha real clavar un arma en el corazón del enemigo es casi una muerte segura, salvo que haya un buen milite medico en el medio que cure la herida y la hemorragia correspondiente
Y tras los lanzamientos de otros estudiantes llega el turno de Daniel que piensa.
Daniel-. Bueno, a ver si tirar piedras a una pared en un baldío que está cerca de casa fue una buena idea.
Daniel lanza su kunai al blanco y logra clavarse en el brazo izquierdo del blanco.
Mariano-. El brazo izquierdo no es un punto vital importante, si fuera una batalla real, tu rival seguiría atacando aunque en algún momento puede empezar a sufrir las consecuencias de tener un arma clavada; de todos modos Daniel sigue practicando, lograste por lo menos clavar tu arma en el blanco.
Y así culminan todos los lanzamientos por parte de los estudiantes, algunos empiezan a mostrar signos de agotamiento
Mariano-. Bien, hemos terminado con la práctica de lanzamiento  de armas arrojadizas de hoy que al mismo tiempo es la última clase, les diré que en el examen final deberán clavarle su arma al blanco en un punto vital si quieren aprobar, por eso les digo que sigan practicando no importando como hayan salido ahora.
Lionel-. Bien, entonces ya nos podemos ir de acá, mire que algunos ya estamos un poco agotados por este inhumano ritmo.
Mariano-. No, Lionel, falta que les explique algo más, el último examen final que tendrán en esta Academia.
Lionel-. Oh mierda, otro mas ¿Y qué tenemos que hacer en ese examen?
Mariano-. Pues deberán realizar con éxito el ataque básico que un milite hace con su aura.
Natalia-. ¿Ataque básico?
Mariano-. Si, como les he explicado el aura es la fuente de energía de un milite, gracias a él podemos hacer cosas increíbles como saltar a grandes alturas, correr a velocidades increíbles, pelear cuerpo a cuerpo y realizar extraordinarios ataques a distancia cuando no tenemos objetos para lanzar.
Lionel-. Es el mismo aura que en la Edad Moderna jubilo el uso de armas de fuego y que los creadores de este sistema creían que era algo que provenía de Dios y solo para ellos, que boludos, seguro que se sorprendieron al ver que los que ellos llamaban herejes podían usarlo sin problemas.
Mariano-. Bueno Lionel, recuerda que la mentalidad del hombre de la Edad Media, especialmente de los reyes o Papas era muy religiosa, creían que todo venia de Dios; recuerda eso para el examen final de historia.
Natalia-. Las mentalidades varían de una era a otra; y maestro, el ataque básico ¿Es el que usan todos los milites con una sola mano?
Mariano-. No, ese es el ataque básico de rango Paggio en adelante, para ustedes los aspirantes a Infantes y los que tengan ese rango, deberán usar los dos brazos.
Daniel-. ¿Y nos va a explicar ahora en qué consiste ese ataque básico que debemos realizar en el último examen?
Mariano-. Para eso estoy aquí Daniel, ahora presten atención porque solo lo hare una vez, como el blanco de la práctica de lanzamiento no fue destruido lo usare como destinatario del ataque; así que atentos, primero deben pararse de frente con las manos para abajo, segundo deben concentrar su energía en dos puntos que son las palmas de sus manos.
De repente en las palmas de las manos de Mariano se manifiesta aura azul.
Natalia-. ¡Oh! ¡En cada mano del maestro hay aura!
Mariano-. Tercero cuando la energía azul aparece en ambas manos deben, sin desconcentrarse y con el blanco en mente, juntar las manos hacia un costado para atrás.
Cuando junta y pone las manos para atrás, las auras de las manos de Mariano se unen en una sola que deslumbra a los alumnos por su brillo azul.
Daniel-. Wow ¡Como brilla eso!
Mariano-. Y cuarto cuando el aura solitaria se forma deben poner sus manos mirando para adelante y listo.
La energía sale disparada y corta al medio al blanco impresionando a los alumnos.
Lionel-. ¡A mierda! Además de imponente el ataque es poderoso, logro cortar fácil al muñeco ese.
Natalia-. Eso dice que el maestro es un groso y uno de los milites más fuertes de este país.
Daniel-. Pero maestro ¿Acaso también debemos cortar al medio a un blanco?
Mariano-. Así es, eso indicara que ustedes son dignos de tener el rango Infante y esta banda.
Señala la banda con la bandera argentina plastificada.
Mariano-. Esta es la prueba de que son milites, y este uniforme inspirado en los gauchos de la Guerra de Independencia lo tendrán cuando consigan el rango Paggio por si van a preguntar eso.
Natalia-. Entendido maestro, pero dígame ¿Este ataque básico lo creo o ideo alguien?
Mariano-. Es bueno que lo preguntes Natalia, este ataque fue creado por el antiguo Rey de Hawái conocido como Kamehameha I.
Lionel-. ¿Kamehameha? Parece un nombre sacado de un dibujo animado.
Mariano-. Nada más lejos de la realidad, Kamehameha I fue un poderoso rey que unifico las tierras hawaianas luego de arduas luchas con varios señores de la guerra y formo el Reino de Hawái y después adopto el Sistema Milite donde agrego que todos los que quisieran formar parte de sus  tropas milite debían hacer este ataque para ser admitido como milite de rango Infante; un ataque que dicen dominaba como pocos e incluso se rumorea que con él podía barrer fácilmente a sus enemigos; luego de su muerte su ataque fue adoptado en todo el mundo como parte del examen final para ser Infante y  se denomino Onda Kamehame en honor a este emperador.
Daniel-. Fascinante historia, entonces debemos hacer en el último de los exámenes finales una Onda Kamehame.
Mariano-. Así es, y les diré que examen final tendrán en cada día de la última semana, primero el lunes tendrán el examen de historia, el martes el de idiomas, el miércoles el de combate con armas y cuerpo a cuerpo, el jueves el de lanzamiento de armas arrojadizas, y el viernes será el definitivo examen con la Onda Kamehame; recuerden que deben aprobar todos los exámenes para ser un milite de rango Infante, sino deberán volver el año que viene, pero solo a hacer los exámenes de nuevo, ósea no deberán hacer las clases de nuevo. Bueno solo me resta decir que las clases han terminado, ahora vuelvan a sus casas y practiquen y estudien mucho, en el fondo quiero que todos ustedes sean milites de rango Infante porque todos tienen talento, solo que ese talento debe tener mucho entrenamiento, ningún milite es poderoso de un día para otro, solo el entrenamiento duro y puro lo hace progresar. Ahora sin nada más que decirles, adiós y nos vemos, supongo que sus padres estarán esperándolos afuera.
Y afuera de la academia vemos a varias personas mayores, entre ellas están María y José,  de repente ambos se asustan cuando ven una sombra enorme de una persona en el suelo pero cuando escuchan su voz se tranquilizan.
Persona enorme-. Mis viejos amigos, José y María, tanto tiempo sin verlos.
José-. Y tanto tiempo sin verte, Sebastián Pareto,  milite y cabecilla del Clan Pareto.
El enorme y musculoso hombre de pelo corto negro vestido con un uniforme de judo celeste y calzado con zapatos negros se pone enfrente de la pareja.
María-. Hola Sebastián, vienes aquí por tu hija Natalia supongo.
Sebastián-. Así es, vengo por mi hija, el orgullo mío, de mi esposa y del clan; y ustedes vienen por Daniel, el hijo de alguien muy famoso.
De repente un olor fuerte a cigarrillo sienten Sebastián, María y José, ese olor viene de un cigarrillo que fuma un hombre de mediana altura, cabello enrulado negro, con camiseta celeste y blanca, pantalón negro corto y pendientes grises en cada oreja.
Hombre-. Che Sebastián, no abras tu enorme jeta demasiado, recorda que el Presidente ordeno que ningún civil sepa el secreto del hijo de María y José.
Sebastián-. Si Diego, gracias por recordármelo.
José-. Diego Bochini, milite y cabecilla del Clan Bochini, otro que hace tiempo no veo.
Diego-. Hola José ¿no buscas nuevos rumbos?; y María ¿seguís con este todavía? Me sorprende ver que duran mucho tiempo juntos.
José- ¿Para qué nuevos rumbos si estoy bien con ella?
María-. Si Diego, estaré con él para siempre, nuestra relación durara para siempre; no como la tuya que duro 2 años porque se te ocurrió salir con otra mujer.
Sebastián-. Es así el estilo de vida de Diego, aunque tenga un hijo para cuidar como Lionel siempre anda viendo nuevos rumbos.
Diego-. Bueno grandulón, me gusta disfrutar mi vida de este modo, quien sabe, quizás mañana tenga una misión y no salga vivo de ella.
Sebastián-. Bien hombre del pucho, es tu vida, yo la disfruto con mi esposa, mi hija y entrenando todos los días.
Diego-. Aunque coincidimos en algo, somos milites que debemos defender a todos los argentinos y ponernos el uniforme cuando nos llame el Presidente.
Sebastián-. Es cierto Diego ¡Ah! Creo que aquí vienen los chicos.
De la puerta de la Academia Milite salen varios chicos, entre ellos Daniel, Natalia y Lionel que de inmediato ven a sus padres y corren hacia ellos.
Natalia-. Hola papa, así que decidiste venir tú a buscarme en lugar de mama.
Sebastián-. Si hija, a veces es bueno estar a solas con tu hija; dime ¿Te fue bien el día de hoy?
Natalia-. ¡Claro papa!  Incluso fui la primera en vencer a su oponente en la clase de combate cuerpo a cuerpo.
Sebastián-. ¡Bien hecho! Eres digna del Clan Pareto.
Diego-. Buenas tardes Lionel, supongo que la rompiste hoy.
Lionel-. Si viejo; en la clase de lanzamiento literalmente le atravesé el pecho al blanco con el Tiro del León.
Diego-. Bien ahí pibe; seguís siendo digno de mi clan.
María-. Daniel, hijo ¿Cómo te fue en la Academia?
Daniel-. Bien, mama; fue difícil pero logre vencer a mi rival en la clase de combate cuerpo a cuerpo.
José-. Bien hecho, parece que progresas de a poco.
María-. ¡Ah! ¿Qué son esos raspones en la cara? ¿Acaso te peleaste con alguien?
Daniel-. No mama, me los hicieron los rivales de práctica en las clases de combate con armas y cuerpo a cuerpo.
María-. ¿Pero no te dolieron?
Daniel-. No mama, tranquilízate, solo son raspones y no cortes en la cara, con el tiempo se irán tranquilamente.
Diego-. Si hubiera estado en una batalla real esa carita estaría muy roja en lugar de tener unos leves rasponcitos.
Natalia-. Déjeme decirle señora que Daniel ha demostrado tener agallas, si entrena duro pasara el examen final para ser oficialmente un milite.
Lionel-. Mas que agallas, este amigo tiene huevos, no tiene padres milites pero pone todo para progresar.
Daniel-. Gracias por el aliento amigos, es que mis padres me contaron muchas historias sobre los grandes milites de esta nación y del resto del mundo, así que decidí seguir sus hazañas y no solo igualarlos sino ser el hombre más poderoso de la historia.
Diego-. El hombre más poderoso de la historia, quizás serás el segundo más fuerte porque Lionel será el primero que le romperá el culo a cualquier enemigo; y seguro hoy ya ha demostrado ser el estudiante mas groso de su clase.
Daniel-. Señor de rulos, ya verá que el que le romperá el culo a cualquiera seré yo; y déjeme decirle que el más groso de nuestro salón es la persona que voy a señalar con el dedo.
Daniel señala a Natalia, Diego queda sorprendido.
Diego-. No jodas pibe ¿Estas diciendo que esa piba es la más poderosa del curso? Es una chica, es imposible eso.
Natalia-. Era obvio que la visión de Lionel sobre la mujer provenía de este viejo estúpido de rulitos.
Lionel-. Viejo, déjame decirte que es verdad, Natalia es la más poderosa de nuestro curso, si la enfrento me rompe el culo, la espalda y varios huesos; odio contradecirte viejo pero tu visión sobre que la mujer no sirve para esto es falsa.
Diego-. Ósea que sirven para el combate; yo pensaba que solo servían para curar heridos o tareas domesticas, parece que estaba equivocado; bueno Lionel, volvamos a casa, quiero tomar un buen vino, aclararme las ideas y disfrutar la noche.
Lionel-. Bien viejo, y yo estaré ahí para asegurarme que no salgas borracho de casa; Daniel, Natalia, señores estirados, nos vemos.
Lionel y Diego se marchan mediante un gran salto.
Natalia-. Parece que padre e hijo han largado su visión machista sobre la mujer.
Sebastián-. Hija, admiro lo que hiciste, es difícil cambiar la mentalidad de alguien tan cerrado como Diego; y tu Daniel fuiste valiente al responderle siendo él un milite de rango Escuier, sigue con tu sueño, porque quizás seas el hombre más fuerte del mundo, pero mi hija será la mujer más fuerte del mundo y Presidenta de esta nación.
Daniel-. Está bien señor; a mí me importa un rábano la política, solo quiero ser el más fuerte, si en el futuro quieren que sea el Presidente responderé diciendo que busquen a otro o otra.
Natalia-. Y entonces me dejaras a mí como Presidenta de esta nación, eso me alegra; en fin papa creo que deberíamos volver a casa.
Sebastián-. Si hija, vayamos antes que tu madre empiece a hacer sonar mi celular; bien Daniel, José y María, nos despedimos.
Natalia-. Daniel, entrena duro para estar más cerca de tu meta.
Daniel-. Claro que entrenare ¡Chau Natalia!
Natalia y Sebastián se marchan con otro gran salto.
José-. Felicidades hijo, veo que te estás ganando el respeto de los que son los dos alumnos prometedores de tu clase; eso significa que vas por buen camino.
Daniel-. Si papa, pero debo seguir entrenando y estudiar para las pruebas escritas; así que empezare un entrenamiento más intensivo que nunca.
José-. Y yo estaré ahí como siempre para ayudarte con mis conocimientos de educación física.
María-. Bueno chicos, creo que nosotros deberíamos ahora volver a casa y caminando sin pegar grandes saltos.
Daniel-. Lo siento mama, pero el entrenamiento intensivo empieza ahora, iré a casa saltando.
Daniel se va saltando.
María-. ¡Daniel vuelve aquí con nosotros!; ya se adelanto el desobediente, ahora vera cuando lleguemos a casa.
José-. Déjalo María, no hace nada malo, solo ejercita sus piernas, si le vas a hacer algo estaré ahí para defenderlo.
María-. Ustedes dos realmente son buenos socios, está bien no le diré nada; pero si no aprueba los exámenes finales, vera mi furia estallar.
José-. El se esforzara al mango para no sufrir tu ira divina, en fin vámonos a casa.
María y José se van del lugar abrazados; mientras en la Academia Milite, Mariano mira por una ventana lo sucedido, de repente alguien con mascara se le aparece por atrás.
Mariano-. Iván ¿Ya termino tu ronda de vigilancia del hijo de Juan Belgrano?
Iván se saca su máscara revelando su cabello largo gris y su banda de milite argentina.
Iván-. Así es Mariano, recuerda que mi turno de vigilancia es desde la madrugada hasta que el pibe sale de esta Academia ¿Y cómo lo ves al hijo de Juan Belgrano?
Mariano-. Lo veo bien, no es uno de los mejores estudiantes pero tampoco es uno de los peores, tiene fortalezas y debilidades, si corrige estas últimas entrenando y estudiando todos los días tiene grandes posibilidades de egresar de esta Academia.
Iván-. Ya veo, entonces seguiremos lo que haga con mucho entusiasmo.

_________________
Milites Lordfirma1peke
Volver arriba Ir abajo
Krilín
Administrador
Administrador
Krilín

Mensajes : 13552
NIvel de Ki : 38
Edad : 28
Localización : Templo Jedi, Coruscant - Villa Oculta de la Hoja
Fecha de inscripción : 06/10/2008

Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitimeLun Sep 23, 2013 11:30 pm

¡Bueno! Parece que me salté un capítulo este verano. Hay que ver el universo que te estás montando, Pikoro: me encanta la mitología de anime encuadrada en el mundo real, como si Nahuelito fuera una bestia Bijû y el Kamehame-Ha lo hubiera inventado el rey africano. Aún así me parece que hay cosas que podrías hacer para mejorar tu narrativa, si te interesa. Si los aceptas, me gustaría darte unos consejos para enriquecer la historia y hacerlo más interesante al lector. ¡Pero desde luego imaginación no te falta!

_________________
Milites XqiRdDn
Volver arriba Ir abajo
Lord Pikoro-Sama
Moderador
Moderador
Lord Pikoro-Sama

Mensajes : 4991
NIvel de Ki : 153
Edad : 32
Localización : Una colonia namekusei en America del Sur
Fecha de inscripción : 28/12/2008

Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitimeDom Sep 29, 2013 7:11 am

Acepto cualquier consejo Krilin, asi que dalos tranquilo (aunque tene en cuenta que podria no seguirlos).
Y el Kamehameha de este universo fue creado por un rey de Hawaii (isla ubicada en el Pacifico) que poco y nada tiene de africano:
http://es.wikipedia.org/wiki/Kamehameha_I

_________________
Milites Lordfirma1peke
Volver arriba Ir abajo
Krilín
Administrador
Administrador
Krilín

Mensajes : 13552
NIvel de Ki : 38
Edad : 28
Localización : Templo Jedi, Coruscant - Villa Oculta de la Hoja
Fecha de inscripción : 06/10/2008

Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitimeLun Sep 30, 2013 2:01 am

Eso, hawaiano quería decir. No sé por qué se me ha colado "africano".

Bueno, pues lo que te quería sugerir es, para empezar, que separes el texto en párrafos, por escenas por ejemplo. El lector se sentirá más recompensado por la lectura y animado a seguir si tiene puntos de referencia que le hagan sentir que avanza en lugar de estar atascado en una gran masa de texto.

El segundo ya queda más a tu juicio porque depende mucho del estilo que le quieras dar a tu historia, pero me resultan muy extraños tus diálogos. Sobre todo porque los personajes usan frases larguísimas y se dicen en voz alta cosas que ya conocen. Se nota mucho que lo que quieres es dar información al lector, pero eso lo que hace es sacarle de la historia. Como alternativa puedes hacer los personajes solo hagan referencia a esas cosas y dejar que el lector ate los cabos por su cuenta, o ponerlas en boca del narrador y ya está.

Esto último ya queda más a tu criterio, porque sí que es cierto que en el manga (cuyo estilo sin duda estás imitando, y no seré yo quien te recomiende parar) son habituales los largos diálogos expositivos, pero me resulta raro leerlos aquí. Creo que es posible alcanzar el término medio.

¡Y a ver cuándo llega el capítulo 2, que ya quiero leer como sigue la historia! Very Happy

_________________
Milites XqiRdDn
Volver arriba Ir abajo
Lord Pikoro-Sama
Moderador
Moderador
Lord Pikoro-Sama

Mensajes : 4991
NIvel de Ki : 153
Edad : 32
Localización : Una colonia namekusei en America del Sur
Fecha de inscripción : 28/12/2008

Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitimeLun Oct 07, 2013 5:20 am

El primer consejo me parece interesante, lo tomare.
El segundo veremos.
Y el segundo capitulo ya esta en mi mente (como el 90% de la historia), solo me falta escribirlo...

_________________
Milites Lordfirma1peke
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Milites Empty
MensajeTema: Re: Milites   Milites I_icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Milites
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dragonball Film: La Película, The Movie :: Off-Topic :: Cine y TV :: Fanart y Fanfic-
Cambiar a: